Cochabamba, sábado 24 de agosto de 2019
Cecilia Acuña vende por internet y en ferias

Economista elabora artesanías reciclando 4 tipos de desechos

La profesional comparte su trabajo de jefe de ventas con su “pasión” por la cestería y otras manualidades. Papeles, botellas desechables, CD y cartones son aprovechados.
| | 20 jul 2019 | Ed. Imp.

CECILIA ACUÑA TEJE UN CESTO EN SU TALLER.


“Desde niña me gustaban las manualidades. Es un tema de familia”, dice Cecilia Acuña, la economista que desde hace unos seis años dedica parte de su tiempo a crear una serie de artículos usando material reciclado.

Su mamá teje, su hermana borda y ella (Cecilia) se inclinó por la cestería.

Recuerda que sus primeros acercamientos con lo que ella llama su “pasión” se dieron en su vida de universitaria. Algunas amigas le enseñaron a tejer manillas y algunas otras artesanías. Pero, no se sentía del todo satisfecha con esa producción.

Un día fue a una feria del reciclaje y ahí confirmó que ella quería hacer ese tipo de trabajo.

No encontró mejor “profesor” que Yuo Tube. La joven madre comenta que investigó “bastante” y encontró a una maestra rusa que se ha convertido en su “amiga inseparable”.

Con frecuencia innova puntos y modelos que Cecilia copia y le sirven de base para sus creaciones.



DE TODO Desmotrando que lo suyo es la cestería, la economista que se desempeña como jefa de ventas de una reconocida marca internacional, tiene una infinidad de creaciones, desde un barril del Chavo del 8 de unos 10 centímetros de alto hasta una casa para un gato de dos pisos o un cesto para guardar ropa.

Los artículos que más le gusta hacer son los que elabora con papel.

“Me sirve todo. Los periódicos, guías telefónicas, los cartones, las botellas desechables y los discos compactos”. Los que son “duros” sirven de base para algunos trabajos y como complemento decorativo de otros.

Con las envases pet hace desde pequeños cofres hasta sofisticadas flores.



PACIENCIA Trabajar con papel no es cosa fácil. Si bien no tiene problemas para conseguir la materia prima porque sus familiares y amigos se la proporcionan, en la mayoría de los casos, antes de comenzar a tejer un producto debe hacer una especie de varillas muy finas. “Las trabajo con las guías telefónicas. El papel periódico me sirve para cosas más grandes”, indica.

Añade que, dependiendo de la artesanía y del tamaño, cada creación le demanda como mínimo unas cuatro horas.

“Tiene su complejidad, pero me gusta”.

VIVIR DEL RECICLAJE Cecilia confiesa que le encantaría vivir solo del trabajo con material reciclado, pero aún no lo puede hacer porque las ventas y pedidos no son tantos, aunque reconoce que las cosas mejoran.

Sus creaciones las ofrece a precios que oscilan entre 7 y 250 bolivianos. Por ejemplo, las velas navideñas son las más baratas, mientras que la casa para los felinos, las más caras.

Espera que dentro de poco tiempo, el trabajo con material reciclable tenga el apoyo necesario y el mercado asegurado, porque no solo puede convertirse en una fuente de ingresos, sino que ayudaría a conservar el medio ambiente porque esos desechos no terminan contaminando el suelo y el agua.



Tags: tipos,desechos,reciclando,artesanías,elabora,Economista

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa