Cochabamba, miércoles 21 de agosto de 2019

El maltrato en la niñez provoca cambios estructurales en el cerebro

| | 25 mar 2019 | 08:59

FOTO CORTESÍA DE MORGUEFILE.

El abuso durante la niñez puede provocar cambios estructurales en el cerebro que aumentan el riesgo de depresión grave y recurrente de una persona, revela un estudio reciente.
Los hallazgos, difundidos por HealthDay News, "dan más credibilidad a la idea de que los pacientes con depresión clínica que fueron maltratados en la niñez presentan diferencias clínicas" respecto a las personas que no sufrieron ese tipo de trauma a una edad temprana, señaló el líder del estudio, Nils Opel, investigador en psiquiatría en la Universidad de Munster, en Alemania.
La investigación incluyó a 110 personas de 18 a 60 años de edad que fueron hospitalizadas por depresión mayor. La gravedad de su depresión se evaluó mientras estaban en el hospital, y una vez más dos años más tarde.
Los pacientes también completaron un cuestionario que preguntaba sobre el trauma a principios de la vida, y se sometieron a una IRM para evaluar la estructura de su cerebro.
De los pacientes, 75 sufrieron al menos una recaída de la depresión en el plazo de dos años tras su hospitalización, reportó el grupo de Opel en la edición del 21 de marzo de la revista The Lancet Psychiatry. De ellos, 48 tuvieron una recaída, siete tuvieron dos, seis tuvieron tres y 14 tuvieron tantas que se les consideró crónicamente deprimidos.
El maltrato en la niñez se asoció de forma significativa con la tendencia de la depresión a recaer, dijeron los investigadores.
Además, las IRM sugirieron que tanto el abuso en la niñez como la depresión recurrente se asociaban con reducciones similares en la superficie de un área del cerebro (la corteza insular) que ayuda a regular la emoción y la autoconsciencia, indicaron los autores del estudio.
Ese cambio en el cerebro podría aumentar el riesgo de depresión recurrente, anotaron los investigadores. Y añadieron que el abuso infantil (que puede incluir el maltrato emocional, sexual o físico, o la negligencia) ya es uno de los factores de riesgo conocidos más potente de la depresión mayor.
"Dado el impacto de la corteza insular en funciones cerebrales como la consciencia emocional, es posible que los cambios que vimos hagan que los pacientes tengan una menor respuesta a los tratamientos convencionales", planteó Opel en un comunicado de prensa de la revista.
Estudios anteriores han sugerido un vínculo entre el abuso y los cambios en la estructura del cerebro, y otros han encontrado una asociación entre el abuso y la depresión mayor.
Pero el equipo alemán dijo que el suyo es el primer estudio en conectar directamente al abuso infantil, los cambios en el cerebro y el curso clínico de la depresión. También es el primero en identificar cambios en el cerebro que podrían tener un rol



Tags: estructurales,cerebro,cambios,provoca,niñez,maltrato

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa