Cochabamba, miércoles 24 de octubre de 2018

Pedro Camacho: “Cuando hay pasión, todo se facilita”

El director de la editorial Kipus, resaltó también el apoyo de la empresa a los escritores locales, y su contribución a los eventos artísticos.
| TEXTO: Caio Ruvenal INSTAGRAM: caioruvenal | 11 oct 2018 | Ed. Imp.

PEDRO CAMACHO, DIRECTOR DEL GRUPO EDITORIAL KIPUS. EDITORIAL KIPUS



Pedro Camacho, director del Grupo Editorial Kipus, fue homenajeado ayer por la Cámara Departamental del Libro en el marco de la Feria Internacional del Libro de Cochabamba (FILC). La editorial se ha consagrado como una de las mayores impulsoras del desarrollo artístico-cultural en el país, publicando obras de artistas emergentes y consagrados en el rubro, con un catálogo que supera los 620 títulos. Tiene presencia en los nueve departamentos del país y librerías propias en seis (Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Tarija, Sucre y Oruro).

Patrocinando eventos como la Bienal Internacional de la Acuarela o el Premio Internacional de Novela Kipus, Camacho ha expandido el fomento artístico a todas las áreas del arte. Dialogamos sobre la evolución que tuvo la editorial en 16 años de actividades, el consumo de libros en el país y el rol de los editores en el campo de la literatura. El director apuntó que su labor se convirtión en una pasión y por ese motivo conlleva de mejora manera sus labores, “cuando hay pasión, todo se facilita”.

P: ¿A partir de qué iniciativa nace la editorial Kipus?

R: Nacemos como producto del espacio que dejó Werner Guttentag, cuando fallece deja a su suerte a muchos escritores cochabambinos y del país. Nosotros tratamos de llenar esa ausencia, haciéndonos cargo de gran parte de la producción literaria de escritores bolivianos. Creemos que fue un acierto porque hacía falta una casa editorial que acoja a autores que no pueden publicarse por cuenta propia, además de ofrecer espacios de difusión. Nuestro compromiso es el de publicar la obra de escritores locales y nacionales, exigiéndonos cada vez más una alta calidad de presentación. Por ejemplo, hemos empezado a importar papel ahuesado que es el adecuado para la lectura sin dañar la vista del lector.

P: ¿Cuál es el proceso de producción de los libros que edita Kipus?

R: En una primera instancia, analizamos la calidad de contenido de las obras, después contratamos correctores, cuidamos el acabado y, finalmente, comercializamos el producto. En esta etapa tratamos de bajar todo lo posible el costo, de modo que sea accesible para el público y tratar de evitar la piratería.

P: A día de hoy, ¿cuáles son los objetivos a corto y largo plazo de la editorial?

R: A corto plazo ya estamos haciendo lo que nos propusimos: trascender las fronteras, básicamente aportar a que la literatura de nuestra nación llegue a otros países, y ser una editorial que capte a escritores extranjeros importantes. De este modo, lanzamos el Premio Internacional de Novela Kipus, que este año llega a su tercera versión, las otras dos fueron un éxito, participando 40 escritores de 11 y 14 países, respectivamente. La primera edición la ganó un boliviano (Gonzalo Lema) y la segunda un español (José Guerrero), creo que eso demuestra el panorama internacional al que queremos llegar. Ahora, a largo plazo queremos publicar literatura nacional infantil con distinguidas ediciones (con tapa dura, por ejemplo), pero no solamente destinado a la demanda nacional, porque el mercado es muy reducido.

P: ¿Cómo asumió la noticia del homenaje organizado por la Cámara del Libro?

R: Creo que es todavía un reconocimiento temprano. Los escritores han llevado la imagen del país a lo más alto, por eso merecen mucho más apoyo. Nosotros tratamos de difundirlos, llevando su obra y a los autores de forma física a diferentes sectores. Los que estamos metidos en esto no solo debemos preocuparnos por la parte comercial, sino brindar un panorama y medir hacía donde está yendo nuestra producción. Realmente agradezco a la Cámara por el homenaje, pero todavía queda mucho, pero mucho trabajo por hacer. Es nuestro deber y labor marcar la presencia de nuestros escritores, primero en todo el país, y después trascendiendo nuestras fronteras.

P: ¿Cómo está siendo la experiencia de estar al mando de una casa editorial como Kipus?

R: Es un poco difícil de explicarla, para mí se ha convertido en una pasión. La cantidad de escritores noveles y consagrados que nos visitan por día es increíble. Cada día aumentamos nuestro criterio sobre libros que merecen ser publicados, antes solo nos entregaban las obras y punto; ahora se ha formado todo un equipo encargado de esa tarea. Esa parte del proceso de publicación es muy enriquecedora, como editor uno se debe encargar de todos los mecanismos, que incluye conocer a los autores, socializar con ellos, discutir los temas y tener una visión de lo que estamos produciendo. La pasión te genera hojear cada libro que nos presentan como solicitud a ser publicado. Ahora estamos con la Segunda Bienal Internacional de la Acuarela, entonces son tareas que a partir de la dirección, merecen mucha atención, es cansador y arduo verificar que nada este fuera de control, pero cuando hay pasión todo se facilita. Nosotros estamos cumpliendo simple y llanamente con las tareas que nos hemos propuesto como metas.

P: En estos años que lleva la editorial, ¿cuáles son los logros de los que se siente más orgulloso?

R: Hacer realidad el trabajo de muchos escritores de diferentes sectores. También hemos tratado que nuestros autores tengan un retorno mínimamente sensato, que puedan al menos vivir de su literatura. Con esto de la piratería es realmente complicado lograr ese objetivo, pero nosotros hemos apoyado con todo lo que pudimos. Modestamente, somos un instrumento que ha generado para ellos una forma de vida, nuestro retorno a los escritores es del 12 por ciento (lo que ninguna casa editorial ofrece), que también es poco, sin embargo es un aporte que puede ir creciendo. Por otro lado, al salir de nuestras fronteras estamos dando voz a nuestros autores para hablar sobre nuestra realidad y tratando de que Bolivia este más cercana a los centros de producción literaria, convocando a escritores internacionales como es el caso del Premio Internacional de Novela Kipus.

P: En el ámbito cultural-artístico es conocido como el principal impulsor de los artistas, llegando incluso a ser llamado el “mecenas” boliviano. ¿Cómo se apoya a este sector desde el rol de editor?

R: Creo que es importante el rol crítico que tiene que asumir una empresa como la nuestra, crítico con nuestra casa y con las actividades que elegimos apoyar. Estamos pendientes de cualquier actividad cultural o artística que sea relevante y no escatimamos ningún esfuerzo en cooperar.

P: Decía que el consumo de libros en el país es reducido. ¿Qué se debe hacer para cultivar el hábito de compra de literatura?

R: Comparados a otros países de la región somos una nación pequeña demográficamente, solo en Lima hay 10 millones de habitantes. Por lo tanto, lo que hay que mostrar es la importancia que tiene el hábito de lectura en los seres humanos, concientizar a los papás, que son los primeros educadores, sobre los beneficios que tendrán para ellos sus hijos mismos y para el país, porque la literatura estimula la creatividad, y esta herramienta sirve para el éxito en cualquier escenario o ámbito que se desarrollen.

La familia es el primer agente de educación, son los padres a quienes debemos apuntar si queremos un hábito de lectura.



Tags: todo,facilita”,pasión,,hay,Camacho:,“Cuando,Pedro

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa