Cochabamba, lunes 17 de diciembre de 2018
DIDASCALIA

Nuevo rodillazo del “10 Evo”

| Máster en Formación Docente e Innovación Educativa nestor.arinez@gmail.com | 06 dic 2018 | Ed. Imp.

Ayer hemos asistido, indignados, a un nuevo rodillazo del “10 Evo” al pueblo y a la democracia bolivianos. El Tribunal Supremo Electoral (TSE) ha habilitado la candidatura del binomio Evo – Linera, sin tomar en cuenta los resultados del referendo del 21F de 2016. Todas las bandas militares y policiales deberían haberse juntado en Plaza Murillo para tocar al unísono una diana por la suprema jugada electoral, abusiva y autoritaria del mandamás del MAS.

El Órgano Electoral ha perdido toda fiabilidad para llevar adelante un proceso eleccionario transparente y ha dado vía libre a unos candidatos truchos (Evo y Álvaro), otorgándoles los mismos derechos que a aquellos que han seguido toda la norma para presentarse en las elecciones de 2019.

Aunque a estas alturas ya nadie se fía del Órgano Electoral, porque ha demostrado que es manipulado por otros poderes del Estado, de todas maneras, en el hipotético caso que se realizara un proceso transparente y Evo no ganase, ¿cree usted, amable lector, que aceptaría su derrota y entregaría el poder? O es más fácil pensar que volvería a propinar un nuevo rodillazo al ingenuo electorado.

Con aquel insulso discurso sobre las elecciones de la mentira por el que sostiene que perdió el 21F debido al caso Zapata; y con la excusa del derecho humano a la reelección refrendada por el Tribunal Constitucional, Evo se ha reído del 51 por ciento del electorado que le dijo No a su re-re-repostulación.

No reconocer la decisión del soberano que le ha otorgado el poder de gobernar, es una falta de respeto y es también una muestra de soberbia, por la cual está enviando el mensaje de que él y su equipo son más inteligentes que los más de dos millones de votantes que dijeron NO. ¿Podemos sostener a un representante que decide discrecionalmente y que además usa el poder que le hemos otorgado para sus propias ambiciones?

Evo y Álvaro están aferrados al poder. Entendemos que el poder es seductor, que satisface además algunos apetitos desordenados del ser humano, cuando se lo usa indiscriminadamente, pero ¿cuál es el interés de fondo que les está llevando a saltar todas las reglas e imponerse como candidatos? El discurso de que el proceso de cambio quedaría trunco ¿será creíble a estas alturas?

Un Gobierno que no respeta la independencia de poderes, que no respeta la decisión del pueblo expresada en un referendo, que no respeta la Constitución Política del Estado, que no respeta las reglas del juego en democracia, ¿podrá llamarse democrático?

Solo espero que hoy los bolivianos salgamos a las calles a gritarle a Evo Morales que creemos en la democracia, que nuestros padres y abuelos murieron por ella durante las dictaduras, y que llevamos en los genes el amor por la libertad tal como recita nuestro himno nacional.

Después de este tremendo rodillazo a nuestra democracia, lo único que faltaría es que el árbitro, como en aquel no tan lejano 2010, en vez de expulsar al agresor, expulse al agredido y que la parte médica sugiera que Evo fue duramente lesionado. No permitamos que esto suceda, mostremos al mundo lo que está pasando en Bolivia, luchemos por nuestra democracia. Y si al final llega el candidato trucho a las elecciones de octubre, hagámosle saber que ya es momento de dejar el poder.



Tags: Evo”,“10,rodillazo,Nuevo

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa