Cochabamba, viernes 19 de abril de 2019
Es el primer boliviano en acabar segundo

El Cachorro logra puesto nunca antes registrado en motos

Daniel Nosiglia Jager, hijo menor del Lobo, se lució en la etapa 9, lo que le permitió entrar al top 10. Estuvo a solo 2 minutos del triunfo.
| | 17 ene 2019 | Ed. Imp.

DANIEL NOSIGLIA JAGER, EN LA ETAPA 8 DEL RAID. PRENSA NOSIGLIA

A estas horas, el revuelo entre aquellos que no le pierden pisada a Daniel Nosiglia Jager (Honda) en el Rally Dakar 2019 aún no cesa. Y claro. No es para menos. El Cachorro, el hijo menor de Walter el Lobo del Desierto Nosiglia, logró ayer lo que ningún otro piloto boliviano de motos había podido hasta la fecha: auparse en la segunda casilla de una etapa dakariana desde que existe la competencia, surgida en el continente africano. Como consecuencia, también ascendió al top 10 de la tabla general.

Nunca antes ello había sido posible para un representante nacional en la categoría sobre dos ruedas. Y fue Daniel quien lo hizo. Con solo 24 años, el paceño se puso el traje de héroe, saltó al escenario lleno de dunas y conquistó el segundo casillero en el tramo 9 (Pisco Pisco), luego de 3 horas con 48 minutos y 38 segundos.

Ironías del destino, de la carrera o, quizás, simplemente porque ha sido parte de las reglas del juego. Lo cierto es que el Cachorro estuvo a solo dos minutos “clavados” de quedarse con la victoria, que finalmente le correspondió al francés Michael Metge, de la escudería Sherco (3 horas con 46 minutos y 38 segundos).

Se le fue de las manos el que podría haber sido su triunfo. Una caída leve que sufrió en una bajada, cuando se encontraba a unos 30 kilómetros de cruzar la meta, lo llevó a perder tiempo valioso. El motociclista optó por el sector con arena más blanda y ello le jugó una mala pasada.

Le pesa haber dejado ir la coronación en la etapa, aunque el sentimiento no es mayor que la satisfacción por saberse como el hombre clave en el quiebre de la memoria tuerca.

Si el martes Daniel había anticipado que apostaría por una estrategia “serena” para no arriesgar demasiado en su presentación, pues estaba conforme con lo hecho, la advertencia no se cumplió a cabalidad.

Aceleró a fondo. Aprovechó la cautela que asumieron los del pelotón de “favoritos”.

“Fue mi mejor etapa de toda la historia del Dakar. Al principio pensé tomármela a la ligera. Ya no tenía muchas posibilidades de avanzar posiciones y estaba cómodo. El hecho de que fuera una largada tipo motocross me subió la adrenalina”.

Y el dicho “de tal palo, tal astilla” se cumplió. Es su padre, el Lobo del Desierto, el único piloto (en la categoría de cuadriciclos) boliviano que le lleva ventaja.

El experimentado corredor cuenta en su haber deportivo con un tercer lugar en el podio final del Rally Dakar, logro que dibujó el 17 de enero de 2015, cuando escoltó al polaco Rafal Sonik y al argentino Jeremías González Ferioli, ambos de la firma japonesa Yamaha.

Fue, también, el Lobo del Desierto quien en 2016 acabó la odisea en el sexto puesto, mientras que en 2017 Juan Carlos Salvatierra (ausente esta vez por una observación en su cuadratrack) terminó décimo en motos.

Tras la proeza de ayer, Daniel y su papá se fundieron en un abrazo. Contuvo la emoción el “jefe de la manada” ante uno de los herederos de su legado.

Tras el podio, la emoción

“Bol... venía ganando, ¡la p... madre! Esto lo hicimos a puro corazón”

REDACCIÓN DEPORTES

La victoria estuvo muy cerca, tanto, que Daniel Nosiglia experimenta sensaciones distintas. La evidente alegría por haber hecho historia con el segundo puesto en el tramo penúltimo y el consecuente top 10 en la general. Y, a la vez, sabe que se le fue de las manos la chance de agrandar la suerte de “leyenda viva” que protagoniza en el ambiente deportivo.

Ya suelto, relajado y sin la presión constante que supone la competencia, Daniel se reunió con los integrantes del team Nosiglia en el campamento. Allí, la distensión fue absoluta.

Con una sonrisa generosa, el paceño se permitió mostrarse sin máscaras, con total naturalidad.

“He dicho: voy a ir tranquilo, que no sé qué... p... largada motocross, la adrenalina es más. Bol... venía ganando, ¡la p... madre!”.

En el vivac, también se encontró con un colega. Le contó sobre la caída que sufrió, claro, con un inglés bastante fluido.

“¡I was first! (estaba primero)”.

Danicito, tú te lo mereces”. Walter Nosiglia- Piloto de quads y papá de Daniel

Cuando te digan que los bolivianos no podemos, muéstrales esta foto”. Hernán Paredes- Compitió en el raid de 2018 

EL PILOTO BOLIVIANO DANIEL NOSIGLIA JAGER (C) DURANTE EL PENÚLTIMO TRAMO DEL DAKAR, AYER. PRENSA NOSIGLIA





Tags: antes,registrado,motos,nunca,puesto,Cachorro,logra,El

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa