Cochabamba, jueves 21 de marzo de 2019
UN POCO DE SAL

Feminismos y extrema derecha

| Sociólogo jc@diagnosis.com.bo | 08 mar 2019 | Ed. Imp.

Es erróneo pensar que el actual fortalecimiento de la extrema derecha es el resultado exclusivo de los fracasos de los gobiernos de izquierda en América Latina, de la social democracia en Europa o del liberalismo en EEUU. El resurgimiento de esta derecha autoritaria es una respuesta (defensiva) a los avances de la agenda feminista, que tomaron impulso a partir de las conferencias internacionales de El Cairo (1994) y Beijing (1995). Desde entonces se han logrado importantes avances hacia la equidad de género y por una mayor autonomía de las mujeres y de las minorías sexuales.

Estos avances afectan los intereses de sectores ultra conservadores en las familias, las iglesias y algunas empresas. Surgen movimientos sociales y políticos que buscan limitar y/o dar marcha atrás a las conquistas feministas. Vivimos una auténtica polarización social, cultural y política. Pero, no se trata de la clásica oposición entre derecha e izquierda, sino del choque frontal y sin atenuantes entre feminismos que van ganando influencia, y una extrema derecha machista, racista, homofóbica y nacionalista.

El futuro pertenece, sin embargo, a los feminismos y a las minorías sexuales. Vemos una nueva generación de feministas. En la mayor parte de los casos menores de 30 años. Se movilizan con entusiasmo no solo por ampliar los derechos de las mujeres o para apoyar las reivindicaciones de la comunidad LGBTI, sino también, y esto es un dato muy importante, por despatriarcalizar la economía y la política, por cuidar los territorios y el medio ambiente.

Mientras que la extrema derecha repite sin creatividad su discurso de odio y de rechazo a la diversidad, estas nuevas generaciones de feministas nos interpelan con sus sueños y sus proyectos por otro mundo posible con mayor equidad de género sí, pero también con una economía sostenible. Que este 8M, en el cual miles de mujeres se movilizan alrededor del mundo, su voz nos devuelva las esperanzas de una nueva sociedad, donde podamos inventar nuevas relaciones de género, con una mayor dosis de equidad, de ternura y de cuidado mutuo entre los seres humanos y con el medio ambiente. Donde los demonios del patriarcado, del extractivismo y del crecimiento sin fin sean desterrados por un auténtico vivir bien.



Tags: derecha,extrema,Feminismos

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa