Cochabamba, Bolivia, Domingo 8 de enero de 2017
Revista Así

“Casa del Arquitecto”, un patrimonio

Aumentar tamaño de letra Dismuir tamaño de letra Dismuir tamaño de letra Dismuir tamaño de letra Dismuir tamaño de letra VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 52.727272727273
Compartir
Por: TEXTOS. TATIANA CASTRO ESCALANTE/// FOTOS. CORTESÍA PATRICIA DUERI/// | 08/01/2017


El antiguo edificio llama la atención en la cuadra por sus características arquitéctónicas de principios del siglo XX, y por el buen estado en el que se encuentra. Se trata de la Casa del Arquitecto ubicada en la calle Junín, cerca de la Calama.

De acuerdo a documentación del Colegio de Arquitectos de Cochabamba, el edificio pudo haberse construido antes de 1915, aunque no existe registro preciso al respecto. El único testimonio existente es una inscripción en la verja de fierro forjado donde se lee ¨Juan Vosga 1915¨.

El arquitecto Carlos Lavayén dice que Vosga era un reconocido herrero cochabambino fabricante de objetos en hierro. Desde su punto de vista la construcción se realizó la primera década del siglo XX porque era costumbre colocar la verja una vez que las casas estaban terminadas. No antes de la construcción.

Por algunas investigaciones realizadas se deduce que el constructor de la obra pudo haber sido Don Miguel Tapias Pont, quien además fue autor de varias obras en Cochabamba, como ser la actual ¨Casa Bata¨ en la plaza principal 14 de Septiembre, la Facultad de Medicina de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), el actual mARTadero, el convento de Santa Clara y varios mausoleos en el Cementerio General de la ciudad, entre otros.

Fue en los años 80 que el Colegio de Arquitectos de Cochabamba decidió comprar y restaurar el edificio. En ese entonces (1987 - 1989), el directorio estaba presidido por el arquitecto Jorge Maldonado y el Comité Pro Sede por el arquitecto Francisco Moreno.

Impulsaron la política de aportar a la preservación del patrimonio cochabambino adquiriendo el inmueble de la familia Canedo-Rivero, ubicada en la calle Junín Nro 476.

El inmueble presentaba varios deterioros y había la necesidad de hacer una intervención. Por esta razón, el directorio lanzó un concurso de méritos para la dirección de la obra. El ganador fue el fallecido arquitecto Gabriel Bermúdez. La obra duró ocho meses y se inauguró el 29 de julio de 1989 con la presencia de autoridades municipales y departamentales. La fecha coincidió con las Bodas de Plata del Colegio de Arquitectos y en el acto se condecoró al estandarte de la Institución.

Este esfuerzo fue recientemente reconocido por el Gobierno Municipal de Cochabamba con la promulgación de una Ley Municipal de julio de 2016 que declara a la “Casa del Arquitecto” como patrimonio histórico arquitectónico del municipio de Cochabamba.





ESTILO ARQUITECTÓNICO

El edificio de la “Casa del Arquitecto” es uno de los pocos ejemplos de arquitectura que muestra la transición entre el eclecticismo, estilo vigente durante las primeras décadas del pasado siglo y el naciente estilo francés Art Nouveau.

El arquitecto Marco Antonio Ma-cías explica que en la fachada principal del inmueble se observa espacios interiores y elementos decorativos, se observa la conjugación de elementos de reminiscencia clásica y neohistoricista, con otros, marcados por las manifestaciones del modernismo.

Este criterio es compartido por el arquitecto Carlos Lavayén que dice que el edificio es el primero de la época en eliminar los patios interiores. Se trata de un diseño más fun- cional; un estilo respetuoso con la naturaleza, donde aparecen las imágenes de las aves, los dibujos de las garzas y especies vegetales.

Se destaca la combinación de la piedra y del ladrillo. “Es una visión del modernismo en contra del neoclásico”.

Carlos Lavayén dice que se concibe el hall como el área que distribuye el espacio de todas las dependencias en el edificio.

A lo largo de 27 años, la “Casa del Arquitecto” ha cobijado a la comunidad de arquitectos de Cochabamba para el desarrollo de actividades, no solo de carácter gremial, sino también, cultural, social, recreativo y de formación.

También se ha constituido un centro de reuniones y punto de encuentro con otras instituciones y organizaciones de la sociedad civil. Así como escenario de discusión y debate sobre las problemáticas de interés común para la ciudadanía.

La “Casa del Arquitecto” fue honrada con la visita de huéspedes ilustres como los arquitectos, Ramón Gutiérrez, José Luis Roca, Roberto Segré, Alberto Petrina, Eladio Dieste, Juan Carlos Calderón, Sergio Corian, entre muchos otros.

Marco Antonio Macías señala que existen historias y testimonios en torno a la “Casa del Arquitecto” dignos para la anécdota, como el de un antiguo portero, que comentaba que, por su sobriedad y estética, algunos ocasionales transeúntes la confundían con una iglesia, persignándose a su paso en señal de respeto.

“A 100 años de su construcción, el inmueble de la Casa del Arquitecto se ha convertido en un referente urbano que expresa y representa la identidad del Colegio de Arquitectos de Cochabamba”.

La declaratoria de la “Casa del Arquitecto” como patrimonio histórico arquitectónico de Cochabamba es un referente para que otros inmuebles edificados a lo largo del siglo XX sean también objeto de protección legal para promover su preservación histórica.

ESPACIO

El edificio fue construido en un terreno de 1.098 metros cuadrados. Ocupa un área de 469 metros cuadrados distribuida en dos plantas. Los materiales que se usaron en la construcción fueron piedra, ladrillo, entrepiso de madera, carpintería de puertas y ventanas de madera.

Presenta un solo acceso y en la fachada hay un balcón que se remata en la parte superior con un frontón. En el interior se tiene varias molduras y diversos mobiliarios que son parte de la tendencia Art Nouveau y que fueron adquiridos conjuntamente con el inmueble al momento de la compra.

Actualmente, la “Casa del Arquitecto” no solo es una sede profesional sino un patrimonio histórico y arquitectónico reconocido de los cochabambinos. Además, es un modelo para la ciudadanía en la preservación y conservación del patrimonio arquitectónico de la ciudad.

Se ha convertido en un documento histórico para la ciudad, porque en su espacio se han llevado a cabo muchas reuniones y eventos diferentes donde se han tratado temas de importancia para el desarrollo urbano y arquitectónico de la región.

En su espacio se ha recibido a personalidades de gran importancia a nivel mundial relacionadas con el Urbanismo y la Arquitectura, entre los cuales citamos a José Luis Roca, Roberto Segré, Manuel Castells, Alberto Petrina, Fernando Carrión Mena, Curtis Fentress, Juan Carlos Calderón, Cristian Stalberg, Ezequiel Uson, Gerardo Salinas, Enrique Morales Méndez, Isabel Ordieres y Rosa Cervera, entre otros.

El asesor científico de National Geographic, Rualdo Menegat, también estuvo en el edificio centenario para participar en el tema de Toro Toro.

En el auditorio se hicieron numerosas reuniones en las que se debatió problemas de gran importancia para la ciudadanía, como ser el agua, el transporte, el parque Tunari, las áreas verdes, los planes de desarrollo municipales, la protección del patrimonio, la restauración de la Casona Mayorazgo, entre muchos.

En el año 2006 el Colegio de Arquitectos de Cochabamba dio su apoyo para la realización del Proyecto mARTAdero.

En noviembre del año 2008 se realizó un coloquio sobre patrimonio donde surgió la idea de tener un día al año dedicado al Patrimonio, de esta forma el Municipio declaró el último día del mes de Septiembre el “Día del Patrimonio Cochabambino”.

A futuro proyectan las instalaciones como un Espacio de Promoción Cultural porque su capacidad fue rebasada para albergar todas las actividades del Colegio de Arquitectos de Cochabamba.






Copyright © 2003-2017 Opinión. Todos los derechos reservados.