Cochabamba, sábado 20 de julio de 2019

Colombia - Estados Unidos y la lucha contra las drogas

| Jaime Ortega Carrascal | 14 abr 2019 | Ed. Imp.

La lucha contra el narcotráfico, que desde hace más de 30 años marca el norte de las relaciones de Colombia con Estados Unidos, ha vuelto a estremecer el vínculo de carácter estratégico entre los dos países por las reiteradas críticas del presidente Donald Trump a su homólogo Iván Duque.

Con una campaña electoral en ciernes, Trump ha sorprendido con dos dardos en menos de dos semanas contra Duque, a quien acusó el 29 de marzo de no hacer "nada" por su país en materia de lucha contra las drogas, apreciación que reiteró este miércoles cuando afirmó que "desafortunadamente, el negocio de las drogas ha crecido un 50 por ciento desde que está ahí (en el cargo)" el Presidente colombiano.

Los comentarios, hechos sin presentar datos que los sustenten, sentaron mal en Colombia por el esfuerzo que a diario hace el país para erradicar miles de hectáreas de cultivos ilícitos y para decomisar toneladas de cocaína listas para enviar a los mercados internacionales.

También cayeron mal por el tono de regaño público de la Casa Blanca al Gobierno de Colombia, su principal aliado político y militar en América Latina, que además viene en un momento en el que Duque tiene bastantes problemas en el campo interno como para tener que abrir también un frente en el campo internacional.

No obstante el malestar, las relaciones entre EEUU y Colombia son lo suficientemente sólidas como para pensar que se puede llegar a una crisis como la vivida durante el Gobierno de Ernesto Samper (1994-1998), cuando el país llegó a ser descertificado en la lucha contra las drogas y al propio mandatario le fue cancelado el visado por el alegado apoyo financiero del narcotráfico a su elección.

"El presidente Duque debe comenzar a aprender que en las relaciones con Estados Unidos es mejor ser aliado con garantías que amigo incondicional o enemigo con derechos, pero no cabe la amistad con Estados Unidos", dijo Samper a EFE.

En esa percepción coincide con el excanciller Julio Londoño Paredes, quien no cree que la actual situación lleve a un deterioro de las relaciones porque los reproches por este tema "no son una cosa nueva".

"El presidente Trump, como todo el mundo lo sabe, es una persona imprevisible, él no tiene amigos sino intereses y hace mucho tiempo algunos mandatarios de Estados Unidos han formulado el mismo tipo de críticas hacia Colombia", declaró Londoño Paredes, decano de la Facultad de Ciencia Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario.

En este punto, el excanciller recomienda no dejarse seducir por cantos de sirena que hagan creer al país que por su cercanía con la Administración estadounidense y la afinidad que Trump y Duque han mostrado ante asuntos como los esfuerzos para "restaurar la democracia" en Venezuela, las dos naciones están estrechamente unidas.

"No hay que creer, lo dice la experiencia y la práctica, que por el hecho de que el presidente de EEUU, reciba a un jefe de Estado, que tenga palabras de aprecio hacia un Estado, al otro día no puede cambiar su actitud, esa es una de las características de Trump con todos los países (...)".



Tags: contra,drogas,lucha,Unidos,Estados,Colombia

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa