Cochabamba, lunes 17 de junio de 2019

Un refugio hecho de libros para los que llegan a Grecia

| Ana Mora Segura

 | 17 dic 2018 | 16:56

En medio de una de las zonas mas deterioradas del centro de Atenas, con fachadas desvencijadas por el paso de la crisis económica, se encuentra Book & Play, un espacio de encuentro que pretende ser más que una biblioteca, nacido en respuesta a la gran llegada de refugiados y migrantes.


"Apenas tenemos bibliotecas normales, ni hablar de que sean multiculturales. Las bibliotecas están muy retrasadas en Grecia, son o bien académicas o sitios aburridos donde vas, coges un libro y te marchas. Pero ahora hay mucha gente con otras lenguas maternas viviendo en Atenas, por eso intentamos juntarla a través del amor por los libros", explica Ioanna Nissiriu, una de sus fundadoras.


"Nuestra biblioteca no es silenciosa, es un lugar donde pasan cosas", continúa. Efectivamente, en ese momento se celebra en el piso de arriba una clase de música a la que sigue otra de griego.


Book & Play abrió en septiembre en un local cedido durante seis meses por el ayuntamiento de Atenas, gracias a un plan que pretende devolver el brillo perdido a una zona céntrica de la ciudad. Allí conviven dos organizaciones, We Need Books y Challedu, que se encargan de ofrecer libros y juegos, respectivamente.


En el verano de 2016, Nissiriu dejó su trabajo como productora de televisión para Mtv y Nickelodeon para poder tener una impresión más cercana de la crisis de refugiados que experimentaba Grecia. Junto a Nadir Noori -fotógrafo e intérprete afgano que vive en el país desde hace 15 años- concibió un espacio seguro para que toda esta gente encontrase poco a poco su sitio en Grecia a través de los libros.


Lo que empezó como una idea para mejorar el día a día de los recién llegados, se ha materializado con mucho trabajo en unos 14.000 libros en griego, inglés, farsi, árabe, francés... Hay para todos los gustos, todas las edades y muchos idiomas.


Se trata de un espacio que busca por encima de todo la interacción, la inclusión y la integración facilitando el acceso a la información, la comunidad local y la inspiración que se esconde entre las páginas.


"Un libro es un buen amigo para todo el mundo. Llevo 15 años viviendo aquí, y ya tenemos segundas generaciones de otros países, ¿por qué no tener libros en estos idiomas?", reflexiona Noori, que tiene claro que "Grecia ya no es un país de tránsito".


"A través de los libros te conoces a ti mismo y a los demás. por otro lado, los libros son un buen material para reunir a gente diferente en un solo lugar", dice Noori.


Book & Play aún no contiene los miles de libros que We Need Books ha conseguido durante estos años, ya sea comprándolos directamente en los países de origen o gracias a donaciones. Poco a poco lo que antes era un popular restaurante se va llenando de estanterías, sillas, rincones para cuentacuentos, proyecciones, para dar clase u organizar exposiciones.


De momento funcionan gracias a las donaciones que reciben a través de su página web. Una ayuda muy necesaria pues en unos meses tienen que ser capaces de sostener los costes del local por sí mismos, además de la compra de libros que son más costosos por su idioma, pero para los que no faltan lectores en Atenas.


A fecha de 15 de noviembre, en Grecia residían alrededor de 75.000 demandantes de protección internacional, una cifra cercana a los 80.000 que vivían en el país en el peor momento de la crisis de refugiados de 2015, según el Ministerio de Migración griego.


Uno de ellos es Anwar Huseini, un músico y relojero de 39 años procedente de Afganistán que vive en Atenas con su familia. Huseini huyó primero a Irán después de que su padre fuese asesinado cuando Anwar tenía solo 3 años. En 2013 intentó regresar a su país de origen, pero su trabajo e ideas chocaron con los talibanes, por lo que finalmente tuvo que huir, esta vez a Austria.


Su compañera y tres hijos llevan en Grecia ya tres años, pero la paralización del programa de reunificación impidió que su familia se reuniese con él en Austria, por lo que decidió desandar el camino y venir a Atenas, donde We Need Books le está ayudando a empezar de nuevo dándole un espacio para practicar su música, estudiar griego y conocer gente.


"He pasado por muchas dificultades en mi vida. Cuando vine a Europa vi que la gente nos miraba de forma diferente pero entre todas esas miradas encontré también un gran corazón, lleno de amor. Gracias a eso he vuelto a nacer", relata Huseini.EFE




Tags: Grecia,llegan,libros,hecho,refugio

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE «MIGRANTES»:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa