Cochabamba, Bolivia, Domingo 16 de julio de 2017
Informe Especial

“La basura inundó Cochabamba”

VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 61.492537313433
Compartir
Por: Gonzalo Maldonado Ingeniero civil e hidrólogo | 16/07/2017

El botadero de Lechuguillas, de Sucre, cuenta con geomembranas para el tratamiento  de los residuos sólidos.

En los últimos 20 años la basura se multiplicó en forma geométrica en Cochabamba, a la escala de su población. Ha rebasado la capacidad de todos los municipios. Encontramos desde un papel hasta animales muertos y materiales mecánicos, eléctricos y, lo peor, el plástico en todas sus formas.

En 1998, cuando descubrimos como Comisión de Medio Ambiente del Congreso Nacional la realidad del “botadero de K’ara K’ara”, ya se había contaminado suelos y aguas superficiales y subterráneas de las zonas próximas a este botadero. Se logró acciones para un mejor manejo, sin embargo, hoy estamos sin una solución, porque los problemas emergentes con los comunarios conducen a mitigar el impacto sobre la población compensando con obras y otras dádivas.

Son varias gestiones edilicias de Cercado que han ofrecido soluciones. La basura ha sido motivo de encontrar una fórmula que podía derivar en corrupción, porque se hablaron de sumas desde 20 hasta 70 millones de dólares, desde rellenos sanitarios hasta plantas de incineración de basura.

En un recorrido por los cuatro puntos cardinales de la Región Metropolitana se puede observar torrenteras inundadas de basura, así también cursos de agua, calles y avenidas.

En 2008 se organizó un seminario denominado GIRS para iniciar el proceso de la Gestión Integral de Residuos Sólidos, dirigiendo acciones para la industrialización de la basura, la separación en origen con el apoyo de Swisscontact. Algo se avanzó, pero como otros temas se enfrió. Hoy, la gente ha abandonado esa iniciativa, una lástima.

En esa misma línea, en 2014 se planteó elaborar un estudio y luego un proyecto para industrializar la basura, proceso que ya está validado. Sin embargo, la mayor dificultad es encontrar un terreno apropiado y lograr la aceptación de la gente. Este estudio propuso en Cotapachi, sitio que también recomendó el CLASS (UMSS), que no fue aceptado y hoy continuamos sin solución.

Los ingenieros de Asieme planteamos un sitio en las inmediaciones de Capinota, terrenos no aptos para actividad agrícola, y el transporte de la basura mediante el uso de ferrocarril.

Si no logramos en los próximos dos años implementar un sistema integral, desde el recojo, transporte, y el respectivo tratamiento en una planta, se habrá fracasado y Cochabamba sería la región más contaminada por la basura. Podría ser “Irreversible”.

¿Quiénes deberían actuar? Las Autoridades de la Gobernación y municipios con dinero, sector industrial, constructores, y los vecinos comprometidos a no echar a la calle ningún tipo de basura. Para controlar habrá que crear los controles sociales, que denuncien si han infringido el reglamento, suficiente una fotografía.






Copyright © 2003-2017 Opinión. Todos los derechos reservados.