Cochabamba, Bolivia, Domingo 9 de abril de 2017
Ramona

La Marcha de la Viuda, CD virtual

Aumentar tamaño de letra Dismuir tamaño de letra Dismuir tamaño de letra Dismuir tamaño de letra Dismuir tamaño de letra VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 0
Compartir
Por: Ernesto Guevara Quiroz | 09/04/2017



El autor, músico de rock y de folclore presenta su nueva producción que se puede descargar gratuitamente de internet.

Esta nueva exploración musical que tengo a bien presentar, por encargo del mismísimo Tío de la Mina, es producto de una serie de conversaciones con mi más cercana alma creativa, Ximena Sarmiento, con quien desde hace mucho nos dimos a la tarea de cambiar la crítica por la propuesta, el tributo por la exploración y la distancia por la música. Desde que presentamos el CD/cuento La K’acha Viuda, durante el Primer Convite del 2012, comenzó una aventura por la recuperación de un personaje de la tradición oral andina, que derivó en la inclusión de La Viuda en la danza de la diablada, gracias a un proyecto presentado por Ximena a la Diablada Ferroviaria.

La Viuda ha cobrado bastante atención y ha sido replicada tanto en diabladas en el interior como en el exterior del país, demostrando que la vena creativa orureña sigue aportando al folklore de Bolivia y, por lo tanto, al Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, manteniendo viva la cultura por la dinámica del folclore.

Como antecedente musical a La Marcha de la Viuda, en febrero del 2012 se publicó el CD La Furia de Huari, un experimento musical para guitarras y charango que en nueve temas narraba “La leyenda de Huari”. Ese disco fue una primera aproximación a la mitología andina. Ahora, más concentrado en algunos personajes de la diablada, se propone una serie de exploraciones musicales sobre la base un solo tempo para todas las piezas musicales, 135 BPM (beats per minute), que equivale, si Dios quiere, al tempo en que marchan, saltan y danzan los diablos. Lo que propone este nuevo trabajo son ocho piezas instrumentales interpretadas con guitarras y sintetizador:

1. “Alma Sucia” recupera la presencia de la compañera del Condenado, una hermosa chola vestida de negro conocida como Alma Sucia, personaje remoto de la danza de la diablada de Oruro que llevaba velo, quizás porque también era viuda.

2. “Condenado” es una representación de la muerte presente en danzas andinas como la diablada. Este personaje se ha visto recientemente en las representaciones coreográficas de la diablada.

3. “Tremarctos Ornatus” es el nombre científico del oso andino, del jukumari que también está presente en la diablada. Este tema es un desagravio al oso andino (especie en peligro de extinción) que fue golpeado por humanos sin alma en Tiraque.

4. “Cóndor” es un tema que imagina la majestuosidad del ave mayor de los andes, que contempla desde las alturas la marcha de los pecadores hacia el Socavón.

5. “Jukumari” recupera “La leyenda del Jukumari”, que afirma que este ser tiene la capacidad de seducir a su víctima con su gracia y ternura, para luego poseerla.

6. “El rapto” antes de que el Carnaval de Oruro sea enrejado, el jukumari seducía a sus víctimas danzando la diablada, y con astucia pasaba del romance al rapto.

7. “Al Diablo” es una pieza instrumental corta de un solo acorde (Do+). Apareció por primera vez como epílogo del tema “Donde está la ira” de Bajo Tierra, en el álbum de 2006 titulado Al Diablo.

8. “La Marcha de la Viuda” es una composición en ritmo de diablada para guitarras que se adhiere a la representación coreográfica del cuento de “La K’acha Viuda”, perteneciente a la tradición oral de Oruro y que se representa en la diablada. Es también un aporte musical a las celebraciones de los 60 años de la Diablada Ferroviaria.

Todos estos temas musicales se han compuesto y grabado pensando en los diversos personajes de la danza de la diablada de Oruro; algunos de ellos ausentes y otros con menos fama que el propio Diablo, pero igual de importantes.

Este CD es virtual porque no existe en versión física y solo se accede a él a través de internet, lo que permite su rápida distribución y una versátil reproducción por medio de celulares y computadoras, omitiendo el uso de plásticos y papel.

Para finalizar, espero que este nuevo disco tenga una oportunidad en la mente de quien disfrute curiosear música. En lo personal, es un rencuentro con las guitarras acústicas y la mitología andina, con las voces de las montañas que esconden saberes que solo por medio de la meditación musical se pueden conocer (o imaginar). Las voces de las montañas no son otra cosa que los aires chocando contra las rocas, tampoco se asusten; pero, eso sí, sepan que son aires de diablada.

Para descarga gratuita, el disco se halla en los sitios: www.ernestoguevaraquiroz.wordpress.com y www.facebook.com/eguevaraquiroz.

Músico - ernestoguevaraquiroz.wordpress.com

Discografía

Ernesto Guevara Quiroz ha grabado los discos: Dúo Guevara Paniagua - Los Chaskosos de Siempre, Temple Records (2002); Bajo Tierra - El Secreto, Temple Records, Iguana Planet (2003); Bajo Tierra - Jallpa Urapi, Temple Records (2004); Bajo Tierra - Al Diablo, Temple Records, Centro Púrpura (2006); Bajo Tierra - Esperanzas, Temple Records (2007); Ernesto Guevara Quiroz - Canta la Tierra, Temple Records, Centro Púrpura (2009); Bajo Tierra - Las Ratas de Siempre, Temple Records (2010); Ernesto Guevara Quiroz - Altiplano Sur, Centro Púrpura, CEDIB (2010); Ernesto Guevara Quiroz - El Rastro del Saqueo, CEDIB (2010); Ernesto Guevara Quiroz - Regresando, CEDIB (2010); Ernesto Guevara Quiroz - Amanece Dignidad, CEDIB (2011); Ernesto Guevara Quiroz - … por nacer, CEDIB (2011); Ernesto Guevara Quiroz - La Furia de Huari, CEDIB, Centro Púrpura (2012); Ernesto Guevara Quiroz - El Quirquincho, CEDIB, Centro Púrpura (2012); Ernesto Guevara Quiroz - La K’acha Viuda, Centro Púrpura (2012); Ernesto Guevara & Ximena Sarmiento - María de los Músicos, Centro Púrpura (2014); Bajo Tierra - Niño Minero, Temple Records (2017) y Ernesto Guevara Quiroz - La Marcha de la Viuda, Centro Púrpura (2017).








Copyright © 2003-2017 Opinión. Todos los derechos reservados.