Cochabamba, domingo 21 de julio de 2019

El Tigre y un giro “de 180 grados” en su vida

El último año y medio fue “rápido e inesperado” para el Tigre de Moxos, quien pasó de ser un tenista “regular” a uno “consagrado” a nivel mundial.
| MIGUEL ROJAS FERNÁNDEZ Facebook: Miguel Rojas F. | 16 jun 2019 | Ed. Imp.

EL TENISTA BOLIVIANO HUGO DELLIEN, AYER EN LA FIRMA DE AUTÓGRAFOS EN COCHABAMBA.


“Todo pasó muy rápido que no tuve tiempo para asimilar ni disfrutar”. Con esas palabras, el tenista boliviano Hugo Dellien describió cómo pasó de ser un tenista “de sueños” a ser uno “ya consagrado” en la élite mundial. Considera que tuvo un año y medio que le “cambió la vida”.

Hasta finales de 2017, el tenista boliviano, al igual que todos los deportistas, se trazó metas y sueños que, en su momento, veía lejanos. Hasta ese entonces aún participaba en certámenes nacionales, pero ya tenía el roce internacional.

Era muy conocido en el país, pero nadie pensó que iba a cambiar la historia del deporte blanco en el país, y la de él, a partir de enero de 2018. En ese mes participó en una serie de torneos en Estados Unidos en los que se consagró campeón y lo que le ayudó a clasificarse a diferentes certámenes, entre ellos la qualy del Roland Garros. No pasó de ronda, pero le ayudó a seguir escalando, pues ya se encontraba entre los mejores 100 tenistas del ránking de la ATP.

Después de eso se le hizo costumbre asistir a torneos de gran envergadura hasta acercarse al top 50 y codearse con “estrellas” del tenis, como Kei Nishikori, Stefanos Tsitsipas y Alexander Zverev, con quienes se enfrentó hace poco.

“Ahí empezó todo (inicios de 2018), pues fue un gran paso para darme cuenta que podía dar un gran salto en mi carrera y estar entre los mejores del mundo. Creo que esos torneos me dieron un plus que supe aprovecharlo. Eso me cambió la vida”, declaró el tenista local, quien estuvo ayer por la Llajta gracias a la empresa Imcruz.

El beniano considera que todo pasó “tan rápido” que no tuvo tiempo para asimilar sus logros. “Pasaron las cosas demasiada aceleradas que no me di cuenta de la magnitud de cosas que he realizado, y de metas que he cumplido. Toda la vida soñé con eso y ahora lo estoy haciendo. La rapidez no me deja de disfrutarlo tanto”, añadió.

Los muchos logros que tuvo en este año le permiten soñar ahora con entrar en el top 50 y toparse con su figura Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic.

“Ojala pueda jugar con uno de ellos pronto, creo que sería una linda experiencia, pues son ídolos de todos los del tenis. Tener un enfrentamiento será especial. En cancha serían rivales. Vamos a tener respeto, pero la idea es hacer un partido bueno y saber manejar las emociones”, declaró el nacional.

Dellien no se considera el mejor deportista del país, pero sí hace lo “imposible” para dejar el nombre de Bolivia en lo más alto.

“No soy quién para considerarme el mejor. Soy un deportista que quiere representar al país de la manera más óptima”.

Ahora, la mirada del boliviano, que participará en dos torneos antes de su debut en Wimbledon (el tercer Grand Slam del año), está en mantenerse en el top 100 para acabar el año entre los mejores y pelear en 2020 para ingresar al top 50.

Dellien no se apresura para lograr ese objetivo, pero sabe que debe hacer “lo más antes posible” para dejar una huella mundial en la disciplina.



Tags: grados”,vida,0,“de,giro,Tigre

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa