Cochabamba, Bolivia, Domingo 16 de abril de 2017
Revista Así
Arte religioso en Cochabamba

El lenguaje de tres retablos

Aumentar tamaño de letra Dismuir tamaño de letra Dismuir tamaño de letra Dismuir tamaño de letra Dismuir tamaño de letra VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 60.749063670412
Compartir
TEXTOS. mariel claudio cornejo// FOTOs. Dico Solís// | 16/04/2017



Semana Santa. Hoy, miles de feligreses acudirán a los templos para participar de la celebración eucarística de domingo de Pascua y puede ser una excelente oportunidad para observar con más detalle lo que está detrás del altar: manifestaciones artísticas y religiosas dignas de ser admiradas.

Hoy, domingo de Pascua, todas las iglesias estarán repletas de fieles cristianos, para expresar su júbilo por la resurrección de Jesús de Nazaret. Este sentimiento estará acompañado por las palabras de los sacerdotes quienes celebrarán la misa delante de hermosos retablos, que con su brillo y belleza acompañarán y complementarán las ceremonias religiosas.

Los retablos, colocados detrás de los altares, son hermosas manifestaciones artísticas que forman parte del patrimonio histórico y arquitectónico religioso de cada ciudad. Estos poseen exquisitas decoraciones arquitectónicas y escultóricas.

La mayoría han sido fabricados con diferentes materiales como piedra, mármol, madera, metales, esmalte, terracota, yeso u otro material. Algunos por ejemplo, están esmaltados con una lámina de oro y otros fueron repujados en láminas plata.

En los retablos se sitúan imágenes de deidades, santos, vírgenes y ángeles en diferentes lugares y alturas. Existen figuras talladas al estilo barroco, muchas de ellas repujadas en metales preciosos. También destacan decoraciones cargadas de simbología religiosa.

“El retablo remonta su origen a la costumbre litúrgica de poner reliquias de los santos sobre los altares. Este evolucionó hasta convertirse a finales de la Edad Media en una gigantesca máquina de alabastro, que albergaba ciclos completos de la vida de Cristo, de la Virgen y de los santos y que ocupaba toda la cabecera de la iglesia”, menciona el historiador Alfonso Rodríguez en la web artehistoria.com.

En Cochabamba, existen varios retablos, imponentes y representativos de la arquitectura religiosa colonial. La mayoría de estos se encuentra en iglesias del casco viejo de la ciudad, a pocas cuadras unas de otras.

Según la arquitecta Patricia Dueri Méndez, experta y especialista en temas de Patrimonio Histórico, la ciudad de Cochabamba tiene 10 iglesias católicas, que cuentan con retablos representativos de la época colonial, vale decir, entre los siglos XVI, XVII y XVIII.

Los templos de San Francisco, San Juan de Dios y Santa Teresa poseen retablos imponentes y son una muestra de este arte religioso colonial.

Iglesia de san francisco

Este convento e iglesia, ubicado en la calle 25 de Mayo y Bolívar, es uno de los monumentos religiosos más antiguos de Cochabamba. Su edificación se inició en 1581. Casi dos siglos después se la reconstruyó y en 1926 fue nuevamente remodelada perdiendo gran parte de sus detalles originales.

En su interior, la iglesia franciscana posee un retablo de madera revestido en pan de oro, que está apoyado en el muro testero detrás del altar.

“El retablo se compone de tres cuerpos horizontales y tres calles verticales, con un remate en cuya cúspide se encuentra la figura de Dios Padre Todopoderoso. A los laterales se encuentran varios ángeles mestizos en posición hincada y con las manos juntas”, menciona la experta.

Al centro del retablo está la imagen de la Virgen de Copacabana, que es madre y protectora de esa orden religiosa. Esta imagen está rodeada por un arco de decoraciones y tiene a sus pies, una media luna de plata y la bandera bolivia-na. Debajo de la Virgen se encuentra el tabernáculo, una pieza donde se guarda el pan consagrado en la eucaristía y la imagen de un Cristo crucificado. Está rodeado por seis columnas, tres a cada lado.

