Cochabamba, sábado 20 de abril de 2019
Declaración

Policía revela que “primo” de Jhasmany alertaba de allanamientos desde FELCC

El policía Ronald V.Z. sostuvo que el sargento Jorge T.T. usó su teléfono para prevenir de los pasos de la Fiscalía a la asistente del abogado, Eliana.
| | 14 abr 2019 | Ed. Imp.

LA AUDIENCIA DE LOS POLICÍAS IMPLICADOS EN LA “DESAPARICIÓN” DE PRUEBAS.


El 7 de marzo, un policía declaró ante el investigador del caso consorcio de jueces, fiscales, policías y abogados que uno de sus camaradas llamaba desde la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen a la asistente del abogado Jhasmany T.L. para alertarle de los allanamientos que planeaba ejecutar la Fiscalía y que tomaran sus previsiones. El agente Ronald V.Z. contó que su compañero utilizó su teléfono móvil para hacerlo, sin que él supiera el motivo.

Ronald V.Z. relató que fue destinado como encargado de celdas de la FELCC entre el 22 de octubre y el 21 de noviembre de 2018. Después de esa fecha fue derivado a la Plataforma de Denuncias de la misma institución. El 21 de diciembre de 2018, cuando Ronald V.Z. cumplía un servicio en Plataforma y recibía un caso por tenencia de arma de fuego, se le acercó el sargento segundo Jorge T.T., quien también trabajaba en la FELCC.



PIDIÓ CELULAR “Jorge era mi camarada, mi compañero de curso, mi amigo. Él se me acercó mientras yo recibía la denuncia y me pidió prestado mi teléfono celular para hacer una llamada. Al tratarse de mi compañero, sin ninguna desconfianza desbloquee el celular y se lo di. Él se lo llevó hacia los dormitorios mientras marcaba. Se demoró unos 20 o 30 segundos. Luego volvió y me llamó con señas hacia los dormitorios y me dijo: ‘Si es que te llaman de un número privado o no registrado, no contestes’. Le pregunté el motivo y me contestó que después me contaría. Yo volví a mi puesto a seguir tomando la denuncia y después atendí muchos casos, por lo que me olvidé de revisar mi teléfono, hasta el final del día, cuando recién revisé y no había quedado registrado ningún número”, describió.

Por ello buscó al sargento Jorge T.T. y le preguntó a quién había llamado desde su teléfono. El sargento le preguntó si recordaba a la mujer alta, de tez blanca, que asistía a los partidos de futsala del campeonato interno entre policías que se llevaba a cabo en la cancha deportiva de la FELCC. Se refería a Eliana V., la asistente del abogado Jhasmany T.L.

El policía Ronald V. le dijo que sí la había visto en los partidos. “Me aclaró que la había llamado a ella desde mi teléfono, para alertarle de que ya estaban yendo a allanar la casa o la oficina donde ella trabajaba y que solo quería prevenirle. Yo le reclamé y le dije que no me meta en problemas llamando de mi celular. Jorge T. me respondió ‘Vas a disculpar, metí la pata’, pero me reiteró que no iba a pasar nada porque al número que llamó era seguro. Yo le advertí que, si pasaba algo, no iba a tapar nada”.

Según Ronald V.Z., no le prestó más el teléfono a Jorge T. y, como él había borrado el registro de la llamada que hizo en diciembre, tampoco pudo saber de qué número se trataba. Solo reiteró que mientras Jorge T. hacía la llamada, él tomaba una denuncia y corregía un informe de acción directa, y existen testigos de ello que estaban presentes y sus nombres están inscritos en el informe que llenó el 21 de diciembre a las 16:30 horas.

El policía también declaró que hasta que se difundió el caso de Jhasmany T.L. no conocía el nombre de la asistente del abogado, Eliana V., aunque sí reconoció que la vio muchas veces en los partidos de futsala de la FELCC y que el sargento Jorge T. le había dicho que tenía una relación con ella.



IDENTIFICADA Cuando el investigador asignado le mostró varias fotografías, el policía Ronald V. reconoció a una mujer de blusa blanca como aquella que frecuentaba la FELCC y a la que Jorge T. le dijo que había telefoneado (Eliana V.).



“PRIMO” De acuerdo a las declaraciones que prestaron otros efectivos en el caso, el sargento Jorge T.T. alardeaba de ser “primo” del abogado Jhasmany T. y cuando lo llamaba por teléfono lo saludaba de esa manera. Llevaban el mismo apellido, pero, aparentemente, no por el lado del padrastro, sino por el segundo apellido de la madre. La Fiscalía debía confirmar si existía una relación de parentesco, pero, por el momento, no ha difundido el resultado de sus pesquisas.



CASO CONSORCIO El 18 de enero de 2019, el Ministerio Público de Cochabamba ordenó la aprehensión de ocho personas, y siete de ellas eran funcionarios públicos: los exvocales Anawella T.P., y César Nelson P.A.; el fiscal de materia Óscar Mauricio O.G. y cuatro policías: Adolfo S.B., Hugo M. D., Carlos Armando P.R. yel “primo” Jorge Armando T.T.

Entonces, el fiscal Departamental de Cochabamba, Juan De la Cruz Vargas, y los fiscales de materia Faridy Arnez y Ricardo Arellano explicaron que los siete funcionarios públicos fueron imputados por el delito de consorcio de jueces, abogados, policías y fiscales, previsto en el artículo 174 del Código Penal boliviano.

En relación a los policías implicados, ellos son investigados por “hacer desaparecer” y alterar pruebas vitales que incriminaban a Jhasmany T.L. y a sus presuntos cómplices.



“EN SUS MANOS” De acuerdo al testimonio de Carlos P.R., oficial que trabajaba en el Instituto de Investigación Técnica Científica de la Universidad Policial (Iitcup), instancia encargada de custodiar los discos duros, celulares y pendrives secuestrados en dos inmuebles, fue el sargento Jorge T.T. quien les propuso reemplazar los soportes técnicos.

En noviembre de 2018, Jhasmany T.L. cumplía con la medida de la detención domiciliaria en su casa de Colcapirhua. Hasta allí fue el sargento Jorge T.T. a visitarlo y a devolverle “en sus manos” los dos discos duros externos que la Fiscalía se había llevado.

Según las declaraciones de los implicados, que varían en relación al grado de su propia autoría, el 12 de noviembre de 2018 llamaron a Jhasmany para preguntarle qué contenían los discos duros.

El abogado supuestamente les respondió: “Tengo resoluciones supremas, autos de vista, está toda mi vida de abogado. Aparte tengo pornografía de todas las cosas que hice estos años. Les he mandando algo de amor ahorita, pero después voy a trabajar aunque sea toda la vida para ustedes”. El “amor” era el pago de 1.500 dólares que se repartieron entre tres efectivos.

La noche del 12 de noviembre, Jorge T.T. fue hasta la casa del abogado a devolverle lo que la Fiscalía le secuestró. Después, les contó a sus camaradas que la clave de acceso a uno de los discos era la estrofa de una canción y que Jhasmany le mostró, esa misma noche, que allí tenía documentos de Word y pornografía. El otro disco duro no se lo mostró.

4

policías

están detenidos preventivamente en diferentes cárceles de Cochabamba, desde el 18 de enero de 2019, cuando la Fiscalía capturó a ocho personas, siete de ellas funcionarios públicos.

Los agentes imputados por el delito de consorcio de abogados, policías, jueces y fiscales son Adolfo S.B., Hugo M.D., Carlos P.R. y el que decía ser su primo, sargento Jorge Armando T.T. Además, hay otros agentes que son investigados por sus nexos con Jhasmany.



Tags: allanamientos,desde,alertaba,Jhasmany,revela,“primo”,Policía,FELCC

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa