Cochabamba, miércoles 20 de marzo de 2019
Mis circunstancias

Que no cunda el pánico celeste

| Periodista deportivomoisesrevollo@yahoo.es | 14 mar 2019 | Ed. Imp.

Conservo la convicción sobre la importancia de que el llamado Equipo del Pueblo debe mantenerse en la primera línea de competencia, por tradición, trayectoria y futuro, dejando la improvisación y concediendo prioridad a la planificación.

Aurora, que cumplirá 84 años de existencia el 27 de mayo, es uno de los decanos del fútbol boliviano, solo superado en antigüedad, por The Strongest (110), Bolívar (93) y Always Ready (86) entre clubes actuales de la división profesional.

Un tercer descenso en su historia sería fatal, porque es mucho más difícil el retorno por la increíble competencia económica que se observa cada año en el torneo para ascender y el círculo es cada vez más cerrado de seguidores, con capacidad de asumir retos, bastante solitarios.

La difícil travesía del club celeste, matizada con más sobresaltos que satisfacciones, parece coartar el apoyo de seguidores, más pasivos que activos, desmereciendo una jerarquía merecida, por una labor incesante de diferentes directorios o presidentes, en el complejo de la laguna Alalay.

La difícil situación de Aurora en las posiciones del Apertura, pese al esfuerzo por armar un equipo competitivo con un buen entrenador, precisa de serenidad y más sacrificio, para salvar otro año, hasta encontrar la ruta y equilibrio que permita superar el sufrimiento persistente y se convierta en protagonista, con respaldo efectivo e incremento de seguidores en el estadio.

El presidente celeste debe hacer prevalecer su puesto en la Federación e impulsar, con otros, la capacitación y formación de árbitros, que son la preocupación de los equipos, que sin excepción se sienten perjudicados, en casi todos los partidos.

Aurora, con su complejo de siete canchas, debería emular el trabajo de Argentinos Juniors de la Argentina, que es canterano o semillero de figuras mundiales, como Maradona o Riquelme, Redondo, Borghi, Batista, Pekerman, Biglia y una larga lista que pasearon por diferentes clubes de América y Europa.

Se conoce que casi silenciosamente ya transfiere jugadores de su cantera, como el último caso de Erick Cano a Bolívar, pero es hora de que los derechos de formación y ficha de jugadores dejen réditos al club, para mejorar sus finanzas alicaídas, por la falta de mayor apoyo de su hinchada.





Tags: celeste,pánico,cunda,Que

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa