Cochabamba, Bolivia, Domingo 9 de julio de 2017
Informe Especial

Refugio temporal de la Alcaldía se convierte para algunos en su hogar

VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 60.266666666667
Compartir
09/07/2017



Desde hace aproximadamente dos años, Reyna, la tejona, ocupa uno de los ambientes del refugio temporal para animales silvestres, de la Alcaldía de Cochabamba, en el sector norte de la laguna Alalay.

Si bien el refugio debería acoger a los animales silvestres por un tiempo promedio de 40 días, algunos, como Reyna, permanecen por mucho más tiempo y se ven “forzados” a quedarse a vivir en su nuevo hogar.

Cuando OPINIÓN visitó este refugio, en el lugar había 12 monos capuchinos, 12 monos exóticos, 4 tejones, y aves y loros que eran comercializados en los mercados.

El director de Medio Ambiente de la Alcaldía, Elvis Gutiérrez, señala que el refugio recibe a animales que llegan con las alas rotas, las patas fracturadas, con el cuerpo lleno de gusanos y deshidratados.

Además de los animales que se recuperan en el municipio de Cochabamba, este refugio recibe a los de otras provincias, “porque no podemos negar la atención, porque llegan en condición muy lamentable”.

Los animales -prosigue Gutiérrez-, una vez que superan la cuarentena, deben ser devueltos a su hábitat, pero muchos ya no tienen la posibilidad de sobrevivir sin la ayuda del hombre.

“Los animales que pasan por el refugio temporal son derivados a otros centros, pero ya no recuperan su libertad”.

Para atender este refugio temporal de animales silvestres, la Alcaldía dispone de un presupuesto de 50 mil bolivianos por año.

Con este dinero, según Gutiérrez, se garantiza la alimentación y la atención veterinaria.

Al centro llegan también halcones y búhos. Para su alimentación los responsables deben comprar carne de pollo.

Este refugio mejoró en los últimos meses su infraestructura. Gutiérrez explica que, por ejemplo, se colocaron paneles de policarbonato para dar más calor a los animales, especialmente en invierno.

Para calentar a los refugiados, se les abriga con frazadas o mantas, tal como pudo constatar este medio de comunicación.

Doce módulos y otras jaulas

El centro de atención de animales silvestres de la Alcaldía cuenta con doce módulos, de tres por tres metros, y otras jaulas más pequeñas.





  • QUIENES SOMOS:



Copyright © 2003-2017 Opinión. Todos los derechos reservados.