Cochabamba, miércoles 26 de junio de 2019
Proceso oral

Exigen supervisar el juicio por el feminicidio de Nataly Ballón

El colectivo Mujeres de Fuego detectó algunos hechos que generaron dudas acerca de la objetividad de un juez. Piden la presencia del Defensor, de la Magistratura y Transparencia.
| | 12 abr 2019 | Ed. Imp.

PAVEL L. EN AUDIENCIA Y NATALY BALLÓN EN EL RECUADRO.


Ayer se cumplió la tercera jornada del juicio oral instalado en Sacaba por el feminicidio de Nataly Verónica Ballón Guzmán, la joven de 29 años que fue presuntamente golpeada hasta la muerte por su pareja, el mecánico Pavel L., de acuerdo al tenor de la acusación planteada por la Fiscalía, que pidió 30 años de cárcel para el sindicado.

Por su parte, el mecánico tiene otra versión de los hechos y sus abogados intentan anular las pruebas del Ministerio Público. Activistas del colectivo Mujeres de Fuego, que acudieron a la audiencia como oyentes, detectaron hechos que les permiten dudar de la objetividad del juez a cargo de este proceso, y exigieron la presencia del representante del Defensor del Pueblo, del Consejo de la Magistratura y del representante del Viceministerio de Transparencia para garantizar un resultado libre de prejuicios.

Nataly Ballón se casó muy joven, a los 17. Tuvo dos hijos con su primer esposo, un varoncito que hoy tiene 13 años y una niña de 11. La relación no funcionó y, después de separarse, la mujer conoció a Pavel L. La relación con él fue tormentosa, según varios testigos y familiares de Nataly.

Ellos declararon recordando fechas y hechos concretos que la mujer había sido golpeada muchas veces por el mecánico, y que incluso la bebé de siete meses que esperaban falleció dentro del vientre de Nataly tras una golpiza que encubrieron, diciendo que ella cayó de una camioneta en movimiento. Se separaron varias veces, pero el mecánico la convencía de volver su lado aprovechando que la autoestima de ella era casi inexistente.

El 2 de noviembre de 2017, la pareja asistió a una fiesta en la que discutieron por los celos de él. Volvieron a casa y, según la hipótesis de los investigadores, Pavel la golpeó hasta que ella cayó muerta. Llamó a su amigo y, tras bañarla (presumiblemente para limpiar las manchas de sangre), la llevaron al hospital Solomon Klein, a donde llegó sin vida según los testimonios de médicos, enfermeras y de vídeos del mismo centro hospitalario.

Ayer, Mauricio, el amigo que ayudó a Pavel a llevar a Nataly al hospital, declaró que alzaron a la joven entre los dos y la pusieron en el asiento delantero del carro. Acotó que la pareja se llevaba bien, pero admitió que tenía problemas "porque ella tenía su carácter". La investigadora policial asignada al caso declaró que se pudo establecer que Nataly llegó al hospital en el asiento trasero del vehículo, sin vida y con múltiples hematomas.

Pavel tenía marcas de dientes en su pecho y arañazos en la espalda. La defensa del mecánico intentó excluir el informe policial alegando cuestiones de forma que la Ley 348 no admite. En horas de la tarde, se conoció que según el protocolo de autopsia, Nataly fue golpeada en todo el cuerpo. Tenía hematomas y excoriaciones en piernas, brazos, tórax, cuello y rostro. Perdió la vida por un golpe muy fuerte en la cabeza que le causó una hemorragia intracerebral.

La joven tenía el cabello húmedo, por lo que se deduce que fue bañada para esconder evidencias como manchas de sangre y otras.

Desconfían de juez de Sacaba

Algo que llamó la atención de las activistas es que el juez David Gamón exhortó a las partes refiriéndose únicamente a tener cuidado porque se estaba "hablando de la libertad de este hombre", sin mencionar el sufrimiento y la pérdida de la vida de una mujer. Además, detectaron que "el juez intentaba confundir con sus preguntas a la investigadora y más bien ayudaba al acusado y trataba de enmendar sus equivocaciones", por lo que pidieron la supervisión de estas audiencias a las autoridades antes mencionadas. Durante la reconstrucción el caso, en febrero en 2018, Pavel incurrió en contradicciones, pues dijo que Nataly “se cayó del taxi” en el que volvían de la fiesta a su casa, aunque en sus primeras declaraciones explicó que se había resbalado de la silla de ruedas en la que la pusieron en el hospital Solomón Klein.



Tags: Nataly,Ballón,feminicidio,juicio,supervisar,Exigen

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa