Cochabamba, Bolivia, Domingo 15 de noviembre de 2015
Informe Especial
El objetivo era evitar inundaciones y ayudar en el riego. En esa época se contaban leyendas sobre sirenas

Una laguna "fría" construida por los presos de la Guerra del Chaco

VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 60.680473372781
Compartir
15/11/2015

La historia sobre la laguna Alalay está llena de anécdotas. En este espacio se realizan diferentes actividades.



En la década de los cuarenta las inundaciones en Cochabamba, producto de las crecidas del río Rocha en época de lluvias, obligó a pensar en soluciones. Es por eso que se constituyó la laguna Alalay.

Para consolidar este sistema semiartificial se utilizó gran parte de la mano de obra de los prisioneros de la Guerra del Chaco. Los paraguayos cavaron para profundizar una pequeña lagunilla que existía en el lugar y hacerla más amplia. Las obras también consistían en la construcción de un dique y un túnel.

Está ubicada al sudeste de Cercado y tiene una extensión de 243 hectáreas.

Según la referencia brindada por el abogado, periodista y escritor Ernesto Daza Rivero, al columnista Wilson García Mérida, era una tradicional y antigua zona recreacional que databa desde la época de la colonia.

En la oportunidad, recuerda que antes de comenzar el siglo XX los predios de la laguna eran campos de equitación y en los años veinte se realizaban pruebas de aterrizaje de aviones.

Su nombre viene del vocablo quechua que significa "frío", debido a que esta zona presenta temperaturas más bajas que el resto de la ciudad.

Originalmente, según una nota de Mauricio Iriarte, reproducida por la Liga de Defensa del Medio Ambiente (Lidema), se llamaba T´ago Laguna (laguna rodeada de algarrobos Prossopis).

En la página del Country Club, que hace referencia a su historia, se relata que en los primeros años a orillas de la laguna se construyeron embarcaderos para la práctica del deporte del remo, con botes de propiedad de los socios, y también se practicaba el tiro deportivo.

Luego se realizaron trámites para el saneamiento del derecho propietario a favor del Estado tras la concesión y/o expropiación de los terrenos de La Rinconada para que esa pequeña lagunilla sea lo que hoy es.

LAS SIRENAS

En ese tiempo, en la zona sur existía el ardid de que en la laguna Alalay habían sirenas que daban la cara al caer la tarde. Así lo relata García Mérida en la columna de un medio impreso citando como fuente a Daza Rivero.

"Mi tío Enrique Rivero Torres nos animaba a hacer ese escabroso viaje a la laguna Alalay diciendo que las sirenas salían al atardecer y nosotros, mientras pescábamos en esas cristalinas aguas, esperábamos hasta la entrada la noche la aparición de las mentadas sirenas para pescarlas por lo menos visualmente con nuestras linternas. Hicimos un deporte de la infructuosa caza de sirenas, además de mis hermanos y yo, Oky Chiarella y los hermanos Canelas, los Moreno y los Cámara", cuenta el prenombrado.

CIUDAD DE LAS LAGUNAS

Cochabamba era considerada la ciudad de las lagunas. La ambientalista miembro del Foro Cochabambino del Medio Ambiente Natalia Vega recuerda que se formaban del agua que bajaba por las torrenteras y del deshielo de las cordilleras. De estas lagunas permanecen la de Alalay, la de Albarrancho. Los dos espejos de agua que desaparecieron fueron la laguna Cuéllar y de Cala Cala, que hicieron secar para construir las canchas auxiliares del estadio, y la de San Pedro que estaba al final de la avenida Heroínas.

La laguna Alalay tenía varias funciones, además de evitar las inundaciones. Dotaba de humedad al medio ambiente, cumplía un papel ecológico y sus aguas eran aprovechadas en el riego de los terrenos de cultivo durante la época seca.

Pese al frío que reinaba en el lugar, sirvió como lugar de anidación, reproducción y alimentación de varios animales.

Un patrimonio único y casi extinto

La laguna corresponde a un sistema semiartificial que tiene en su entorno una plataforma vehicular, "Circuito Bolivia", y una ciclovía de 15 kilómetros. Fue declarada Patrimonio Natural y Ecológico de Cercado y es considerada uno de los últimos relictos de un ecosistema acuático de alta biodiversidad casi extinto en los valles interandinos.

Un cuerpo de agua con varias funciones

La laguna desempeña un rol ecológico especial en Cochabamba. Sirve como lugar de anidación, reproducción, alimentación, reservorio de alta diversidad biológica de flora y fauna. Por ello se constituye en un lugar de esparcimiento por su atractivo paisajístico, según el Comité de Recuperación, Mejoramiento y Preservación de la Laguna Alalay.





  • QUIENES SOMOS:



Copyright © 2003-2018 Opinión. Todos los derechos reservados.