Cochabamba, Bolivia, Domingo 28 de julio de 2013
Ramona
PRESENTACIóN EN SANTA CRUZ DE AMALIA, DESDE EL ESPEJO DEL TIEMPO, DE GABY VALLEJO

Amalia

Aumentar tamaño de letra Dismuir tamaño de letra Dismuir tamaño de letra Dismuir tamaño de letra Dismuir tamaño de letra VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 0
Compartir
Por: Homero Carvalho Oliva | 28/07/2013

La vida de una persona y su significado puede ser un horizonte inalcanzable, pero es propósito de quienes escriben biografías intentar atrapar esa existencia en palabras elocuentes y apropiadas, que representen los espacios temporales mostrando la infancia, la juventud, la experiencia y la madurez que viene con la vejez de los protagonistas. 

Toda vida es compleja, las explicaciones casuales o razonables de algunos hechos, pueden tener otras explicaciones para los demás, pero para el protagonista tiene su verdad que es inobjetable y gracias a estas interpretaciones es que podemos contar el pasado ubicando sensatamente su lugar en la historia de los seres humanos, lugar que no podríamos comprender si no lo concebimos como parte de una historia mayor que es la de los pueblos. La vida de todo ser humano, por humilde que éste sea, es parte de la historia mayor de las naciones.

Pero, al mismo tiempo, toda historia personal se va modificando de acuerdo a las experiencias culturales, políticas, económicas y sociales que viven las sociedades en determinados momentos cruciales de su devenir, por eso es importante brindarle el contexto temporal, geográfico e histórico.

El tiempo, cuya única medida son nuestras acciones, corre inexorable, pero en los seres humanos el tiempo también es el espacio interior, es la historia de la voluntad y del coraje, como de la debilidad y de los fracasos, esa es la materia con la que Gaby Vallejo trabajó en primera persona esta hermosa biografía, que nos provoca gratos recuerdos, trayéndolos desde los lugares de la memoria de la protagonista, a los recortes de prensa y a los testimonios de amigos y familiares.

Gaby escribe, pero la voz es la de Amalia, la nuestra, la Villa de la Tapia, que al igual que la otra, la norteamericana, Amelia Earhart (1897-1939), supo conquistar los cielos con coraje y con la pasión con la que las mujeres asumen los mayores desafíos de su vida. La nuestra nació en Potosí en 1893 y mientras la otra realizaba sus hazañas en los cielos de su país, la nuestra lo hacía en nuestros cielos.

La prosa inconfundible Gaby, esta vez se trasmuta en la voz de Amalia, en este libro subtitulado Desde el espejo del tiempo, biografía novelada de la primera aviadora boliviana, y alcanza amplios hitos con cargas poéticas y profundas. Amalia era “una niña de sueños raros”, como lo son las grandes personalidades de la Tierra. Cuyos sueños desafiaron los prejuicios de la época de que las mujeres nacieron para casarse, ser religiosas o maestras.

La voz de Amalia nos va contando cómo cumplió su sueño en la ciudad de Lima, en la Escuela Civil de Aviación de Bella Vista y luego en Francia, cómo rompió los prejuicios y recibió el apoyo de su familia. En la escuela de aviación peruana entregó su alma y su fe y se hizo piloto o pilota, para decirlo como ella lo hubiese querido.

“Recuerdo, 15 de marzo de 1922 ¿fue mi destino o mi decisión? No tenía miedo ni al motor ni a la altura, ni a la muerte. Ya había practicado demostraciones y acrobacias aéreas. Pero una poderosa emoción me tomaba entera.” Nos cuenta Amalia cuando se tomó una fotografía con uniforme junto a su avión curtis. Y luego la noticia del 7 de abril de 1922, en un periódico paceño, que informa que la “aviadora boliviana Villa de la Tapia he efectuado con éxito su primer vuelo en Lima”, en otro periódico en junio de ese mismo año aclaran que es la primera aviadora sudamericana. ¡Qué orgullo! A veces olvidamos que tenemos estas heroínas y es necesario que alguien nos lo recuerde.

Es una biografía muy bien escrita, en la que hay párrafos que por su fuerza evocativa y poética me remontan a la inmortal figura de Juan Sebastián Gaviota, la prosa de Gaby le sugiere al lector una Amalia Gaviota siempre superándose, queriendo alcanzar el infinito.

La biografía novelada está sustentada en archivos institucionales y familiares, libros, recortes de prensa y de internet, así como entrevistas a quienes la conocieron y amaron como Ramiro Molina, director del Acervo histórico Coronela de aviación Amalia Villa de la Tapia..

Thomas Carlyle afirma que “la biografía es la única y verdadera historia”, así que esta obra, hecha de los recuerdos del protagonista, así como de los recuerdos de la familia, los amigos y de la gente que sostuvo alguna relación laboral, es la verdadera historia de Amalia Villa de la Tapia y de su época.

Un excelente trabajo que solamente pudo haber realizado una escritora de la extraordinaria talla de Gaby Vallejo, cuya obra he apreciado desde el primer libro que leí y sigo con mucha admiración. La obra está dividida en tres capítulos y un exlibris que nos explica de donde procede este libro y cómo se dio la búsqueda de Amalia, de su voz y de las otras voces que la acompañan.

____

*Palabras leídas por el escritor beniano en Santa Cruz, durante la entrega del libro Amalia, desde el espejo del tiempo (Editorial Kipus), de la escritora cochabambina Gaby Vallejo. La actividad se cumplió hace pocos días con el apoyo de las Fuerzas Aéreas de Bolivia y las Mesas Redondas Panamericanas, en el Centro Simón I. Patiño de la capital oriental.



  • QUIENES SOMOS:



Copyright © 2003-2018 Opinión. Todos los derechos reservados.