Cochabamba, Bolivia, Domingo 10 de septiembre de 2017
Revista Así

Auxilio... ¡No hay química en la alcoba!

Solución. La pasan genial juntos, pero en la cama hay mucho que mejorar. La comunicación es la clave, dentro y fuera de la habitación, para mejorar y empezar a disfrutar también de la intimidad.<BR>
Aumentar tamaño de letra Dismuir tamaño de letra Dismuir tamaño de letra Dismuir tamaño de letra Dismuir tamaño de letra VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 57.142857142857
Compartir
TEXTO. universoalessandra.com/// FOTO. 2.bp.blogspot.com, userscontent2.emaze.com/// | 10/09/2017



HABLAR PARA SER FELIZ

Se llevan muy bien, se divierten cuando están juntos y comparten un montón de cosas, pero en la cama… ¡Son un desastre! Hablo en plural porque el sexo es de a dos. No vale echarle la culpa al otro porque no te gusta cómo te practica sexo oral o porque tu quieres que te trate furiosamente y él es un dulce que te besa suavemente durante el encuentro íntimo. Entonces, ¿cuál es la solución para una pareja que no se lleva bien en la cama? ¡La comunicación!.

Si bien hay amantes con los que el sexo fluye maravillosamente, hay otros con los que no. Y en este último caso, deberás evaluar si te gusta y le ves potencial a la pareja como para hacer el esfuerzo de sentarte a tener una conversación, que será difícil, y así ambos comprometerse a un cambio.

Hazte a la idea de que ningún hombre cumplirá con la extensa lista de requisitos que tienen la mujeres. Por lo tanto, si tienen una linda relación, pero el sexo deja bastante que desear, ¡vale la pena intentarlo! y solo necesitas platicarlo con él. Por eso mismo, aquí se comparte varios consejos para que te animes a hablar de sexo con tu pareja:

* Intenta familiarizarte con ciertas palabras para tener el valor de decirlas en voz alta. Haz un listado de las palabras relacionadas con la sexualidad. Luego, cuando estés a solas, repítelas en voz alta, una y otra vez, hasta que dejen de incomodarte. Así será mucho más fácil decirlas sin que te suenen extrañas.

* Encuentra el lugar y el momento adecuados para hablar porque la conversación será incómoda. Evita las situaciones de vulnerabilidad como cuando están en la cama.

* Debes tener muy claro lo que quieres comunicar. Y si no lo tienes, déjale saber que quisieras abrir un foro para que discutan cierto tema o situación, pero que aún no tienes claridad absoluta al respecto.

* Habla sobre tus experiencias y preferencias. Haz sugerencias y rehúye de las acusaciones. Con frases como “A mí me gusta…” o “quisiera que…” obtendrás mejores resultados.

* No supongas nada. Cuando creas que están llegando a determinadas conclusiones, verifica con tu pareja para ver si ambos están en la misma línea.

* Tiene que haber espacio para la negociación. Tu puedes expresar tu punto de vista, pero tu pareja tiene el mismo derecho a dar a conocer el suyo, que puede coincidir o no con el tuyo. La idea es buscar aquellos aspectos en los que coinciden, o en los que pueden llegar a un acuerdo, sin que ninguno de los dos haga o se someta a nada que no quiera hacer.

Pueden llegar a ciertas conclusiones como resultado de la conversación, pero eso no significa que serán inal-terables por el resto de sus vidas.

Los gustos y preferencias, así como las necesidades, van cambiando.

La edad, el nivel de madurez y las nuevas fantasías provocan nuevos

intereses y deben estar abiertos a continuas conversaciones.





  • QUIENES SOMOS:



Copyright © 2003-2017 Opinión. Todos los derechos reservados.