Cochabamba, domingo 26 de mayo de 2019

Llegar hasta el fondo

| | 15 may 2019 | Ed. Imp.

La captura de Pedro Montenegro, el narco más buscado en el país, es la punta del ovillo de una extensa red de narcotráfico que, según denuncia de autoridades brasileñas, se dedicaba a enviar grandes cantidades de droga a Europa y tenía (o tiene aún) nexos en Colombia, Brasil y Panamá.

Tras la detención de Montenegro, el día sábado 11 de mayo, otras personas ya fueron aprehendidas en las últimas horas, por supuestos vínculos con este narcotraficante, y el Gobierno anunció que, lo más probable, es que haya más policías involucrados, que no solo protegieron a esta persona, sino que le ayudaron a mantenerse a buen recaudo de los investigadores.

De ser así, la misma Policía y el Ministerio Público deben actuar con rigurosidad y detener a todos los involucrados en esta organización criminal, que directa o indirectamente colaboraron con Montenegro.

Policías de bajo rango, jefes policiales, jueces y fiscales, y personas particulares que hayan colaborado con Montenegro deben ser investigados y procesados, sin discriminación, es decir, se tiene que llegar hasta el fondo y no dejar ningún cabo suelto.

El ministro de Justicia, Héctor Arce, afirmó en pasados días que si hay autoridades judiciales involucradas deben ser, inmediatamente, procesadas. “Estamos moralizando la justicia en el país”.

En la reestructuración de la Policía, que anunció el ministro Carlos Romero, se debe realizar un trabajo minucioso, aunque se tome un tiempo prudente, porque es mejor ordenar de una vez la institución policial, desde abajo.

Se debe, como tarea prioritaria, seleccionar a los mejores hombres y mujeres para que formen parte de esta institución, porque de ellos depende la seguridad de todos los bolivianos. Lamentablemente, este año en particular, se han conocido muchos casos de corrupción que involucran a oficiales de la Policía, no solo en actos de corrupción, sino también de extorsión y protección a delincuentes.

Un día después de la detención de Pedro Montenegro, el ministro Romero anunció que el plan de reestructuración de la Policía comprende por lo menos 15 medidas transversales, con el fin de fortalecer a esta institución y apartar las “manzanas podridas”.

Esperemos que este importante anuncio no se quede solo en un mero discurso, sino que se lleve adelante, con la rigurosidad que merece, hasta el final. Asimismo, se tendrá que actuar de la misma manera con otras entidades en las que se han denunciado también casos de corrupción, con elevados daños económicos para el erario público.

Es menester que las instancias correspondientes (Policía, Ministerio Público y Órgano Judicial) redoblen sus esfuerzos para limpiar a las instituciones de la lacra de la corrupción, que en los últimos años se ha vuelto una constante, hasta el extremo de que ya no parece extraño conocer un nuevo caso.

La investigación que se realiza en torno al caso Montenegro debe ser transparente, diligente y sin proteger a ninguna persona, por más poder que aparente tener.

El expresidente y candidato por Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, expresó su desconfianza de que la investigación sea imparcial y transparente.

En esta oportunidad, el Gobierno tiene que mostrar al país que actúa con responsabilidad y que busca esclarecer este caso, hasta dar con todos los responsables.



Tags: fondo,hasta,Llegar

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE «EDITORIAL»:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa