Cochabamba, Bolivia, Domingo 9 de diciembre de 2018
Revista Así

Tres técnicas para practicar la asertividad

Aumentar tamaño de letra Dismuir tamaño de letra Dismuir tamaño de letra Dismuir tamaño de letra Dismuir tamaño de letra VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 60.833333333333
Compartir
TEXTO: PEDRO GONZÁLEZ NÚÑEZ LAMENTEESMARAVILLOSA.COM FOTO: TYPSETET.BETA.IMGX | 09/12/2018



Las técnicas para practicar la asertividad mejoran la seguridad en ti y tus capacidades comunicativas con otros individuos. A continuación tres de ellas:

1. Disco rayado. Se trata de una técnica muy útil cuando queremos mantener una postura determinada ante alguien que no para de insistir en que hagamos algo.

La otra persona insistirá e insistirá tratando de llevarnos a su terreno. Es una forma de manipulación —en muchos casos inconsciente— que pretende que terminemos cediendo por agotamiento.

Se llega al punto en que su insistencia es tan insoportable que deseamos terminar a toda costa con ella; y eso significa que, probablemente, acabaremos cediendo.

La técnica frente esta táctica de acoso consiste en fijar un argumento que repetiremos una y otra vez ante la insistencia del otro. Por ejemplo, una persona necesita que participes en un acto y tú necesitas descansar. El disco rayado sería este mensaje: “estoy cansado y necesito descansar”. Dar siempre el mismo mensaje, hará que no gastes recursos en pensar posibilidades y darle vueltas al tema.

2. Hablar de cómo me siento en vez de atacar. Normalmente cuando algo nos molesta o pensamos que no res-petan nuestros derechos, solemos usar el “tú”, por ejemplo, “eres un desastre porque no has limpiado nada”. En estos casos, la otra persona se siente atacada y su respuesta será la de contestar a la agresión como protección, generando una discusión.

En cambio, si hablamos desde el “yo”, diciendo como esa situación te hace sentir, será más fácil despertar la empatía del otro y más difícil que la situa-ción termine en un enfrentamiento, pudiendo llegar a acuerdos.

3. La técnica del banco de niebla. Se trata de encontrar un punto en que ambas personas estén de acuerdo, aunque sea mínimo, y usarlo para mostrar que tienen un nexo de unión que puede servir de base para acercar posturas.

Si usas estas tres técnicas para practicar la asertividad, verás como tu comunicación con los demás mejora notablemente.

Por otra parte, también lo hará tu discurso interno, que dejará de trabajar con lo que podría haber sido, desapareciendo buena parte de los autorreproches, arrepentimientos y sentimientos de culpa.l



  • QUIENES SOMOS:



Copyright © 2003-2019 Opinión. Todos los derechos reservados.