Cochabamba, Bolivia, Domingo 15 de enero de 2012
Ramona
ENTREVISTA AL DIRECTOR DE CAMINOS CELESTIALES, PELíCULA NACIONAL QUE SE ESTRENA ESTA SEMANA

Saulo Chinchero: “Caminos Celestiales es una tesis sobre el más allá para la sociedad”

Aumentar tamaño de letra Dismuir tamaño de letra Dismuir tamaño de letra Dismuir tamaño de letra Dismuir tamaño de letra VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 0
Compartir
Por: Andrés Rodríguez R. | 15/01/2012


Otro año inicia para la producción cinematográfica nacional. La cinta encargada de comenzar otro ciclo es Caminos Celestiales, la ópera prima del director, guionista y actor paceño Saulo Chinchero. Todo el proceso para tener la película finalizada requirió alrededor de dos años. Fue financiada con recursos propios, a través de productores y apoyo de la familia del director.

La premier de la cinta se realizará el lunes 16 en el MegaCenter (La Paz), el martes 17 y miércoles 18 en el Cine Center (Cbba y Scz respectivamente). El estreno nacional estará disponible para el público paceño (MegaCenter, Monje Campero y Multicine), cochabambino (cine Center) y cruceño (cine Center) desde el jueves 19.

A pocos días del lanzamiento del filme, la RAMONA entrevistó al director, Saulo Chinchero, para conocer acerca de la producción, y así también entender los deseos del director debutante de transgredir en la industria como Geroge Lucas, además de entender la visión y duras críticas que vierte sobre el cine nacional.

¿Cómo nació el proyecto de Caminos Celestiales?

Siempre quise realizar proezas que impresionen al ser humano. Después de realizar varios cortos a nivel amateur, el 2004 un vendedor de libros se me acerca y me ofrece varios tipos ellos, y noto uno en especial “Volver a Nacer: la ciencia de la reencarnación”, el cual adquiero y lo estudio detalladamente y desde entonces nace uno de mis caminos celestiales, “La reencarnación” y se comienza a armar Caminos Celestiales. Ayudado de varios libros doctrinales concluí con mi sinopsis el 2009, revelando que el nacimiento, la vida, la muerte y la reencarnación son llaves para abrir de alguna manera el cielo, los cuales son los pilares fundamentales del filme.

Por lo que se lee en la sinopsis del filme los elementos centrales de la trama son la ciencia ficción y lo espiritual ¿Cómo es que esta combinación surge, considerando que el primer género en particular no ha sido abordado (o escasamente) por nuestro cine?

Muchos catalogan al filme en la ciencia ficción, y este género trata de narrativas que suelen ser irreales para la sociedad pero que tiene respaldo científico. Creo que mi respaldo es la realidad de los cuatro protagonistas. Caminos Celestiales es una tesis sobre el más allá para la sociedad. Surge de la curiosidad del ser humano, sobre los temas que nunca podrá resolver y eso transmite el cine universal, aquel que le interesa al público. La productora “Filia Films”, fundada por mi persona, propone ya no hacer cine boliviano, si no simplemente “cine” y explotar temáticas apocalípticas que siempre tendrán relación con nuestra cultura.

¿Qué influencias-realizadores y películas- consideras como fundamentales para la elaboración y realización de Caminos Celestiales?

Siempre he admirado a George Lucas por Star Wars. Este cineasta impuso una narrativa diferente en el anterior ciclo y lucho contra toda una industria cinematográfica. Intento hacer precisamente lo mismo.

En una entrevista hablas acerca de una investigación que realizaste, el cual señala que el público está insatisfecho con las producciones nacionales, ¿Cómo valoras al cine boliviano de los últimos años? ¿Qué películas y realizadores consideras que sean referencia para la producción nacional de la última década?

El cine boliviano ha tenido muchos éxitos en el exterior, pero paralelamente han fracasado en su recaudación y han dejado sin fondos al Concejo Nacional de Cine (Conacine). Los filmes demuestran su calidad técnica pero no demuestran interés por el público. Tanto Marcos Loayza, Paolo Agazzi, Juan Carlos Valdivia y Rodrigo Bellot destacan por sus reconocimientos y trabajos en cintas como Cuestión de fe, El Atraco, American Visa y ¿Quién mato a la llamita blanca?, sin embargo sus películas, a pesar de que contaron con inversiones de más de 100 mil dólares, no lograron tener un superávit en sus recaudaciones, por lo que algunos no recuperaron la inversión y otros continúan debiendo al Conacine, ocasionando que cineastas jóvenes no puedan disponer de un centavo por la falta de eficiencia de estos directores. Es por esta razón que ninguno de los directores y filmes nacionales tuvo influencia en Caminos Celestiales.

Desde el 2009, año en el que se estrenó una gran cantidad de películas y del cual surgieron buenas producciones como Zona Sur, El Ascensor y Hospital Obrero, el 2010 y 2011 se han mostrado como años en los cuales la producción se ha visto reducida tanto en cantidad como en calidad, salvo por algunas cintas como Inal Mama, y ¿Por qué quebró McDonalds?, ¿Cómo explicas este bajón de cantidad y calidad que se viene viviendo?

Zona Sur fue uno de los mejores trabajos en el factor técnico, pero su narrativa decepcionó a todos los espectadores. El público quiere que le despierten emociones al ver una película, y este filme muestra una telenovela lineal que no tenía final. El Ascensor tuvo mucha aceptación por su propuesta narrativa, sin embargo ya existe un filme hollywoodense de los años 70 con el mismo nombre. Hospital Obrero fue otra decepción para todos los espectadores, me comentaban que algunos que tenían el DVD en su casa y les daba flojera verla. Cuando fui invitado al encuentro de cineasta en septiembre de 2010 junto a Valdivia y otros realizadores, propuse que el cine boliviano podría hacer producciones que le interesen al público, Valdivia dijo que “él podría hacer las películas que se le antojen porque le cuestan”, y es verdad en parte, pero las personas quieren ver otras historias. Me dieron la contra diciendo que no se podía. El problema está en el pensamiento de nuestros actuales cineastas y las autoridades culturales que nos representan.

El año pasado marcó la presentación de dos coproducciones de alto nivel en nuestro país (ambas nominadas a una diversidad de premios), como lo fueron También la lluvia y Blackthorn ¿Crees qué a través de la coproducción es la vía en que el cine boliviano pueda producir cintas de calidad?

La coproducción no es la garantía para el éxito boliviano, porque los extranjeros nunca darán los créditos a los bolivianos porque no existe una industria. Estas producciones no son bolivianas de ninguna manera, tienen producción española y lamentablemente no podrían representarnos.

¿Qué planes hay para sacar la película al exterior del país y cuáles son los proyectos que manejas?

Primero hay que venderla en el país y ya veremos si resulta en el exterior. Existen dos superproducciones de la productora Filia Films a ser realizadas los siguientes años. Ambas van con la misma narrativa diferente. Una es de terror y la otra de acción y ciencia ficción con un ícono vital de los paceños, esta será una gran historia que se pretende realizarla en formato 3D.

¿Seguirás desarrollando en futuros proyectos la tarea de actuar, escribir y dirigir?

Seguiré escribiendo toda mi vida. También seguiré actuando si Dios lo quiere, además que dirigir siempre me ha caracterizado desde mi etapa escolar. Soy profesional en administración de empresas y el manejo del recurso humano siempre ha sido mi característica.

andresrodriguez89@hotmail.com



  • QUIENES SOMOS:



Copyright © 2003-2018 Opinión. Todos los derechos reservados.