Cochabamba, martes 23 de octubre de 2018
Patrimonio Cultural e Intangible de Bolivia

La cueca juntó a los bolivianos en cientos de pañuelos blancos

En Cochabamba, Cercado, Sacaba, Totora y otros municipios se vistieron de polleras y sombreros para encontrarse en la danza, el zapateo y el cortejo. 
| | 08 oct 2018 | Ed. Imp.

UN HOMBRE CON DISCAPACIDAD DANZÓ CON UNA CHOLITA PACEÑA Y DEMOSTRÓ QUE NO HAY OBSTÁCULOS PARA EL ARTE. DICO SOLÍS



Pañuelos blancos en alto. Miradas encendidas por la alegría y sonrisas diáfanas mientras los brazos zigzaguean en el aire y las caderas se contornean con gracia y donaire en el zapateo. Estas escenas se vivieron ayer en todo el país, en diferentes actos de conmemoración del Día Nacional de la Cueca Boliviana.

En Cochabamba, varios fueron los escenarios en los que los acordes elegantes de este ritmo fueron disfrutados por niños, adolescentes, jóvenes y adultos. La plaza 14 de Septiembre de esta ciudad, la avenida Bertho Nicoli de Sacaba, la plaza de Totora y las de otros municipios, se llenaron de familias, amigos y vecinos que no solo aplaudieron a los bailarines profesionales, sino que tomaron cada espacio para mostrar que también saben bailar una cueca. Y no hubo distinción de edades, de condiciones físicas ni de ningún tipo. Personas con discapacidades motoras y de movilidad no se sintieron amedrentadas. Demostraron que lo único que se necesita para danzar una cueca es un pañuelo y amor por Bolivia.

La secretaria de Cultura de Cochabamba, Roxana Neri, dijo que cada primer domingo de octubre existe una mayor evidencia de la consolidación de la cueca como un patrimonio boliviano. Mientras se explicaba la historia de la cueca y se mostraba cómo fueron cambiando los trajes de las cholas que cultivaron la cueca en Bolivia, un público ávido de conocer más acerca de este ritmo nacional aplaudía en la plaza, frente a la Gobernación.

El Ballet Municipal dirigido por Edson Ontiveros y el Ballet de la Universidad Mayor de San Simón exhibieron distintas formas de bailar la cueca boliviana y cosecharon vítores. Después, se rompieron los protocolos y las personas de todas las edades salieron al centro a a danzar la emblemática cueca Viva mi Patria Bolivia, interpretada por la Banda Municipal y otros grupos folclóricos No faltaron las lágrimas de emoción entre los danzarines.

En Sacaba, más de 2.000 bailarines de unidades educativas, ballets folclóricos, fraternidades y agrupaciones mostraron su talento en la plaza 6 de Agosto y luego en la avenida Bertho Nicoli, cerca de la plaza del Estudiante.

“La participación de la población ha sido importante para revalorizar y recuperar nuestra identidad cultural. Además, se logró la integración de la ciudadanía para transmitir el baile de la cueca de generación en generación”, señaló el Jefe de Culturas de la Alcaldía de Sacaba, Jacob Almaraz.

En Totora, las actividades culturales arrancaron la noche del viernes 6 de octubre, con una serenata a la cueca. Ayer, el baile fue general en la plaza principal de este municipio. El paisaje colonial causó la admiración de los visitantes.

El 30 de noviembre de 2015 se promulgó la Ley 764 que declaró a la cueca boliviana Patrimonio Cultural e Inmaterial del Estado Plurinacional de Bolivia. La norma establece que el primer domingo de octubre se celebra el Día Nacional de la Cueca Boliviana.

La cueca es una vistosa danza que evoca el cortejo entre dos personas que portan un pañuelo blanco en la mano derecha y alternan movimientos circulares, con floreos y un zapateado al final. Es típica de las zonas andinas de Perú, Chile y Bolivia.

La Ley 764 también instruye que este ritmo y danza sean enseñados en todo el sistema educativo boliviano, no solo en la materia de Música, sino tambén las de Literatura e Historia. Uno de los mayores impulsores de la cueca es el cantautor y presidente de la fundación Cueca Boliviana, Willy Claure, quien organizó un simposio para repensarla en cuanto a su estructura musical, la forma poética oral y escrita y las coreografías.

Vestimenta

Los danzarines vistieron polleras de diversos colores, blusas claras, sombreros de chola qochala, camisas blancas, pantalones oscuros y chalecos.

Cómics made in Bolivia brillan en Feria del Libro

“Soy un fanático de los cómics y encontrarme con estas historietas de terror hechas en Bolivia fue una muy agradable sorpresa, Me estoy llevando todas estas”, cuenta Miguel Saavedra, mientras muestra los ejemplares de Cuentos de Chulupis, Muspay y Cuentos de Cuculis.

La Feria Internacional del Libro de Cochabamba, (FILC) recibió una gran afluencia ayer y los stands de las editoriales Tu Kiosko y Pseudogente estaban entre los más visitados por la oferta de cómics nacionales. Los precios varían entre los 10 y 120 bolivianos. Otras historietas que atrajeron las miradas de adultos, jóvenes y adolescentes son Supay, El asombroso niño de Sikimira, Todos Santos, y otros, que tenían portadas que apelan a la curiosidad por lo misterioso, lo oscuro y terrorífico.

Ana María Siles, de Pseudogente, explicó que los jóvenes de hoy tienen una especial fascinación por lo tenebroso. “Tenemos autores nuevos como Óscar Zalles y Jorge Siles , que también son jóvenes , y que no solo entienden de esta fascinación, sino que la transmiten escribiendo muy bien estas historietas”, describió.



Tags: pañuelos,blancos,cientos,bolivianos,cueca,juntó,La

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa