Cochabamba, Bolivia, Domingo 8 de octubre de 2017
Ramona

Octubre de película en Trinidad

Filmes clásicos y nacionales, encuentro con directores y charlas magistrales se desarrollarán los días 10 y 12 de octubre en la capital beniana.
Aumentar tamaño de letra Dismuir tamaño de letra Dismuir tamaño de letra Dismuir tamaño de letra Dismuir tamaño de letra VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 0
Compartir
Por: Redacción | 08/10/2017

El país necesita más espacios de exhibición para el cine. Es necesario que se multipliquen las actividades no solo de producción cinematográfica y audiovisual, sino también aquellas que permiten un contacto directo entre el público, las realizaciones y los realizadores. En este contexto se celebrará en el Beni un peculiar encuentro de cine, se trata de la primera versión de “Octubre de película en Trinidad”.

Entre los días 10 y 12 de octubre, se realizarán en Trinidad tres exhibiciones, se trata de una función extraordinaria de El acorazado de Potemkin (Sergei Eisenstein, 1925), que será musicalizada en vivo por la Orquesta el Instituto Beniano de Bellas Artes; La bala no mata (Gabriela Paz, 2012), que contará con la presencia de su directora, quien compartirá con el público su experiencia; y la última película será I am Bolivia (Anche Kalashnikova, 2006), se contará con la presencia de la directora del filme y de Hugo Francisquini, director artístico del largometraje.

Las actividades se complementan con la presentación del libro Notas y Críticas de Cine en La Esquina (Editorial 3600) del crítico e investigador Claudio Sánchez, y dos charlas magistrales sobre documental, a cargo de Gabriela Paz.

El acontecimiento, que cuenta con el apoyo de la Dirección Municipal de Cultura, en coordinación con el Instituto Universitario de Artes, el Instituto Beniano de Bellas Artes y la revista on line Cinemas Cine, pretende seguir contribuyendo al desarrollo de la cultura cinematográfica del departamento. Ricardo Gutiérrez, gestor del proyecto en Trinidad, señala: “Esperamos que el público estudiantil responda positivamente, que esto no quede acá, que este sea el principio de un largo camino en la construcción de una nueva forma de disfrutar el cine”. Gutiérrez coordinó el Festival de Cine y Video Amazónico Majarapa’i en sus tres versiones (2012, 2013 y 2014).

“Mi película no se ha visto en Trinidad”, indica Gabriela Paz. “Me encantaría saber si en alguna medida el público logra identificarse con el documental”. La bala no mata es un proyecto que recupera el testimonio vivo de los protagonistas anónimos de la Revolución Nacional de 1952, un hecho histórico que cambió Bolivia.

La programación para este encuentro ha sido elaborada en función de tres elementos. Por una parte, la celebración del cine clásico que en este caso festeja el centenario de la Revolución Rusa, con la exhibición de una de las piezas claves de la cinematografía mundial, como es el caso de la obra de Eisenstein. El segundo criterio fue el de ver cine boliviano y poder concretar el encuentro con sus realizadores, de este modo se eligió un documental y una ficción. Ambas películas tienen en común ser dirigidas por mujeres.

“Una de las formas de acercarse al cine nacional sigue siendo lo que se ha escrito sobre las películas. Todavía nos falta trabajar como país en la difusión de nuestro cine, por eso resulta también importante este libro”, sostiene Claudio Sánchez. El crítico, que acaba de presentar su nuevo libro en La Paz, siente que es “importante” llegar a otras ciudades del país en busca de democratizar cada vez más el acceso a la producción. “Hay que romper esta hegemonía centralista que todavía se conserva en Bolivia”.








Copyright © 2003-2017 Opinión. Todos los derechos reservados.