Cochabamba, miércoles 21 de agosto de 2019

Félix Patzi: no soy tractorista

| Analista político ivanariasduran@hotmail.com | 12 feb 2019 | Ed. Imp.

El gobernador de La Paz, Félix Patzi, ante las críticas por su ausencia en el lugar de los deslizamientos en la carretera a Caranavi del 2 de febrero, respondió que “no es necesario estar presente, yo no soy tractorista". Las declaraciones del sociólogo Félix Patzi ponen en evidencia los nocivos rasgos de la gestión burocrática que lo guían. Max Weber (1864-1920), padre de la sociología pública, de haberlo escuchado, desde su tumba, le estaría ordenando que se dedique no más a producir adobes, pero que no le haga tanto mal al sociólogo y a la sociología.

Félix, debes saber, como bien resume Gustavo Trelles (1984), la peor acepción de burócrata es aquella que habla del funcionario como un tipo “flojo, perezoso, holgazán, irresponsable, improductivo, mantenido por el Estado y los impuestos de la sociedad”. El gestor público burocrático, como parece que tú lo practicas, está seguro que no trata con necesidades de las personas sino que, más bien, está agarrando cosas, documentos, archivos y, por ello, se olvida de las personas y de solucionar sus problemas con calidad y calidez. La máxima autoridad Ejecutiva paceña, como cientos de otras autoridades (presidentes, alcaldes, ministros), ignora que en la gestión pública del Siglo XXI, el líder debe desarrollar sus habilidades soft (blandas) y no solo las hard (duras). Las habilidades blandas son intangibles. No se estudian en la universidad, se aprenden en la vida.

Las habilidades soft son las que permiten el logro de cosas que, a primera vista, parecen imposibles. Las habilidades blandas se refieren al desarrollo del espíritu de equipo, la motivación, honestidad, comunicación, influencia, habilidad para resolver conflictos y la negociación. No basta identificar los problemas, sino alguien que ayude a resolverlos.

Félix, no eres tractorista, pero te aseguro que tu presencia en el lugar de los deslizamientos, te hubiese granjeado una autoridad mucho más grande que el poder que hoy ostentas. Sin sacarte selfies ni videos, la gente hubiese agrandado tu personalidad. Tu trabajo con

la población hubiese agregado un valor diez mil veces más que tu salario de cuatro años de gestión. El contacto te hubiese mostrado como una persona solidaria y que tiene un equipo de talentos humanos desconocidos. Tu presencia hubiese reforzado la imagen que te

preocupas por la gente y que no eres indolente. Embarrando tu “blanco traje” hubieses ayudado a constituir, in situ, una red de coordinación y colaboración horizontal. Tu capacidad de comunicación hubiese salido a flote y seguro, en medio de la desgracia, hubieses irradiado optimismo y esperanza, que, aunque no lo creas, es lo que más valora la gente cuando está en desgracia.



Tags: tractorista,soy,Patzi:,Félix

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa