Cochabamba, domingo 26 de mayo de 2019
Desde celdas, habla sobre el calabozo, sus visitas y actividades

Leyes dice que hubo “traidores”; apuntaba al Gobierno nacional

El Alcalde titular de Cochabamba se hizo cargo de la Oficina Jurídica del penal de San Antonio. Comparte una celda con otro recluso.
| | 21 abr 2019 | Ed. Imp.

JOSÉ MARÍA LEYES INGRESA A LA CÁRCEL, LA MADRUGADA DEL 3O DE NOVIEMBRE DE 2018. FOTO: ARCHIVO

Desde hace un mes es el encargado de la Oficina Jurídica de la cárcel de San Antonio; asesora a los reos que lo necesitan. Pasó una noche en el calabozo y, en la actualidad, comparte celda con otro recluso. Recibe incontables visitas de familiares, amigos, dirigentes y políticos. Hizo amistad con los presos, con quienes practica deporte, entre otras actividades.

Durante una visita realizada al alcalde titular de Cochabamba, José María Leyes, él expuso cómo vive en el penal. Habló de su truncada candidatura nacional, a la Presidencia o la Vicepresidencia, y expresó que hubo traidores en su propio entorno.



Los procesos penales comenzaron el 3 de abril de 2018, con la primera denuncia. Hoy, se cumple un año desde que tuvo la audiencia que derivó e su detención domiciliaria por el caso Mochilas I, por supuestas irregularidades en la adquisición de material escolar en 2018. Siete meses después fue liberado, el 28 de noviembre. Pero, dos días después, volvió a cambiar su situación, y fue enviado a la cárcel de San Antonio por Mochilas II, por presuntos hechos de corrupción en la compra de mochilas en 2017.

Recordó que aquella madrugada, del 30 de noviembre, llegó al recinto penitenciario, y fue enviado al calabozo. “Había dormido solo tres horas el día anterior”.

Había otras personas en el calabozo, pero no habló con ellas. Durmió.



Al día siguiente pasó a ser parte de la población. No tenía celda, luego se acomodó en una que comparte con otra persona. Dijo que no tuvo “bautizo” ni ningún tipo de recibimiento. 



Sobre su situación en la cárcel dijo que tiene una convivencia pacífica.



Cuando camina por los pasillos recibe saludos y sonrisas de los presos y de sus visitas.



Recibe a sus visitas en la denominada “sala de audiencias”, situada en la planta alta, casi frente al ingreso desde la calle. Para pasar, es necesario pagar tres bolivianos por el ingreso. En la sala hay letreros que instruyen “silencio”. En una esquina hay un estandarte apoyado a la pared, una colchoneta vieja, un pesebre embolsado, un atril con una cruz oscura. también hay pizarras acrílicas en blanco, cuadros, antiguos monitores de computadoras y hojas de papel en una pared con algunos dibujos y letras sobre “los derechos de los niños”.



Un ventilador, que enciende Leyes, mantiene algo fresco el ambiente de techo de plástico y ventanas que, en lo alto, dan a una pared y rejas que dejan entrar algo de sol. De fondo se oye una voz que a través del megáfono que avisa sobre la llegada de las visitas. También se oye música, desde el patio techado conocido como “El Prado”.



Leyes y sus visitas se sientan alrededor de una mesa roja de plástico. Él se muestra molesto cuando se refiere a sus procesos, el motivo de su encarcelamiento.





CANDIDATO Expresó convencido que al Movimiento Al Socialismo (MAS) le queda “manipular la justicia” y sacarlo del cargo de Alcalde para que, además, no pueda ser candidato. Dijo que era un potencial candidato a la Presidencia o la Vicepresidencia en la fórmula que actualmente lideran Óscar Ortiz y Edwin Rodríguez, de la alianza Bolivia Dice No.



“El MAS estaba desesperado por sacarme”.



Sostuvo que el partido de Gobierno buscó la forma de derrotarlo inicialmente “congelando proyectos municipales”; luego, con un intento de revocatorio que no se llevó a cabo; y, finalmente, intentando movilizar gente.



“Al contrario, ha habido manifestaciones en mi favor, como la del 20 de abril, en la Fiscalía (día en el que fue aprehendido)”, manifestó asegurando contar con el respaldo de la población.



Sobre los casos, explicó que “no se demostró” sobreprecios ni otras irregularidades. Lamentó estar encerrado por la supuesta existencia de dos riesgos procesales, que “ni siquiera se aplican a otros implicados en el proceso”. El proceso lleva más de un año y no se instaló el juicio, porque continuarían las investigaciones.



Durante la conversación con Leyes, llegaron algunos familiares; también subían algunos reos, quienes le hacían consultas casi solo con gestos, y Leyes respondía de similar manera.



Sin perder el hilo de su charla, continuó enfatizando que se convirtió en el “principal dolor de cabeza del MAS”.



“Inventaron el proceso de las mochilas. En un año lo único que han hecho los masitas es sacarme de la Alcaldía y meterme preso (…). Su intención no era el juicio, sino darle el golpe a José María Leyes para evitar que sea candidato en 2019”.



Del megáfono se oyen sonidos roncos. Se puede entender que gritan nombres y “¡puertaaa!”. Uno de esos llamados es para Leyes, quien se levanta y mira por la ventana. “¡Visita, papi!”, le dijeron desde abajo.



Luego aparece una de sus hermanas en la sala, y se suma a la mesa. De un lado se oye música de cumbia, luego reggaeton. Los sonidos se combinan entre anuncio de llegada de familiares y amigos de los presos, música y convocatorias de una iglesia evangélica.





“TRAIDORES” La situación de Leyes derivó en la inestabilidad de la Alcaldía. También se evidenciaron las divisiones en el Movimiento Demócrata Social (Demócratas).



Leyes expresó que evidenció traición. “Ha habido gente que me ha traicionado, de mi equipo, entre ellos están concejales y secretarios”.



En la actualidad, ya no hay restricciones en visitas. Sin embargo, ningún concejal demócrata fue a verle. Tampoco lo hizo el alcalde suplente temporal, Iván Tellería, aunque habría hecho conocer, a través de un asambleísta, su intención de hacerlo.



Identificó “dos tipos de traidores” de su propio entorno, quienes “complotaron” con el MAS desde antes del proceso de abril de 2018, cuando se hizo la denuncia pública, y quienes “se sometieron” después de esa fecha.



Reiteró que el Gobierno “construyó” un caso en su contra, y que les interesa tenerlo “preso y callado”. Pero, sostuvo que seguirá haciendo política. “Yo soy el Alcalde de Cochabamba, soy político, y voy a seguir haciendo política”.



Se refirió a las elecciones nacionales previstas para octubre, y aseguró que el binomio Ortiz - Rodríguez es una “excelente alternativa, porque a los demás ya se les conoce”.



Expresó confianza en los resultados. “El próximo Presidente de Bolivia debe ser un hombre valiente. Del abanico de posibilidades, la opción es Óscar y Edwin”.



Sobre Carlos Mesa, dijo que es “un hombre inteligente y de valía”, pero que perdió la oportunidad, porque renunció cuando fue mandatario. “Hubiera sido el Evo Morales, le hubiera tocado la bonanza del gas y más. Pero, no tuvo las agallas, la valentía ni el coraje”.



Leyes dijo que considera que el electorado boliviano es más maduro y que elegirá a uno de los candidatos de la oposición. Acotó que quien sea presidente debe considerar el tema de una justicia institucionalizada y que defienda la ley.



Poco antes de concluir la visita, se oyen monedas cayendo al suelo. Era uno de los reos que salía libre del penal. Como una cábala, “para no volver a estar tras las rejas”, echa las monedas. Varios gritaron el nombre de quien salía, como haciéndole barra.



Leyes comentó que es uno de los presos a los que ayudó, desde la oficina jurídica que ahora está a su cargo y desde donde apoyan a quienes no tienen recursos económicos ni abogados.

Alcalde: “Dudé del precio de las mochilas”

El alcalde José María Leyes reconoció que, luego de que se hizo la denuncia por las supuestas irregularidades en la adquisición de mochilas escolares en 2018, desconfió.



“Sí, dudé”, dijo.

La denuncia fue hecha pública el 3 de abril de 2018 por la concejala del Movimiento Al Socialismo (MAS) Rocío Molina. Después, lo hizo también el viceministro de Transparencia y Lucha contra la Corrupción, Diego Jiménez.



Leyes explicó que en la Alcaldía “hay más de mil proyectos” y 11 secretarías a cargo, por lo que la revisión directa no le sería posible.

Recordó que, ante la duda que surgió, decidió presentarse voluntariamente el 6 de abril en la Fiscalía para dar su declaración. Pero, la citación fue recién para el 20 de abril, día en el que fue aprehendido.



“También pedí una auditoría y, además, instruí que no se pague a los proveedores de las proveedores (...). Asumí estas tres acciones, el mismo día”.



DIEGO MORENO Y JOSÉ MIGUEL PADILLA

Entre los exsecretarios observados e implicados en los procesos de las mochilas están José Miguel Padilla y Diego Moreno.



Leyes evitó referirse a Padilla, para quien luego de haber vuelto de Estados Unidos se determinó su detención domiciliaria.



Sobre Moreno, dijo que fue destituido por algunos problemas que se habrían registrado ya en diciembre de 2017 y, que de ahí ya no supo cuando se fue ni nada porque “ya no era funcionario”. Moreno salió del país el mes en el que comenzaron los procesos y se desconoce su paradero hasta la actualidad.



Asegurando un respaldo que se mantiene, el Alcalde titular dijo que, cuando comenzó el conflicto, hace más de un año, “tenía el 60 por ciento de apoyo popular” y que lo que se buscó es darle un “golpe municipal”.



“Ellos (el Movimiento Al Socialismo) se asustan de esa proyección, porque si aparece un líder colla, es la unidad nacional”.



Manifestó que el Movimiento Demócrata Social (Demócratas) es un partido político que tiene fuerza en el oriente, y que Cochabamba abrió las puertas occidente.

3 jóvenes están a cargo de las redes

REDES SOCIALES DE JOSÉ MARÍA LEYES

En la actualidad, José María Leyes está activo en redes sociales como Twitter y Facebook. Informó que hay tres jóvenes que se hicieron cargo de esas plataformas.



A mediados de febrero de este año, las cuentas del Alcalde volvieron a tener actividad.



La autoridad había desaparecido de ese escenario desde que fue enviada a la cárcel la madrugada del 30 de noviembre.



El 17 de febrero, en las cuentas de Leyes apareció el mensaje de que la comunicación oficial en redes sociales “está administrada por su equipo personal de comunicación”.



El Alcalde explicó que este equipo está conformado por tres jóvenes del Movimiento Demócrata Social (Demócratas), quienes le ofrecieron recuperar la actividad y contacto con la población.



Cuando se levantaron las restricciones de comunicación que tenía Leyes, asumieron esas funciones.



“Ellos asisten a las audiencias, hacen fotografías, graban, y suben eso a las plataformas”.



Ellos lo visitan con frecuencia y, para las publicaciones, Leyes suele entregarle notas escritas, que los jóvenes recogen, transcriben y difunden.



“Se turnan para hacer ese trabajo, y lo hacen ad honórem”.



Uno de los mensajes más recientes fue a propósito de las conmemoraciones religiosas: “Semana Santa, semana de oración. Pido a Dios por Bolivia, para que este año nos dé un nuevo presidente, alguien valiente, justo y que ame a Dios”.



Tags: Gobierno,nacional,apuntaba,“traidores”;,dice,hubo,Leyes

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa