Cochabamba, miércoles 26 de septiembre de 2018
Hugo Siles, exministro de Autonomías:

“El municipio tiene factores positivos para su desarrollo”

El Alcalde es la autoridad que debe “imponer el modelo y la velocidad de gestión”, en base a aspectos socioeconómicos y con gobernanza multinivel.
| | 12 sep 2018 | Ed. Imp.

HUGO SILES, EXMINISTRO DE AUTONOMÍAS Y EXPERTO EN TEMAS MUNICIPALES. RADIO FIDES



Quillacollo cuenta con diversos factores y variables positivas, que toda ciudad intermedia tiene para lograr un desarrollo pujante; sin embargo, estos aspectos no están adecuadamente aprovechados ni encaminados por sus autoridades, en criterio del exministro de Autonomías Hugo Siles.

“Un municipio como Quillacollo tiene herramientas a la mano para desarrollar la administración de su territorio de forma planificada. Sin embargo, ahí entra en juego la capacidad, creatividad y compromiso de sus autoridades, particularmente del Alcalde”, sostiene en esta entrevista.

PREGUNTA. ¿Cuáles son los factores que están afectando el desarrollo de Quillacollo?

RESPUESTA. En Quillacollo, lamentablemente, hay inestabilidad institucional, ausencia de planificación y desaprovechamiento de la dinámica de desarrollo que tiene Bolivia en general, con el presidente Evo Morales.

En los últimos años, la región metropolitana de Cochabamba ha tenido un importante crecimiento. La inversión pública estatal ha sido extraordinaria en un sinnúmero de proyectos de infraestructura, agua y desarrollo productivo, pero lamentablemente Quillacollo no está teniendo la capacidad de tomar para sí estos avances y posibilidades.

P. ¿La autonomía municipal es otro de los factores postergados en este municipio?

R. Sí, observo que no han desarrollado su ampliación de la mancha urbana y tampoco han avanzando en el desarrollo de la norma básica institucional que es la Carta Orgánica. El municipio tiene debilidades, producto de la inestabilidad política que vive, fundamentalmente.

P. ¿Cuáles son las potencialidades en las que se debe enfocar el municipio?

R. Un municipio como Quillacollo tiene herramientas a la mano para desarrollar la administración de su territorio de forma planificada y con una agenda de prioridades, en función de sus cualidades territoriales y de su composición socioeconómica.

La Carta Orgánica define cuál es la vocación de un municipio y una serie de prioridades en función de las políticas públicas, pero, al no haber utilizado Quillacollo esta herramienta que le da la Ley de Autonomía y la Constitución, que permite una relación con los proyectos concurrentes del nivel central del Estado, sin duda que eso finalmente va cobrando factura en cuanto al desarrollo.

P. Quillacollo, como otros municipios de estas características, es conocida como una ciudad “dormitorio”. ¿Es posible cambiar esta lógica?

R. Este es un comportamiento sociodemográfico que se presenta en todo el mundo. La movilidad social que tienen estas ciudades intermedias con relación a otros centros más poblados o con mayor desarrollo, es parte de una dinámica propia de las urbes.

Pero ahí está la gran oportunidad que tienen las autoridades que administran el territorio y las instituciones municipales. En este caso, Quillacollo pude desarrollar un sinnúmero de políticas públicas que permitan aprovechar sus atractivos para tener mayor estabilidad democrática y social.

Ahí está también la visión y planificación de las autoridades para aprovechar los flujos que su propia población puede generar.

Hay un atributo cualitativo que juega a favor de estas ciudades, la complementación. Pueden ser partícipes de la complementación industrial, turística y de servicios de las ciudades capitales, en este caso de Cochabamba.

Pero si en ese devenir de planificar la ciudad existen otras prioridades como por ejemplo el no resolver la pugna política, los hechos de corrupción, la inestabilidad institucional, obviamente que se pierde el tiempo y se generan estas disfunciones, y la población sufre las consecuencias.

P. ¿Quiénes están llamados a poner orden en este caos municipal?

R. Mucho depende de la imaginación y capacidad de la autoridad ejecutiva, obviamente el Alcalde es la autoridad principal, es quien debe imponer el modelo de desarrollo y gestión, y la velocidad también que un municipio emprende.

Pero hay que reconocer que este debe ser un esfuerzo acompañado por una gobernanza multinivel, es decir, las alianzas con el sector privado, las universidades y la sociedad civil, pero esa gestión debe iniciarla y priorizarla precisamente el Alcalde.

Ciudades intermedias

Las urbes que cuentan con determinado número de habitanes, en este caso más de 100 mil, y que se encuentran en áreas de influencia, son consideradas ciudades intermedias.





Tags: positivos,desarrollo”,factores,tiene,municipio,“El

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa