Cochabamba, lunes 17 de diciembre de 2018
LÁPIZ Y ALMA

Políticas públicas

|  Abogado y docente jlmi1967@hotmail.com | 05 dic 2018 | Ed. Imp.

Se presenta cierta complejidad en el terreno teórico cuando leemos algunas frases como esta: “La política es un asunto demasiado serio para dejar en manos de los políticos”.

Definir qué es una política pública no es un objetivo sencillo, toda vez que cuenta con muchas acepciones semánticas, por lo que abordaré el tema de forma general, de tal manera que englobe elementos constitutivos de una política pública.

Inicialmente, dice la literatura que el concepto de políticas públicas nació en la posguerra (Segunda Guerra Mundial 1939-1945), en las naciones desarrolladas, sobre la experiencia de la organización logística y estratégica de los países aliados en el ámbito militar, buscando sistematizar los desafíos de un Estado para llevar adelante acciones que, de alguna manera, se tenga que satisfacer las necesidades de la sociedad. El concepto de políticas públicas tuvo su origen en Estados Unidos. En inglés se dice “public policies”, término basado en el significado en esa lengua de la palabra “policie” que deriva del griego “polis” y del latín “politia”, que se refiere a la administración gubernamental o a la conducción de los asuntos públicos.

Carlos D. Mesa Gisbert expresa de la siguiente manera: “Si somos rigurosos con el castellano, la definición correcta debiera ser “acción pública”, en vez de “políticas públicas” y dice también que: “Se puede definir la “acción pública” como lo que hacen o dejan de hacer deliberadamente en el espacio público las diversas autoridades y entidades públicas, de manera conjunta con personas o grupos de la sociedad, para atender o resolver los problemas y asuntos de su selección con el objeto de alcanzar fines concebidos colectivamente”.

Nuestro país se constituye en un Estado unitario social, de derecho plurinacional comunitario, libre, independiente, soberano, democrático, intercultural, descentralizado y con autonomías. Bolivia se funda en la pluralidad y el pluralismo político, económico, jurídico, cultural y lingüístico, dentro del proceso integrador del país.

Por eso, las reglas actuales no son suficientes para enfrentar la pluralidad a todo nivel, que cada día crece. Nuestros males del pasado son ocultados por una modernidad ficticia que no nos permite convivir, solo ocurre discursivamente y no en la realidad, de tal manera que el pensamiento de las políticas públicas estén aplicadas a la realidad. Reconocer nuestros problemas es una tarea necesaria, pero insuficiente cuando se habla de políticas públicas

Para concluir, el año 2025 Bolivia cumplirá 200 años de vida y debemos aplicar herramientas para abordar los problemas que aquejan a nuestra querida Bolivia. Estoy consciente de que se debe gobernar con leyes, por planes y por políticas públicas que pretendan solucionar un problema específico y no solucionar un todo que de por si es inviable, toda vez que el Gobierno ya no es el único actor en las fases del ciclo de las políticas. Si bien toda política pública es una acción de Gobierno, no se reduce a este. Existen 13 pilares de la Bolivia digna y soberana para levantar una nueva sociedad y un Estado más incluyente y participativo, sin discriminación y sin racismo (Agenda Patriótica 2025).

Lo que hagamos inadecuadamente, puede ser peor que no abordar los problemas.



Tags: públicas,Políticas

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa