Cochabamba, miércoles 21 de noviembre de 2018

Superviviente ébola: "se cree que en el hospital te meten vivo en una bolsa"

| Nairobi / Efe | 08 nov 2018 | 09:08

Los rumores y la desconfianza son dos de los grandes enemigos de la epidemia del ébola que sacude el noreste de la República Democrática del Congo (RDC), como demuestra la superviviente Aline Kahindo Mukandala, a quien le decían que si iba al hospital a tratarse, la meterían viva en una bolsa.


"Escuché rumores de que tan pronto llegas al Centro de Tratamiento de Ébola (CTE), te meten en una bolsa y la cierran contigo dentro, incluso antes de que te mueras", explica Aline, de 29 años, en una entrevista con Médicos Sin Fronteras (MSF) en Mangina, epicentro del brote, facilitada a Efe.


Una corriente de escalofríos comenzó a recorrer su cuerpo dos días después de que su madre muriera de ébola en un centro de salud normal -no un CTE- donde estuvo acompañándola.


Ella, a diferencia de mucha gente reticente, decidió acudir al CTE de Mangina, donde asegura que recibió buen trato.


"Me di cuenta de que eso (los rumores) era totalmente mentira", explica.


Aline, casada y madre de cuatro hijos, es hoy una de las 91 personas que han conseguido curarse y superar el ébola desde que se declarara el brote el pasado 1 de agosto, el décimo que afronta la RDC.


La epidemia actual, que es ya la más letal en más de dos décadas en el país, afecta a dos de las regiones más violentas, Kivu del Norte e Ituri, y ha causado ya 191 muertes probables (156 de ellas confirmadas en laboratorio) y más de 300 casos.


Para luchar contra este tipo de rumores, que están haciendo especialmente difícil la contención de la enfermedad en ciertas zonas como algunos barrios de Beni (Kivu del Norte), se está poniendo de ejemplo a supervivientes como Aline.


La congoleña trabaja ahora como voluntaria en un centro de tratamiento en la atención y apoyo a niños.


Entra en el CTE sin el típico traje protector amarillo que cubre todo el cuerpo, sino con una simple bata, pues al superar la enfermedad se ha vuelto inmune y no la transmite.


Eso le permite tocar a los pacientes, darles apoyo y confianza en su aislamiento. "Vas a estar bien. Usa el teléfono para hablar con tu familia", anima Aline a Sarah, una de las actuales pacientes.


"No pueden ver nuestras caras con los trajes de protección, así que algunas veces nos dibujamos una cara sonriente o escribimos nuestros nombres", relata Emmanuel Berbain, un doctor de MSF desplazado a la zona.


El ébola, una enfermedad altamente contagiosa que se transmite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados, hace que las medidas de seguridad e higiene sean una prioridad en la respuesta.


El propio personal hospitalario no puede tocarse o compartir vasos o vajilla mientras estén en la misión o si no llevan puesto el traje protector.


"Nunca nos tocamos entre nosotros, ni siquiera nos damos la mano o dos besos. La única excepción es cuando nos ponemos los trajes, entonces nos podemos dar un abrazo rápido o estrecharnos las manos", explica Berbain.


En la RDC, donde el ébola es una enfermedad endémica que ya provocó un primer brote este año en el noroeste, está siendo complicado contener la epidemia actual no solo por la desconfianza, sino porque se trata de una zona inestable donde solo en octubre murieron decenas de personas por ataques de grupos armados.


El brote está lejos de ser erradicado: un alto porcentaje de las 191 muertes probables se registraron en octubre pasado, según el Ministerio de Sanidad congoleño, y todos los días se suman nuevas personas a la lista.


Esta semana, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, realiza junto al director de emergencias de esa agencia, Peter Salama, una visita a la zona afectada para evaluar una vez más la situación.



Tags: meten,vivo,bolsa",hospital,cree,ébola:,"se,Superviviente

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa