Cochabamba, miércoles 19 de junio de 2019
OJO DEL PUEBLO

Bolivia esperó 22 años

| Ingeniero civil e hidrólogo gonzalomrojas1947@hotmail.com | 04 ene 2019 | Ed. Imp.

La carretera al oriente sin solución. Han transcurrido 22 años desde que en 1996 el Servicio Nacional de Caminos (SNC) recibió la obra de rehabilitación Cochabamba Chimoré y Montero Yapacaní, observada y rechazada por la Sociedad de Ingenieros de Cochabamba (SIB-CBA), conjuntamente con el Comité Cívico, porque ejecutaron trabajos sin aplicar soluciones técnicas de alta ingeniería. Fue algo así como un “maquillaje”.

2002. Buenos deseos, pero sin ingeniería. Se colocó hormigón a El Sillar, y tampoco fue una solución.

2006. Se logró que el BID financie cinco millones de dólares para el estudio “Solución definitiva para El Sillar y otros tramos”. La empresa contratada no dio en el clavo y su respuesta fue rechazada, nuevamente, por la Asociación de Ingenieros Eméritos (Asieme) y la SIB-CBA, pero igual, en este caso la ABC, aceptó. Gran error.

Un estudio de factibilidad. Ingenieros bolivianos plantean una solución sobre la vía antigua al Chapare, con 100 millones de dólares, que no solo resolvía 28 kilómetros (porque antes y después existen problemas), sino que reemplazaba 100 kilómetros. Si se diseñaba una doble vía (cuatro carriles), podría haber costado 250 millones de dólares, con todas las previsiones. La ABC no aceptó.

2016. La ABC decidió ir por El Sillar con una doble vía, con 440 millones de dólares, sin estudios de alta ingeniería. Un estudio de identificación recomendó viaductos y dos pequeños túneles, sin estudiar el sistema hidráulico del furioso río Espíritu Santo. Una empresa china realizó el trabajo llave en mano y la financió. ¿Dónde llegarán? Esa ruta esta totalmente desestabilizada, se cae a pedazos, el capricho es más que la razón e ingeniería.

Entre tanto, la ABC insiste en un corredor bioceánico, cuando de la ruta de 2.500 kilómetros desde Puerto Suárez hasta los puertos chilenos solo están en relativo buen estado 1.000. Y para llegar a Ilo el drama es mayor.

¿Qué debe hacer la ABC? Como ya planteó Asieme, organizar un debate técnico con toda la información para estudiar y discutir el futuro de esa ruta que es la columna vertebral de la economía de Bolivia. Son dos rutas al oriente, por el Valle Alto (Cochabamba) y el mesotérmico (Santa Cruz) y por Villa Tunari, pero desviando por esa ruta antigua al Chapare, conocida como Todos Santos. ¿Por qué no acepta ABC? Al menos en tres oportunidades se envió ese reto.



Tags: años,esperó,Bolivia

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa