Cochabamba, Bolivia, Domingo 14 de mayo de 2017
Informe Especial
En el área de salud y educación se han construido centros de atención y escuelas. En muchos casos los voluntarios que tuvieron la experiencia de trabajo en Bolivia terminan también ayudando de manera económica.

Extranjeros dejan saberes, obras y fondos para salud y educación

VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 58.831168831169
Compartir
Por: jhenny Nava b. jnava@opinion.com.bo | 14/05/2017



Escuelas, centros de salud, capacitación y fondos de dinero es lo que la loable labor del voluntariado extranjero deja en la Llajta. 

La importancia de la presencia de profesionales del mundo de distintas áreas ha hecho que bolivianos en situaciones difíciles puedan cubrir algunas necesidades como la salud y educación.

Un ejemplo de ello es el trabajo que realiza la Organización No Gubernamental (ONG) Mano a Mano que ha construido 158 centros de salud en todo el departamento de los cuales un gran porcentaje ha recibido ayuda económica del voluntariado extranjero como contraparte con recursos públicos.

El director de Mano A Mano, José Velásquez, indica que los voluntarios que han conocido la realidad de las comunidades alejadas del departamento han quedado en muchos casos sorprendidos por las necesidades de niños y adultos, debido a que en sus países las situaciones en salud y educación son totalmente diferentes.

“Recuerdo como anécdota que en la entrega de una obra uno de los voluntarios extranjeros lloró al ver las grandes necesidades que tenían las personas del área rural. La sensibilidad que tuvo esa persona es algo que no olvidaré”.

La mayoría de los voluntarios que llegan a esa organización tiene que ver con el tema de salud y recursos económicos.

Algunos llegan para dar capacitación al personal de salud al terminar la carrera de medicina o enfermería en sus países.

Otros que tienen que ver con el área económica y de finanzas se dedican a la elaboración de proyectos para poder conseguir ayuda del extranjero.

Pero más de una vez las gestiones se han convertido en una ayuda de parte de los propios voluntarios que al terminar las prácticas y retornar a su país son los que se organizan para enviar algunos recursos económicos.

Velásquez sostiene que se han conformado de manera voluntaria grupos en Bélgica, Alemania y Estados Unidos, en los que muchas veces las ayudas se hacen de manera anónima.

Con estos recursos se han financiado proyectos como el centro de salud Quiroga en Aiquile, el centro de salud Rodeo Bajo en Tiraque y otro en Arque.

Además de los profesionales y estudiantes que hacen los proyectos y en algunos casos participan hasta en las construcciones, otro grupo destacado es el de médicos de Minessota que todos los años llegan al país para enseñar nuevas técnicas a profesionales, en cursos internacionales.

“Ya son diez años que contamos con esa colaboración, y es un gran apoyo para nuestro país”.

ALTA DEMANDA

Solamente la ONG Mano a Mano recibe al menos diez solicitudes semanales de voluntarios extranjeros y bolivianos para trabajar en distintos proyectos, indica Velásquez, sin embargo la institución que se concentra en determinados proyectos por un tiempo decide rechazar la ayuda, ya que lo que se necesita es profesionales que deben permanecer varios meses para brindar ayudas que garanticen el éxito de los proyectos.

Por el momento cuentan con un voluntario extranjero que colaborará con la institución por cinco años.

La institución también destaca por tener entre sus profesionales una gran participación de voluntarios nacionales de distintas áreas que salen a las comunidades a realizar jornadas de salud en el área de odontología y enfermería principalmente.

Grupos

Algunos de los voluntarios que retornan a su país forman grupos de amigos u otros profesionales para colaborar de manera económica

para las obras.

Área rural

Los voluntarios que llegan a la ONG Mano a Mano hacen trabajo en comunidades del área rural, conocen las necesidades de la gente, enseñan y desarrollan proyectos.








Copyright © 2003-2017 Opinión. Todos los derechos reservados.