Cochabamba, miércoles 19 de junio de 2019

Autor del Hábeas en papel higiénico se está quedando ciego

| betty condori rojas WhatsApp: 72736379 | 26 may 2019 | Ed. Imp.

REYNALDO PETERS EL 18 DE MAYO, A 47 AÑOS DEL HISTÓRICO MOMENTO.

La dictadura de Hugo Banzer Suárez marcó a Reynaldo Peters Arzabe, el autor del pedido de Hábeas Corpus escrito en papel higiénico desde una celda policial de La Paz. Le dejó sin posibilidad de trabajar y a un paso de la ceguera total

“Esbirros” del Gobierno golpista le dieron un culatazo en la cabeza cuando estaba detenido. El golpe afectó tanto su visión que, las nueve cirugías no fueron suficientes para revertir el paulatino deterioro de su salud

No ver bien, le dejó sin poder ejercer la profesión   que tan apasionadamente abrazó y defendió. “Lo único que me queda es aprender a tocar violín e ir a sentarme en la puerta de la iglesia San Francisco, no me queda más”, dice, entre lamento e ironía, el audaz abogado que revolucionó el mundo jurídico acostumbrado a recibir memoriales en papel sellado, nunca en un pedazo de papel higiénico

La historia de Reynaldo Peters se traslada a la década de los 70. Era miembro de Juventudes del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) y el 21 de agosto de 1971 el general Hugo Banzer Suárez, el  MNR liderado por Víctor Paz Estenssoro, y la Falange Socialista Revolucionaria (FSB) de Mario Gutiérrez concretaron un cruento golpe de Estado sacando del poder a Juan José Torres

Cientos de personas murieron en combates. El Gobierno de facto se mantuvo hasta 1978. Tras “ese pacto con la dictadura de 1971”, Reynaldo Peters protestó por la actuación de su líder Víctor Paz Estenssoro y criticó a Banzer

Recuerda que fue detenido a la semana de hacer conocer su posición de rechazo. Tenía 47 años. “Irrumpieron mi bufete que estaba en el Cine Princesa, en la calle Comercio esquina Sanjinés, en La Paz. Luego de ponerme un arma en el pecho me sacaron a empellones. Me trasladaron al departamento de orden politico con engaños. Me decían que me llevaban al Departamento de  Investigación Criminal (DIC) porque mi supuesta dueña de casa había presentado una denuncia en mi contra por extender un cheque sin fondos. Pero no tenía una cuenta corriente y la dueña de casa era mi suegra y no creo que ella me haya odiado hasta ese extremo y denunciarme”.
Recordó que le tuvieron esperando “en la oficina del coronel Loayza, jefe de Inteligencia del Gobierno de Banzer. A las 8 de la noche me trasladaron a otra celda y me detuvieron sin posibilidades de comunicación con mi familia”

Él sabía que su familia ya conocía de su detención “porque la secretaria de mi bufete alertó a mi esposa”

Se mantuvo 13 días incomunicado con sus compañeros que también eran dirigentes del Partido Comunista de Liberación Nacional, y de izquierda como el Partido Obrero Revolucionario, POR.
Al décimo tercer día le anunciaron que su esposa, María del Rosario Sánchez, le llevaría una muda de ropa. “Me dijeron eso 48 horas antes de la visita, entonces empecé a pensar cómo podía aprovechar ese momento.  Cada día recibía un metro de papel para atender mis necesidades. Se me ocurrió escribir el Hábeas Corpus, lo que hoy se conoce como acción de libertad, en un pedazo de papel higiénico.“Usé 80 centímetros para redactar el Hábeas y 20, para escribir instrucciones a mi esposa explicando dónde y cómo debía presentar el documento ante la Corte de Distrito de Justicia de La Paz

Introdujo con cuidado los dos rollitos de papel en sus medias sucias a sabiendas de que iban a salir del penal. “Yo estaba oliendo a cabras. 13 días sin cambiarnos de ropa, con olor a sudor y cigarrillo”

El día de la visita de María del Rosario, Peters le entregó su ropa enrollada, incluyendo los calcetines sucios con los dos retazos de papel higiénico

Así salió el Hábeas Corpus de la celda conocida como “el tropezón”. María del Rosario empezó entonces el recorrido buscando la libertad para su esposo. Presentó ante la Corte de Distrito de La Paz, pero los auxiliares no le quisieron recibir porque “no era forma de entregar un escrito y pedían el papel sellado”. Fue ante el Secretario de Cámara y recibió la misma respuesta

Desalentada, la esposa salía del Palacio de Justicia y se encontró con el vocal Carlos Tovar, quien era amigo y docente de la Universidad Mayor de San Andrés, UMSA

Ella contó lo que le pasaba a Reynaldo Peters, mostró el papel higiénico y Tovar ordenó al Secretario de Cámara que pegue el papel higiénico en una hoja membratada y que le lleven a su despacho porque iban a considerar el tema

En Sala Plena fue admitido el recurso, fijaron día y hora para la audiencia de resolución del Hábeas Corpus contra del Director del DIC y del DIN. Pero la audiencia no se pudo llevar adelante porque la periodista María Elba Gutiérrez, de Última Hora, hizo público el suigéneris documento. La ciudadanía, los colegios profesionales, de abogados y otros organismos internacionales se empezaron a pronunciar. “Se adhirieron a la solicitud y los políticos también ampliaban el pedido para beneficiarse con la libertad. Así se fue dilatando día y hora de audiencia”

“A partir de ese momento, ese frágil papel higiénico empezó a cobrar vida”

Peters recordó que, mientras más gente se sumaba al pedido de libertad, más se postergaba la fecha de la audiencia para el Hábeas.
“Entretanto, ya me habían llevado al Ministerio del Interior. Al bajar del jeep tropecé y uno de los agentes que me custodiaba seguramente pensó que quería atacarlo y no tuvo, sino la reacción de usar la culata de su fusil para darme un culatazo en la nuca. Me desmayé. Recuperé el sentido cuando me echaban un balde de agua en la cara. A partir de ese momento dejé de ver normalmente. Me trasladaron esa noche a una dependencia de la DIC de Viacha (en El Alto). Estaba otra vez incomunicado, hasta que decidieron llevarle a otro lugar de detención, a una escuela de Achocalla y luego a isla de Coati, en Copacabana, en confinamiento”

Desde ese entonces tiene la vista deteriorada. “Son nueve cirugías para tratar de de revertir o frenar el avance, pero cada día voy perdiendo más la visión. Es irreversible. “Soy prácticamente un minusválido visual”

Señaló que en esas condiciones es muy difícil trabajar como abogado. “Es difícil que contraten a una persona casi ciega que tendría permanente interiorizarse de los documentos, estudiar  lo que va a hacer o lo que va a acusar. Es imposible que contraten a un abogado en esas condiciones. Estoy sin poder ejercer mi profesion”.
Agregó que tampoco el   Gobierno actual le deja ejercer. “Si me hago de un cliente, el Gobierno llama al cliente diciendo que soy contrario a él. Hace 11 años que no milito en un partido politico. Mi última acción fue ser senador por Oruro en 1997, pero no me dejan actuar. “Lo único que me queda es aprender a tocar violín e ir a tocar en la puerta de San Francisco, no me queda más”

Históricamente y gracias a ese Hábeas Corpus y al papel higiénico lograron su libertad alrededor de 300 políticos. “Ese papel provocó un terremoto en las esferas del Gobierno, de organismos de Justicia e internacionales que se sumaron pidiendo libertad”

Peters fue liberado después de casi un año.
BÓVEDA ESPAÑOLA  Ese Hábeas volvió a tomar vida y energía cuando fue rescatado de un basurero de la Corte de Sucre. Peters decidió entonces dejar el papel higiénico en manos de la Unión Iberoamericana de Abogados que junto a la Academia Internacional  de Derecho Interamericano y Derecho Internacional de Abogados lo depositaron en la bóveda de un banco en España

La Unesco declaró el documento, Patrimonio de la Humanidad

A 47 años de esos acontecimientos, el resistente papel higiénico está casi intacto. Fue declarado monumento jurídico internacional, memoria del mundo de organismos y de abogados.
VALIÓ LA PENA Peters se quedó sin trabajo y está casi ciego. Ante la pregunta ¿valió la pena?, responde: Sí. Indudablemente no hay que arrepentirse nunca. Tenemos democracia desde 1982 con actos como ese. Hemos luchado contra las dictaduras.
Tiene dos hijos. Uno de ellos, Patricio Peters Sánchez, con la misma edad del papel higiénico, 47 años. Nació cuando estaba en Coati. “Nació en dictadura, pero hoy es hombre libre. Valió la pena”.



Tags: quedando,ciego,higiénico,papel,Hábeas,Autor

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa