Cochabamba, Bolivia, Domingo 15 de abril de 2018
Informe Especial

En siete departamentos del país la violencia familiar crece

Cochabamba, Chuquisaca, Tarija, Potosí, Beni y Pando tienen los mayores índices de violencia intrafamiliar, mientras que en Santa Cruz, La Paz y Oruro los hechos de tránsito marcan los delitos más graves.
VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 58.75
Compartir
Por: betty condori rojas | Twitter: @DiarioOpinion | 15/04/2018



La agresión dentro de la familia es el delito que más se comete en Cochabamba, Chuquisaca, Tarija, Beni, Pando y Potosí.

En tanto que en Santa Cruz, La Paz y Oruro están en mayor cantidad los infractores de tránsito.

La semana pasada, el Ministerio de Gobierno presentó en Sucre un informe sobre la prevalencia de los delitos en el país. Lo hizo en la Precumbre de Seguridad Ciudadana con la participación de instituciones que tienen que ver con la prevención y control de la delincuencia.

Los datos otorgados corresponden a la gestión 2017. El año pasado fueron atendidos 94.352 casos en el país. De esa cantidad, 30.971 corresponden a delitos contra la violencia familiar seguido de 28.665 hechos de tránsito, 16.938 robos contra la propiedad, 8.108 delitos contra las personas, 4.757 casos de delitos contra la libertad sexual, 3.729 de robo de vehículos, 698 de delitos contra la vida y 486 delitos de trata y tráfico y delitos conexos.

LOS MÁS VIOLENTOS

El desglose de los delitos por departamentos muestra a Cochabamba, Chuquisaca, Tarija, Potosí, Beni, Oruro y Pando con prevalencia de la violencia intrafamiliar. Se reportaron 30.971 casos.

En Santa Cruz también ocurrieron 8.939 casos; en La Paz, 8.955; y Cochabamba, 5.257. Le sigue Tarija (2.221), Potosí (1.969), Chuquisaca (1.896), Beni (659), Pando (580) y Oruro (495).

Nuevamente Santa Cruz, La Paz y Cochabamba, en ese orden, tienen los índices de violencia más altos, con 34.7 por ciento , 25.5 por ciento y 14.1 por ciento respectivamente.

Sin embargo, en Santa Cruz, La Paz, y Oruro se imponen los delitos relacionados con hechos de tránsito, con 10.882, 9.854 y en Oruro 1.490. También en Cochabamba suceden 5.257 casos, le siguen Chuquisaca, Tarija, Potosí, Beni y Pando.

Después de los accidentes de tránsito y los delitos de violencia familiar, el tercer delito más grave en Santa Cruz es el robo contra la propiedad con 7.772, delitos contra la libertad sexual (2.240), delitos contra las personas (2.191), robo de vehículos (500), delitos contra la vida (147, y trata y tráfico (80).

De todos los hechos delictivos, el 35 por ciento se comete en Santa Cruz, el 26 por ciento en La Paz, el 14 por ciento en Cochabamba, el 7 por ciento en Chuquisaca, el 6 por ciento en Tarija, 5 por ciento en Potosí, 4 por ciento a Beni, el 3 por ciento en Oruro, el 2 por ciento en Pando.

VIOLENCIA

La violencia intrafamiliar ha subido considerablemente de 5.236 casos en el año 2015 a 5.324 en 2016. y 6.001 en 2017.

En Cercado ocurrieron 2.523; en Quillacollo, 2024; en Sacaba, 760; en el Valle Alto 377 y 317 en el trópico.

De todos los casos, la violencia intrafamiliar alcanzó el 66 por ciento , la violencia física el 26 por ciento y un 8 por ciento violencia psicológica.

También la violación a niños, niñas y adolescentes tuvo su evolución, de 102 en 2015, 148 en 2016 y 158 el año pasado.

De acuerdo a informe del Comando Departamental de la Policía, en 2017 hubo 23 feminicidios, de los que 7 sucedieron en Cercado, 6 en Quillacollo, 4 en Sacaba, 3 en el trópico y 3 en el Valle Alto.

Si bien los datos ofrecidos en Sucre por el Ministerio de Gobierno y el Comando de la Policía Departamental no representan la cantidad ni porcentajes de personas recluidas en los penales del país, sí permiten visibilizar la evolución del grado de violencia en Bolivia, que año que pasa ha ido incrementando considerablemente, en algunos casos duplicando o triplicando hechos.

Expertos en el temas de seguridad señalan que lo que está sucediendo es que la gente, pero particularmente las mujeres, van tomando conciencia de sus derechos y las leyes que les protegen y hay aprehendido a denunciar a sus agresores.

Además, los hechos de violencia no estaban tipificados en la norma. Desde la Ley 348, para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia la actitud tanto de operadores de justicia como de los ciudadanos empezó a cambiar.

Resumen

En 2017, las unidades policiales atendieron 94.352 delitos, una mayoría de ellos tiene relación con la violencia intrafamiliar.



  • QUIENES SOMOS:



Copyright © 2003-2018 Opinión. Todos los derechos reservados.