Cochabamba, jueves 21 de marzo de 2019
FORO

Mujeres sin fines de lucro

| Colaboradora de El Comercio Twitter: @DiarioOpinion | 11 mar 2019 | Ed. Imp.

Poderoso caballero es don dinero. No es dama, no es doña. El dinero es masculino. Es de ellos y es sinónimo de poder.

El machismo ha escrito un relato de terror: la mujer que sacrifica sus aspiraciones profesionales es más virtuosa que aquella que combina casa y trabajo. Además sataniza a la trabajadora diciendo que desprecia al ama de casa. Mujeres vs. mujeres. El debate es otro. ¿Tener empleo, ganar dinero, te hace menos digno, éticamente inferior, mala madre o esposa mediocre?

Las mujeres no somos ONG, mejores seres humanos si no tenemos fines de lucro. La independencia económica es inherente a la aspiración de equidad. ¿Cómo podemos ser verdaderamente libres si hasta para comprar nuestras toallas higiénicas (ahora que hablamos de la menstruación) tenemos que recurrir a un hombre? El discurso machista enarbola el desprendimiento de aquellas que no tienen ingresos en contraste con las egoístas que prefieren niñeras o guarderías para sus hijos con tal de hacer dinero. Por mi culpa, por mi gran culpa.

Ese cuento es una gran estrategia de márketing para mantener el statu quo, retener el control pero sintiéndonos bien porque lo que hacemos es en beneficio de un bien supremo.

El investigador Hugo Ñopo tuiteaba: “En los hogares peruanos las mujeres están a cargo del 80 por ciento del trabajo doméstico no remunerado y no delegable (aquel que no puede hacer una trabajadora del hogar)”. Es decir, con o sin dinero propio, nosotras seguimos haciéndolo casi todo. Dejemos de romantizar que las mujeres no tengan ingresos.

En el 2017, el Observatorio de la Violencia contra las Mujeres y los Integrantes del Grupo Familiar registró unas 7.000 denuncias solo por violencia económica. Esta forma de maltrato invisibilizado es transversal a todos los estratos socioeconómicos.

Si tu cónyuge te mantiene, ¿qué posibilidad real tienes de mudarte ante el maltrato? ¿Quién pagará las cuentas del nuevo hogar? ¿Cómo pagarás la renta? ¿Qué banco te dará un crédito hipotecario? ¿Con qué dinero pagarás el abogado? La amenaza frecuente a las madres maltratadas es: “Vete, pero tus hijos se quedan. Te los voy a quitar”.

Cuando pides pensión de alimentos, los jueces en el Perú suelen asignar montos mínimos, no te alcanza. “Tú elegiste irte. Busca otro que te mantenga”. La historia recurrente de las mujeres agredidas física, psicológica y sexualmente por sus ex parejas ocurre cuando van a exigir la manutención.



Tags: lucro,fines,Mujeres

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa