Cochabamba, miércoles 20 de marzo de 2019
Del Jovero, su pensamiento

Resoluciones 2019

| Comunicador social y docente universitario jmm1981@gmail.com | 08 ene 2019 | Ed. Imp.

“Que tus problemas duren tanto como tus resoluciones de Año Nuevo”. Parafraseo esta cita que leí hace algunos años. Qué utópico suena, ¿verdad? Leo a mis contactos en redes sociales, hablo con amigos y familiares y todos nos basamos en responsabilizar de nuestro éxito a un nuevo año o de culpar al viejo por nuestros fracasos.

Dependemos de una transición de época para planear nuevos rumbos, con frases clichés como las 365 oportunidades y 2019, sorpréndeme. ¿Cuántos días del año pasado los hemos tomado como oportunidades y que nos sorprendieron gratamente? Imagino que hubo mucha más rutina que sorpresas y así sigue la tendencia.

No es justo generalizar, por supuesto, porque también es tendencia romper esquemas y ahí está la clave para salir de ese laberinto al que nosotros mismos hemos ingresado, y en donde nos hemos perdido.

Para subir una montaña de 500 metros se necesita dar el primer paso, luego otro y otro. Lógico, pero nos cuesta aplicarlo porque nos desesperamos por estar de una vez en la cima, porque nos hemos acostumbrado a lo rápido, fácil y efímero. Nos olvidamos de disfrutar de cada paso, de observar el entorno y asimilar lo que aprendimos en ese sencillo paso para repetirlo y mejorarlo si salió bien o para modificarlo si no fue el correcto y ello se aplica a cualquier situación.

Si es necesario ponerse nuevas metas para un nuevo año, hagámoslo empezando por objetivos reales. Es cierto, es muy poco probable que genere un millón de dólares este año, pero un dólar a la vez me facilitará el camino, como la carga que también se acomoda ahí.

En verdad, nos quedamos esperando a que el mundo cambie cuando no somos nosotros capaces de cambiar ni a través de nosotros reflejar el mundo que queremos. El cambio es hoy, ahora.

Empecemos por la rutina: elijamos otras rutas o comidas o películas diferentes a las que estamos acostumbrados. Esas “pequeñeces” también nos dan un mensaje al subconsciente de que comienza el cambio genuino, lo demás se irá dando de forma más sencilla, los proyectos más grandes y ambiciosos.

¡Feliz Año Nuevo o día nuevo u hora nueva o minuto nuevo! Tú decides.



Tags: 0,Resoluciones

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa