Cochabamba, domingo 16 de junio de 2019
Audiencia de revocatoria de medidas sustitutivas

Envían al Choko Burguer al penal El Abra por feminicidio

Al conocerse que Jhasmany T.L., el exabogado de Félix P., le pagó 1.000 dólares a la exvocal Anawella T.P., para confirmar su libertad, se configuraron nuevos riesgos procesales.
| | 23 may 2019 | Ed. Imp.

FÉLIX P., EL CHOKO BURGUER, AYER EN SU AUDIENCIA.


Tras permanecer 10 meses en libertad, Félix P., más conocido como Choko Burguer, fue enviado ayer a la cárcel El Abra con detención preventiva, mientras se profundizan las investigaciones en su contra por el feminicidio de su esposa Jhoselin Aguilar.

El abogado de Voces Libres, Rider Revuelta, informó ayer que tras conocerse nueva información en el proceso se configuraron otros riesgos procesales, por lo que se exigió que se revoquen las medidas sustitutivas de las que gozó hasta ayer. La familia exigió justicia junto a activistas de Mujeres de Fuego. La nueva información a la que se refirió el abogado es que hubo un soborno pagado por el exabogado Jhasmany T.L. a la exvocal Anawela T.P. para que el Choko permaneciera libre.

El 13 de marzo de 2018, Janett Jhoselin Aguilar, de 49 años, fue asesinada y, en principio, se creyó que fue víctima de delincuentes que entraron a su casa de descanso en San Jacinto, Sacaba. Sin embargo, las pesquisas policiales y fiscales apuntaron como el autor del feminicidio a su esposo, Félix P., con el que Jossy trabajó por 24 años en un negocio familiar de hamburguesas.

El 20 de julio de 2018, la Fiscalía imputó al hombre. En una audiencia cautelar, el juez de Sacaba Mauricio Pillco ordenó su liberación, y la Fiscalía apeló la decisión buscando que vocales enmienden lo sucedido y lo detengan preventivamente. El 22 de agosto de 2018, el Choko contrató a Jhasmany T.L como su defensor por 25.000 dólares. Seis días después, el 28 de agosto, la audiencia de apelación se llevó a cabo en la Sala Penal 2. Los exvocales Nelson P. y Anawella T.P. (esposa del tío de Jhasmany) confirmaron la libertad del Choko, pese a que Jhasmany presentó simples fotocopias para acreditar que su cliente tenía trabajo y domicilio.

En declaraciones ante la Fiscalía, la asistente de Jhasmany, Eliana V., declaró: “Con la vocal de la Sala Penal 2, Anawella, casada con su tío, se encontraron en Farmacorp, del kilómetro 7 de la avenida Blanco Galindo, yo vi eso, y le entregó un sobre con 1.000 dólares, para ratificar las medidas sustitutivas en el caso del Choko Burguer. Se acercó a la vagoneta en la que ella estaba con su esposo y le dio el sobre”.

“Desde el principio detectamos muchas irregularidades en este proceso. Corrió mucho dinero. Los aranceles para estos casos no alcanzan a esos montos tan altos, por lo que deducimos que allí estaban incluidas las sumas para sobornar a jueces y vocales. Nosotras fuimos testigos de que la exvocal Anawella hizo valer fotocopias simples para ratificar la libertad del Choko, cosa que en otros casos jamás permitía ella ni ningún otro vocal”, relató la activista de Mujeres de Fuego, Ángela Nogales.

Los abogados argumentaron que un nuevo riesgo procesal es el haber influido en funcionarios judiciales, como son los vocales y jueces, para torcer la justicia a su favor, lo cual implica una obstaculización en la averiguación de la verdad. Ante estos alegatos, el juez Mauricio Pillco, que le dio la libertad al Choko el 20 de julio de 2018, ayer lo envió a la cárcel El Abra.



Tags: Abra,feminicidio,penal,Burguer,Choko,Envían

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa