Cochabamba, lunes 12 de noviembre de 2018
EN VUELO

Viajar y ver

| Asesor aeronáutico klariclab@yahoo.com | 29 oct 2018 | Ed. Imp.

En el mes de septiembre pude observar muchas cosas interesantes durante los viajes que hice a varios lugares, por motivo de trabajo. Quiero destacar lo que más me impresionó e impactó, por lo sucedido.

Debo destacar, primero, la visita que realizaron los altos personeros de la empresa Boeing, quienes mostraron su interés por ampliar su presencia en nuestro país, donde la mayor parte del transporte aéreo es Boeing.

Según me hicieron conocer los ejecutivos, presentaron sus proyectos al ministro de Gobierno, Carlos Romero. Debemos destacar que esta empresa tiene una presencia de más de 55 años en Bolivia, y con mucho éxito.

También me tocó enterarme en Miami, que por primera vez en la historia de Estados Unidos una mujer asume el mando general del Ejército de ese país, teniendo a su mando más de 700.000 soldados y 500.000 civiles que dependen del Pentágono. Esto pasará a la historia de ese país que tiene la fuerza bélica más poderosa del mundo. Eso en lo positivo.

En el aspecto negativo, en Lima (Perú), en el aeropuerto Jorge Chávez, los encargados exigen un montón de requisitos a los pasajeros qué están en tránsito por esta terminal al pasar por los controles de seguridad. Obligan a los usuarios a sacarse todo (algo que en otros aeropuertos no exigen ) y algunos objetos se pierden, bienes como relojes y dinero.

Si un usuario reclama, los responsables le vienen con el cuento de que revisarán las cámaras, pero en un par de horas. Al pasajero no le queda otra que perder sus pertenencias, ya que si espera corre el riesgo de no tomar su vuelo, que le saldría más caro.

En Europa, en una reunión aeronáutica, se dejó sentado que las empresas de bajo costo y las pequeñas dejarán de operar debido a la subida del combustible y otros insumos que hicieron que sus costos se incrementen.

Debemos aclarar que los costos de operación son fijos, esté vacío o lleno el avión. Este año dejaron de operar tres empresas pequeñas.

Otra actitud que molestó fue la mala atención del personal de vuelo en una empresa nacional, el 19 de octubre, cuando la azafata, según supe después era la jefa de cabina, se puso a charlar, sentada gran parte del vuelo, con su compañera, sin cumplir su deber de atender a los pasajeros.

Mandamos nuestro reclamo mediante una carta, pero hasta la fecha no tenemos una respuesta. Debo aclarar que no todos los vuelos de esa línea aérea nacional son así, pero este en particular dejó mucho que desear, porque no atendió siquiera a los pasajeros que esperaban en sillas de rueda.



Tags: ver,Viajar

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa