Cochabamba, miércoles 21 de noviembre de 2018

Bolsonaro modera su encendido tono, pero anuncia el fin del Ministerio del Trabajo

| Eduardo Davis

 | 08 nov 2018 | 15:47

El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, concluyó hoy una visita a Brasilia en la que encaminó la transición y moderó su encendido tono, pero generó polémicas al anunciar el posible fin de algunos ministerios, como el de Trabajo.


Bolsonaro, líder de la emergente ultraderecha brasileña, capitán de la reserva del Ejército y elegido presidente en octubre pasado, regresó este jueves a su residencia oficial en Río de Janeiro después de tres días de intensa actividad en la capital, donde dejó atrás el verbo provocador de su campaña y hasta se mostró conciliador.


Esa moderación, sin embargo, no evitó las polémicas por algunas de sus intenciones, como mudar la embajada de Brasil en Israel de Tel Aviv a Jerusalén o extinguir el Ministerio del Trabajo, en el marco de un complejo diseño de un Estado mínimo.


La probable mudanza de la embajada en Israel, alineada con una decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, generó una profunda preocupación en el sector exportador, por la reacción que pudiera suscitar en el mundo árabe.


Esa inquietud fue admitida por la futura ministra de Agricultura, Tereza Cristina da Costa, anunciada para el cargo por Bolsonaro esta semana, quien dijo que recibió mensajes de "personas preocupadas, de exportadores, de industriales, sobre todo del sector de carnes, que es uno de los que más comercia con el mercado árabe".


Aunque no ha sido confirmado oficialmente, una misión comercial brasileña que la semana pasada haría una visita a Egipto tuvo que ser cancelada, al parecer en reacción al anuncio de Bolsonaro.


La versión oficial alegó "problemas de agenda" por parte de los funcionarios egipcios, pero, según la prensa brasileña, la verdadera razón ha sido la inquietud que la decisión del presidente electo respecto a la embajada en Israel causó en esa nación árabe.


La futura ministra de Agricultura dijo hoy a periodistas que ese asunto será tratado con Bolsonaro, pues es necesario "entender la posición que el próximo Gobierno va a tener para saber cómo actuar en esa situación" y atajar "los problemas que pueden surgir en función de la política externa" que será adoptada.


Otro frente de conflicto se abrió con el anuncio de que la nueva composición del Gobierno incluirá la desaparición del Ministerio del Trabajo, cuyas responsabilidades serían traspasadas a otro despacho aún no precisado.


Esa intención fue inmediatamente criticada por sindicatos, por la justicia laboral y hasta por algunos empresarios, que recordaron al presidente electo que ese despacho, creado en 1930, tiene entre sus atribuciones la formulación de políticas de generación de empleo, que son claves en el escenario actual, con 13 millones de parados.


Así como provocó nuevas controversias, Bolsonaro también se echó atrás mientras estuvo en Brasilia en otra propuesta, que apuntaba a fusionar los ministerios de Agricultura y Medio Ambiente.


Esa intención levantó temores entre el empresariado del campo, que percibió un posible riesgo comercial externo si esa decisión iba adelante, pues supondría poner bajo el mismo techo y dirección a los responsables por las políticas agrícolas y a quienes las fiscalizan.


Más allá de las polémicas, Bolsonaro dejó en Brasilia una imagen conciliatoria que no había mostrado en la campaña electoral.


En un acto en la sede del Parlamento, garantizó que, a pesar de su defensa de la última dictadura (1964-1985), su "único norte" será la Constitución, de la incluso se dijo "esclavo".


También se mostró moderado en una visita a la sede de la Corte Suprema, cuyo presidente, José Antonio Dias Toffoli, le propuso un "pacto republicano" para apuntalar la reducción del déficit fiscal, avanzar hacia una modernización del sistema de jubilaciones y reforzar el combate a la delincuencia.


Durante las próximas semanas, Bolsonaro permanecerá en Río de Janeiro, mientras el equipo de técnicos que ha nombrado para la transición recibe informaciones del Gobierno de Michel Temer, que se ha prometido a "colaborar intensamente" con el presidente electo, a quien le entregará el poder el próximo 1 de enero. EFE



Tags: fin,Ministerio,Trabajo,anuncia,tono,,modera,encendido,Bolsonaro

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa