Cochabamba, miércoles 26 de septiembre de 2018
OJO DE  VIDRIO

Las mujeres en la UMSS

| Escritor, abogado y “Cronista de la Ciudad” ramonrochamonroy@gmail.com | 11 sep 2018 | Ed. Imp.

Una estadística de 2014 dice que en la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) hay 37.000 mujeres y 32.000 varones inscritos; época en la cual teníamos 69.000 universitarios, mientras hoy tendríamos 71.000. Las mujeres culminan su educación superior con notas altas, cuando no se gradúan por excelencia, una actitud que arrastran desde el bachillerato, pues buena parte de las abanderadas y mejores alumnas del ciclo secundario es mujer.

Pero, esta realidad no tiene paralelo en la presencia incontrastable de las mujeres, no solo entre los estudiantes, sino entre las docentes. El Rector actual candidateó a esa dignidad acompañado por una mujer, Mercedes Albornoz Hayashida, quien falleció poco después, y en nuevas elecciones ganó ampliamente la actual vicerrectora, María Esther Pozo, distinguida investigadora del CESU y mujer de amplia hoja de vida como autora de varios libros. El retrato de la Vicerrectora fallecida adorna el Consejo Universitario, pero es la única mujer en una galería de puros varones cancelarios y rectores.

No hay en el campus un monumento que recuerde a las valerosas mujeres que estudiaron en la UMSS, desde María Teresa Cuadros Quiroga, única delegada cochabambina a la Primera Convención de Estudiantes de 1928, que pidió la autonomía universitaria. Una resolución de esa convención de varones está dedicada a los derechos de la mujer, probablemente por el esfuerzo de María Teresa (aunque hubo una delegada de La Paz). Sin embargo, no hay un monumento en su memoria, como tampoco hay para Jenny Koeller, dirigente de la FUL y valerosa luchadora social; o en memoria de Mery Alvarado y tantas otras representadas por las mujeres docentes y estudiantes.

Seguramente las estadísticas actuales corroborarán la mayoría femenina en la UMSS, pero la misma debe reflejarse en los monumentos que se hagan para recordar este valioso concurso, como también en el Himno a San Simón (Marchad, caballeros de San Simón), que es histórico y no hay por qué tocarlo, sino componer otro acorde con nuestros tiempos.

Las cochabambinas han brillado en todos los órdenes, en la Guerra de la Independencia, en la actividad intelectual, en la defensa de los derechos de las mujeres y también en la educación superior.

Recordemos que esta es la tierra de las Heroínas de la Coronilla, de Adela Zamudio, del núcleo inicial de las Bartolinas, de las Hijas del Pueblo y de las estudiantes y docentes de la UMSS.



Tags: mujeres,Las,UMSS

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa