Cochabamba, miércoles 21 de noviembre de 2018
LÁPIZ Y ALMA

Gestión Pública

| Abogado y docente jlmi1967@hotmail.com | 07 nov 2018 | Ed. Imp.

Para comprender en stricto sensu (restringido) a la Gestión Pública, se debe tomar en cuenta inicialmente al Estado como organización política forzosa, constituido por instituciones burocráticas y administrativas estatales, a través de las cuales ejerce el monopolio del uso legal de la fuerza física (soberanía).

Cabe también referir, que los primeros estados surgieron hace más de 5.500 años, conjuntamente el desmedido crecimiento de las ciudades y que en ese tiempo difícilmente se contaba con normas sobre la correcta y eficiente administración de los recursos del Estado, que hoy por hoy contamos con la especialidad de la Gestión Pública.

En este contexto, el término polisémico de Estado designa también a todo aquel país soberano, reconocido como tal en el orden internacional, así como al conjunto de atribuciones y órganos de gobierno de dicho país, dotado de territorio, población y soberanía. En resumen, el Estado es la suma organizada de todos sus elementos: población, territorio, poder, gobierno y derecho. Es por este motivo trascendental que me permito ligar al Estado con la Gestión Pública, toda vez que: “Es una especialidad que se enfoca en la correcta y eficiente administración de los recursos del Estado, a fin de satisfacer las necesidades de la ciudadanía e impulsar el desarrollo del país”.

Por lo tanto, podría decir categóricamente que desde el surgimiento del Estado, en todo ese proceso de evolución, ha ido cambiando notablemente cuando se refiere al sector público, pues el Estado ahora participa activamente con las organizaciones privadas para adquirir los recursos por el bien de la población. Es por este motivo que todos los que tengan aspiraciones de servir al sector público deberían conocerlo y estudiarlo, de tal manera que el gestor público sea un estratega que pueda alcanzar con determinación las prioridades del sector y sepa gestionar los procesos que requiera cada objetivo a lograr y así satisfaga las necesidades de la población.

La gestión se encarga de gestionar los recursos del Estado, tanto humanos como logísticos, para alcanzar los objetivos trazados por la política pública. Su campo de acción se circunscribe a la asignación y distribución de los recursos públicos. En la gestión también hay toma de decisiones, pero el centro está en la operación de la maquinaria estatal, es decir, cómo lograr que los objetivos y las estrategias definidos en la política pública se lleven a cabo. Durante la gestión se decide cuáles son los recursos humanos y logísticos que vamos a necesitar y cómo vamos a hacer uso de ellos.

La nueva gestión pública es un término de las últimas décadas en el mundo entero, para denotar un conjunto de decisiones y prácticas administrativas orientadas a flexibilizar estructuras y procesos y a introducir mayor competencia en el sector público, con el propósito de mejorar los resultados de la acción gubernativa.

Los motivos principales que me motiva escribir estas líneas son los problemas públicos, debido a que afecta directamente a los ciudadanos, en temas como la salud, la educación, la seguridad ciudadana o la economía. Asimismo, la organización del Estado con tanta ineficiencia funcionaria o la burocracia.

Con esta nueva especialidad ¿se podrá paliar en algo la ineficiente administración de los recursos del Estado?



Tags: Pública,Gestión

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa