Cochabamba, miércoles 20 de febrero de 2019
Hace cinco años vive en Perú

Jairo, un boliviano que cautiva con su guitarra clásica

El joven cochabambino interpreta composiciones de Mario Orozco y enseña música en Lord Byron School.
| | 14 ene 2019 | Ed. Imp.

EL GUITARRISTA JAIRO ROSALES (D), KAREN YURIKO URTECHO (SU ESPOSA) Y SU HIJA. FERNANDO CONTRERAS





Una delicada melodía al ritmo de cumbia emocionó a cientos de oyentes de la guitarra clásica. “Luz María” fue la tonada interpretada por Jairo Rosales Vargas, el boliviano, un joven que con su destreza y agilidad en los dedos hace vibrar las cuerdas del instrumento. Su expresión corporal y facial crea una conexión con su público. Esa obra es una composición de Mario Orozco Cáceres (peruano), dedicada a su madre, Luz María.

El intérprete boliviano contó a OPINIÓN, a través de una llamada telefónica, que la obra tiene un toque especial. Se imitó el sonido del güiro (instrumento de percusión). “Es un efecto que se da por primera vez en la guitarra”.

Jairo Rosales Vargas, nació el 21 de agosto de 1983, en Cochabamba. Actualmente, radica en Lima (Perú). Hace poco más de cinco años emprendió viaje a la ciudad que está situada a orillas del mar, distante a unos 1.523 kilómetros de Bolivia.

Su aventura en el vecino país inició con el Trío de Guitarras de Lima. Conformada también por Óscar Contreras (Trujillo, Perú) y Manuel Álvarez (Huancaya, Perú). Los artistas impulsaron el proyecto, desde 2013. “Es curioso el nombre del trío porque ninguno es de Lima. Tuvimos presentaciones y nos retroalimentamos. Fue un proyecto que me motivó, pero que ahora está quieto. Quedo ahí hasta nuevo aviso y a la espera de reencontrarnos”, señaló Rosales. Indicó que hacían música de cámara (obras originales escritas para el formato de trío de guitarras).

Actualmente, interpreta las composiciones de Mario Orozco, reconocido artista a nivel mundial. Trabajan en un proyecto que prevén concluir este año. Se trata de un disco con 13 piezas musicales. “Estamos en el quinto video y la respuesta de la gente ha sido impresionante. Es una dicha trabajar con él (Orozco), ser el guitarrista que revisa y graba sus obras”.

DOCENCIA Rosales es docente del colegio de bachillerato internacional Lord Byron School, en Lima, desde hace cinco años.

Explicó que con el equipo de profesores forman a los jóvenes en música. Cada año, London College of Music (LCM) evalúa a los estudiantes, siendo la facultad de música de la universidad del oeste de Londres la que acredita el nivel. “El 95 por ciento de los estudiantes han logrado la distinción, es lo más alto en ese tipo de exámenes”.

Contó que el primer año hubo 26 estudiantes (solo de guitarra). El segundo año, 37 guitarristas, nueve violinistas, un violonchelista y un cantante. Destacó que este año se incorporará una flauta.

En Bolivia, Rosales estuvo en Cochabamba en octubre de 2018 para dar unos talleres a músicos del Instituto Eduardo Laredo. Antes de irse a Perú, enseñó en esa institución por ocho años, después de potenciar su técnica con una beca de la fundación Carolina en Madrid (España).

También dio clases en en el colegio Alemán Federico Froebel y Hughes School.

PRIMEROS PASOS Jairo recuerda que en su infancia le encantaba poner la guitarra cerca de su estómago. “Me gustaba cómo vibraba sin la intención de tocarla, no tenía un ápice de idea de sería un guitarrista”.

Contó que esa guitarra era de Nilton, su hermano mayor, quien dejó de tocarla tras un accidente en el que casi pierde los dedos.

A los 14 años, se compró una guitarra. Trabajó en el IC Norte para conseguir el dinero y se presentaba en las actividades escolares, con música folclórica.

Su profesor de música descubrió su talento y lo invitó al Teatro Achá. Se presentaba el reconocido Gerardo Pérez Capdevila (Cuba). “Quedé maravillado, lo busqué, le pedí un autógrafo y clases”. Ahí inició su pasión por la guitarra clásica, Pérez lo formó por tres años (2000 al 2003).

Luego se fue a Madrid y fortaleció su destreza con la maestra Teresa Folgueira (octubre de 2003 a junio de 2004). También recibió clases de los maestros David Russel, Roland Dyens, Eduardo Fernández y Fabio Zanón.

Rosales recordó con nostalgia que, antes de su formación en la guitarra clásica con Gerardo Pérez, conoció a Fernando Paiva, quien le enseñó a tocar el instrumento. Comentó que Paiva practicaba la técnica del bonsái, el ambiente en el que le daba clases tenía una diversidad de plantas ornamentales.

En Cochabamba, fue parte del Cuarteto Guitarras de Cochabamba, desde 2003 al 2013. Acompañó a Willy Claure en varias presentaciones por el país.

Fue fundador de la banda de rock Ordalía, con Bladimir Alba, Daniel Siles Javier Siles, Miguel Morales y Javier Velarde.

Premios

Jairo Rosales participó de varios concursos. En 2002, ganó un primer lugar en la Llajta, el mismo puesto en Tarija, en 2014. En Perú obtuvo el segundo lugar, en 2014.

13 Piezas 

El intérprete boliviano trabaja con Mario Orozco (compositor peruano) en un proyecto de 13 piezas. Recientemente grabaron el quinto video. Jairo Rosales comentó que las grabaciones están en Facebook en el sitio de Mario Orozco Cáceres - Guitarist & Composer.

La música une a Rosales y Urtecho  

Jairo Rosales Vargas conoció a Karen Yuriko Urtecho, en Lima (Perú), hace más de cuatro años.

Ambos aman la música. Él es un reconocido guitarrista clásico boliviano y ella una contrabajista (egresada del conservatorio nacional), nacida en Lima.

Su amor por la música los unió y fortaleció. Hace casi tres meses recibieron a Tamya Isabel, su hija. “Estamos muy felices de ser papás y de emprender este nuevo camino”.

Rosales señaló que su profesión en el mismo rubro implicó un apoyo. “Eso nos suma e hizo que pueda desenvolverme en lo que me apasiona. Hay un entendimiento, mucho más del que esperaba. Nos permite crecer como seres humanos y como profesionales”.

Comentó que extraña a sus padres, Gregorio Rosales y María Elena Vargas, que viven en Cochabamba. “Aún no podremos viajar porque mi hija está muy pequeña, pero mi mamá vendrá a visitarnos”.

Jairo tiene ocho hermanos. Inicialmente, él era el único que se inclinaba a la música. Luego siguió su hermano Armando, conocido como Nano, y Oliver.



Tags: clásica,guitarra,cautiva,boliviano,Jairo,

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa