Cochabamba, domingo 26 de mayo de 2019

La vivienda y la propiedad

| Escritor, abogado y “Cronista de la Ciudad” ramonrochamonroy@gmail.com | 14 may 2019 | Ed. Imp.

Graciela Landaeta me explicaba que en Uruguay, Nicaragua y otros países se había solucionado el problema de la vivienda separándolo del problema de la propiedad individual de la tierra. En otras palabras, esto significa tener un lote de propiedad colectiva, donde se ejecuta un programa de vivienda.

Esta es la intención del Comité Articulador de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (CACVAM), según documentación que me dio mi buen amigo Fernando Fuentes. El Comité funciona desde 2002 con apoyo de We Effect (Centro Cooperativo Sueco) y ha adoptado el modelo cooperativo uruguayo, basado en la autogestión, ayuda mutua y propiedad colectiva, además de la solidaridad,equidad de género, empoderamiento y reciprocidad.

Luego de estudios previos se organiza la Cooperativa en una Asamblea en la cual se busca y compra el terreno comunitario y se procede a la construcción colectiva de las viviendas con apoyo de un equipo técnico.

Construidas las viviendas, se procede a sortearlas para adjudicarlas y entonces tenemos un nuevo barrio, esta vez colectivo y comunitario, basado en un reglamento de convivencia. Como la construcción es colectiva, de hombres y mujeres, no se cobra jornales ni beneficios sociales y se ahorra costos, además del control social en el uso de materiales adecuado para una buena construcción.

Todos soñamos con un techo propio, pero la propiedad de la tierra y la construcción de la vivienda es una zona de especulación, una burbuja financiera difícil de combatir si persistimos en esta visión individual del problema. Pero, si lo abordamos en forma comunitaria desde el inicio, tendremos la seguridad de que nadie venderá una propiedad que no le corresponde, porque todo es comunitario, y se hará un uso de la vivienda acorde con los principios de solidaridad y reciprocidad, capacidades especiales y género, entre otros.

La autogestión en todas las fases del proceso es clave porque ayuda a identificar estrategias de gestión y potencia al sistema cooperativo como productor social del hábitat, en preobra y obra, habitación y convivencia. El hábitat es un producto sociocultural y se basa en el trabajo colectivo y la solidaridad. Se consolida con la participación activa y organizada de hombres y mujeres en los procesos de cambio. Ya no rige acá el principio de “Cuánto tienes, tanto vales”, sino un régimen de autogestión y solidaridad.

La dirección de CACVAM es calle Ecuador N° 183, entre Junín y Ayacucho. Telf. 4309895, datos que uno puede tomar del Facebook.



Tags: propiedad,vivienda

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa