Cochabamba, Bolivia, Domingo 8 de octubre de 2017
Informe Especial

Eustaquio Mena, un becado que no pudo llegar

Fue estudiante becado de Ingeniería Eléctrica en Cuba, fue convocado y se preparó allá.
VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 56.981132075472
Compartir
Por: MELISSA REVOLLO P. | 08/10/2017


Ahora tiene 77 años, camina algo lento y se lo nota cansado. Con algo de pesar, expresa que este año ya no podrá, por su salud, realizar un viaje de 11 horas desde Cochabamba hasta Vallegrande (Santa Cruz) para conmemorar al Che.

Eustaquio Mena es un seguidor de Ernesto Guevara. Se preparó en Cuba en los años 60, pero no pudo incorporarse a la guerrilla.

Él es uno de la centena de bolivianos que fue becado en Cuba. Estudió Ingeniería Eléctrica. Llegó a ese país en julio de 1962. En 1965 iniciaron las preparaciones militares. El Partido Comunista había decidido iniciar la lucha armada en Bolivia.

Mena recuerda que solo vio al Che de cerca en dos oportunidades, durante la celebración de un Año Nuevo, cuando se sentó con los jóvenes y conversó un rato con ellos, y en el inicio de un partido de fútbol.

Como miembro del Partido Comunista, fue convocado a Ñancahuazú.

“Me preparé solo militarmente en la especialidad de telecomunicaciones. Debía incorporarme en septiembre de 1967, pero por una falla de la documentación no salí en la fecha prevista”.

Luego, intentó nuevamente tomar rumbo a Bolivia. Pero, su compañera que debía ir con él cayó presa en Brasil y el viaje se postergó.

Cuando el Che murió, Mena seguía en Cuba. “Fue un dolor terrible”.

Como el objetivo era que la lucha siga, en 1968 llegó a Bolivia con pasaporte ecuatoriano, porque su nombre ya había sido identificado como alguien que se iba a incorporar a la guerrilla.

“Yo traía mensajes. Cuando llegué a Bolivia me entrevisté con Inti Peredo, quien después viajó a Cuba. Inti tuvo la capacidad de reorganizar el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que había estado devastado”.

Vivió en la clandestinidad hasta que fue capturado y preso en 1975, cuando venía, por Tarija, desde Buenos Aires (Argentina) "en una camioneta con doble fondo, con equipos de comunicación y explosivos (porque tenía que continuar la guerrilla).

Estuvo preso más de dos años. Salió y retornó a Cuba para concluir sus estudios. “Trabajé unos años en Cuba”.

A su retorno a Bolivia no pudo ejercer su profesión. “Parece que mi título cubano era un obstáculo”. Hizo trabajos pequeños para sobrevivir.

“Sigo militando activamente en el Movimiento Guevarista, tratamos de contribuir en lo que podemos aunque la avanzada edad ya no permite como en otros tiempos”.

Sigo militando activamente en el Movimiento Guevarista, tratamos de contribuir en lo que podemos aunque la avanzada edad ya no permite como en otros tiempos”.

Siete combatientes apresados capturados y desertores

Entre los bolivianos combatientes en la guerrilla hubo apresados, capturados y desertores.

El minero orureño Julio Velasco Montaño (Pepe) se incorporó a la guerrilla con Moisés Guevara. Desertó del grupo de la Retaguardia. El Ejército lo capturó en mayo de 1967.

Orlando Jiménez Bazán (Camba) era un dirigente campesino militante del Partido Comunista de Bolivia (PCB). Fue apresado en septiembre de 1967, cerca de La Higuera. Lo llevaron al Tribunal Militar de Camiri como testigo de cargo contra Debray y Bustos y dijo que ellos no cumplieron misiones militares. Fue liberado en 1970, obtuvo asilo político en Suecia, donde murió en 1994.

El campesino Antonio Domínguez Flores (León o Antonio), también militante del PCB, fungía de peón en la granja y luego se integró como combatiente. Desertó en septiembre de 1967. Se entregó a las autoridades y dio toda la información posible sobre el destacamento guerrillero.

José Castillo Chávez (Paco o Paquito) era tapicero y carpintero, trabajó en Uyuni en los ferrocarriles y en talleres artesanales. Militó en el PCB hasta 1965. Raúl Quispaya lo reclutó y se integró a la guerrilla. Capturado en Vado del Yeso, fue utilizado por el Ejército para identificar los cadáveres, proporcionar informaciones y declarar en el juicio de Camiri, donde permaneció preso hasta fines de 1970.

Salustio Choque Choque fue detenido en marzo de 1967, cuando hacía de mensajero entre uno y otro campamento.

Hugo Choque Silva (Chingolo) ingresó a la guerrilla y desertó en julio de 1967 junto con Eusebio. Aparentemente, guió al Ejército hasta las cuevas estratégicas de la guerrilla, donde almacenaban armas, medicinas, documentación y alimentos.

El campesino aimara y colonizador de Alto Beni Eusebio Tapia Aruni (Eusebio) se unió a la guerrilla en enero de 1967. Fue licenciado el 25 de marzo junto con otros tres, el grupo denominado “la resaca”. Junto con Chingolo, fue capturado en las cercanías de Monteagudo y enjuiciado en Camiri.





  • QUIENES SOMOS:



Copyright © 2003-2017 Opinión. Todos los derechos reservados.