Cochabamba, Bolivia, Domingo 1 de enero de 2012
Ramona
ACERCA DE LA PELíCULA ECUATORIANA PESCADOR, DE SEBASTIáN CORDERO

Confidencias de un pescador de coca

Aumentar tamaño de letra Dismuir tamaño de letra Dismuir tamaño de letra Dismuir tamaño de letra Dismuir tamaño de letra VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 0
Compartir
Por: César Arellano desde Quito | 01/01/2012


“Confidencias de un pescador de coca”, una crónica escrita por el periodista Juan Andrade, es la inspiración para el cuarto largometraje del cineasta ecuatoriano Sebastián Cordero, que lleva el título de Pescador, una historia que tiene como trasfondo el narcotráfico. La cinta es aguardada con gran expectativa por un público local que reconoce la amplia trayectoria del joven cineasta que conquistó al público internacional con películas como Ratas, Ratones, Rateros, Rabia, y Crónicas y, según anunciaron, será próximamente estrenada en Ecuador y otros países de Latinoamérica.

La historia de Cordero narra los hechos que sucedieron en el pequeño pueblo pesquero El Matal, ubicado en la costa de la provincia Manabí (sur de Ecuador); ahí, en 2006, después de un enfrentamiento entre fuerzas militares y narcotraficantes colombianos, fueron encontrados paquetes de droga por los pescadores del lugar.

La crónica de lo sucedido con los paquetes y los pescadores fue investigada por el periodista Juan Andrade, que envió el texto a Cordero y este último no dudó ni un instante en hacer el guión de la película que, según varios críticos, se asemeja al de Ratas, Ratones, Rateros, el primer largometraje del cineasta ecuatoriano que le posibilitó conquistar al público internacional.

Producción

La cinta que tiene una duración de 96 minutos, es interpretada por los actores ecuatorianos Andrés Crespo (Blanquito), Carlos Valdivia (protagonista de la película Ratas, Ratones, Rateros) y la colombiana María Cecilia Sánchez (Lorna). Fue rodada íntegramente en el Ecuador, en ciudades como Guayaquil, Quito, Jama y Manta. Uno de los pasos más duros de la película, según relata Cordero, fue el proceso de convertir la crónica a guión, el cual duró seis meses. La película es una coproducción colombo- ecuatoriana y será estrenada en abril del próximo año en el país cafetero.

A pesar de tener un trasfondo que toca el tema del narcotráfico en el océano Pacífico, Pescador, como menciona Cordero, no es una cinta típica de narcos, pues no incluye persecuciones ni estereotipos que fueron vistas a montón en las tradicionales industrias cinematográficas estadounidenses. “El punto de partida más importante en la película es la búsqueda de identidad del protagonista. La búsqueda de identidad de Blanquito”, comenta Cordero, en un sitio de facebook, creado para promocionar la película.

Otro hecho a destacar es el lenguaje de los personajes, propio de los pobladores de la costa ecuatoriana-. De hecho, afirma Cordero que parte de la gracia del personaje principal, “Blanquito”, es su peculiar manera de hablar y de relacionarse con las personas.

Con Pescador, la saga iniciada por Cordero con Ratas, Ratones, Rateros y continuada en Crónicas y Rabia, , se cierra marcando para el vecino país andino un importante salto del cine local hacia las salas internacionales.

 cumpa_am@hotmail.com






Copyright © 2003-2017 Opinión. Todos los derechos reservados.