Juan Carlos Calderón, el párroco del Convento de San Francisco, explicó que alrededor de la Virgen de Copacabana se encuentran imágenes de santos importantes en la religión católica.

“En la parte inferior, tenemos a Santo Domingo (a la izquierda) y a San Francisco (a la derecha). A lado y arriba de la Virgen está Santa Clara y dos hermanos de nuestra orden franciscana”, mencionó.

Según Calderón, para la orden franciscana es común adornar sus iglesias con imágenes de santos representativos.

“Los retablos de la época colonial se caracterizan por mostrar a una iglesia imponente, donde se colocaban a los santos más importantes de nuestra fe; y, de manera especial, nosotros que somos franciscanos, ponemos a nuestros hermanos para que la gente pudiera entender que desde lo humano se llega

a la santidad”, comentó Calderón.

Iglesia de santa teresa

Por cédula real, en 1753, se funda el monasterio de las carmelitas descalzas de la Santísima Trinidad.

La inauguración de la iglesia y del convento, situados en la plazuela Del Granado

en la calle Baptista esquina Ecuador, fue el año 1790.

“El retablo de esta iglesia presenta una estética que se adecúa más a la decoración neoclásica que a la del barroco mestizo, contrasta con los tradicionales retablos coloniales”, mencionó Dueri.

El retablo está divido en dos cuerpos, tres calles definidas por la presencia de cuatro columnas, que soportan un gran friso y un elevado remate que tiene varios rayos resplandecientes.

En la parte superior se encuentra un triángulo que representa a la Santísima Trinidad con rayos dorados rodeado de seis querubines con alas doradas saliendo de las nubes. Por debajo, se ubica el escudo de la orden carmelita con tres estrellas que representan las virtudes teologales (fe, esperanza y caridad); está rodeado por un círculo de flores y un ángel, en la parte superior del mismo.

“El escudo del Carmen es de color blanco y café. El blanco representa la aspiración que tenemos a la gloria y, el café simboliza la riqueza de nuestra humanidad que espera participar de la gloria”, comenta el padre Marcelo Araníbar, capellán de la iglesia de Santa Teresa.

En los laterales se encuentra la imagen de San Elías, profeta de Palestina e inspirador de la orden, y la de Santa Teresa. Además, al centro está la Virgen del Carmen, situada en una hornacina repujada en plata.

Debajo de la Virgen está el sagrario, un hermoso tabernáculo repujado en plata al estilo barroco.

El retablo posee cuatro columnas que tienen un fuste liso y pintado con textura de mármol, en cuyo medio se encuentran varias decoraciones.

Iglesia de san juan de dios

En el lugar donde se encuentra este templo, calle Esteban Arce casi calle Calama, funcionó el primer hospital de Cochabamba, llamado “San Salvador” y fundado el año 1574.

Casi un siglo después, en 1652, se entrega el hospital a la orden San Juan de Dios y en 1690 se construye un convento religioso.

En 1974 se remodela la iglesia respetando su característico estilo barroco mestizo. Desde la fachada, la iglesia emana paz por sus hermosas torres de campanario. En su interior se destaca el altar que tiene un retablo sencillo compuesto por dos cuerpos y tres calles, que está dividido por pilastras con capiteles compuestos.

En la parte superior está ubicado un Cristo Crucificado de gran tamaño

y se distingue un arco trilobulado. En la parte inferior y al centro, se encuentra un sencillo sagrario.

Como se puede ver, estos tres retablos, junto con otros, forman parte del patrimonio religioso y arquitectónico de Cochabamba. Cada uno posee significados religiosos y culturales que se perpetúan con el transcurso del tiempo.

Retablo

Obra de arte que se coloca tras el altar,

realizada sobre piedra, madera o metal, y decorada con esculturas, pinturas o ambas a la vez.

Dato

La palabra retablo proviene de la expresión latina retro tabularum que significa “tras el altar”. Los materiales con los que fueron fabricados son diversos, como por ejemplo: piedra, mármol, 

toda clase de maderas, metales, yeso u otro material. 








Copyright © 2003-2017 Opinión. Todos los derechos reservados.