Cochabamba, miércoles 20 de febrero de 2019

Una casa a la deidad andina del Ekeko refuerza la fiesta boliviana de Alasita

| La Paz / Efe | 30 ene 2019 | 19:05

La ciudad boliviana de La Paz abrió este miércoles un espacio destinado a fortalecer su festividad de la abundancia, llamada popularmente como la Alasita, con la casa de la deidad andina del Ekeko y un museo consagrado a las miniaturas.


En declaraciones a Efe, el secretario municipal de Culturas, Andrés Zaratti, manifestó que la versión 2019 está orientada a "soñar la ciudad" y su proceso de desarrollo por medio de las miniaturas.


Justamente, con ese objetivo uno de los espacios exhibe un conjunto de maquetas que revaloran los sitios y edificaciones más importantes de la ciudad como el Palacio Legislativo, la iglesia de San Francisco y el Museo Nacional de Arte, entre otros, en una articulación arquitectónica de lo actual y antiguo.


También destaca la red de teleféricos de la ciudad, considerada la más alta y extensa del mundo, los puentes Trillizos, además de la estructura de la terminal de La Paz diseñada por el francés Alexandre Gustave Eiffel.


Zaratti señaló que el objetivo principal de esa muestra es lograr que la población "valore esta infraestructura y estos espacios" que los observa cotidianamente.


Otro de los espacios más significativos en la exposición de decenas de ekekos, que resaltan el cambio de la fisonomía a lo largo del tiempo, ya que se exhiben modelos de la época de la colonia y actuales realizados en distintos materiales como el hierro, la madera, la arcilla o estuco.


El Ekeko es la deidad andina por excelencia que está vinculada a la abundancia y al cumplimiento de los sueños materiales de las personas que acuden a él a pedirle favores con una fe inquebrantable.


Habitualmente se lo representa como un hombre algo obeso, sonriente, con un bigote fino y un cigarrillo entre los labios, cargado con un sinfín de objetos preciados y con vestuario típico de Los Andes.


No obstante, la exhibición muestra variantes de la deidad relacionadas a la cantidad de objetos que porta, o con algunos rasgos físicos diferentes como la nariz puntiaguda o chata, aunque el estereotipo dominante es el del hombre gordo y bonachón.


En el espacio destinado a fortalecer la Alasita, que en aimara significa "cómprame", existe amplia información relacionada a su comida, tradiciones, historia y ritos, al mismo tiempo de que se habilitó una oficina que coordina recorridos guiados a los turistas dentro de la feria.


Zaratti explicó que el objetivo del espacio es que sea "un punto de encuentro" en el que se combinen los sueños individuales con los de la ciudad.


Los recorridos rituales en La Paz durante la festividad de Alasita, celebrada cada 24 de enero, fueron declarados Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en 2017.


Este año, la Alasita se celebró simultáneamente en 20 países entre ellos Argentina, Perú, Brasil, España y Japón. EFE



Tags: fiesta,boliviana,Alasita,refuerza,Ekeko,casa,deidad,andina,Una

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa