Cochabamba, jueves 20 de septiembre de 2018
Legado cultural

La comida de los abuelos cautiva a nuevas generaciones

Los integrantes de la jornada comunitaria trabajan arduamente por la revalorización y transmisión de las costumbres de antaño.
| | 10 sep 2018 | Ed. Imp.

UNO DE LOS GESTORES SOCIOCULTURALES SE ENCARGA DEL FOGÓN A LEÑA Y DECENAS DE CIUDADANOS DEGUSTANDO LOS PLATOS.



Jarwi uchu, sajta de papaliza, conejo lambreado, variedad de lawas, pejtu de haba o arveja, phiri, phisara de quinua y otros fueron los platillos degustados durante la novena jornada socio cultural de la Ñawpa Manka Mikhuna, que se realizó ayer en la plazuela Cobija.

No se puede dejar de mencionar los desayunos saludables que también disfrutaron los comensales: api y tojorí con agua o leche, manjares que suelen estar acompañados de pasteles de queso o suaves buñuelos.

Esta es una actividad socio cultural urbana que se realiza desde hace casi una década, con el objetivo de revalorizar la comida y los bailes de antaño, también los juegos como la pelota voladora, el trompo, las canicas y otros, con los que se divertían las antiguas generaciones.

“Estamos tratando de preservar y mantener el espíritu que imprimía en este evento su creador, don Wilfredo Camacho, y siento que lo estamos haciendo bien y más en un mes tan significativo para Cochabamba”, señaló la investigadora sociocultural y viuda de Camacho, Melvy Mojica.

Durante toda la mañana, decenas de familias se dieron cita en la plazuela para saborear una o más recetas de antaño. Motivo por el cual las cocineras terminaron de vender sus productos cerca a las doce del mediodía.

“Estas comidas son muy sanas y sobre todo son cultivadas en nuestra tierra y por eso hay que revalorizarlas y hacerlas conocer a las nuevas generaciones”, dijo Mojica.

Paralelamente a la degustación gastronómica, algunos visitantes dieron rienda suelta a su alegría y bailaron cuecas, interpretadas por la agrupación Los Inoxidables, que por segundo año consecutivo llega de Valle Alto para animar este encuentro cultural, con un repertorio musical de antaño.

Esta labor no sería posible sin la participación de cocineras, como Guadalupe Jiménez, de 66 años, una de las pioneras de la Feria y asegura que comenzó a preparar sus platos a las 12 de la medianoche.

“Hay que cocinar bien el ají, porque sino puede hacer daño a los visitantes”, afirmó Jiménez que ofreció platos de habas pejtu.

Novena versión

La Feria de la Ñaupa Manka Mikhuna, que se realiza desde hace nueve años, revaloriza la comida, los juegos y las costumbres de antaño.



UNA GESTORA CULTURAL SIRVE UN PLATO DE HABAS PEJTU A UN COMENSAL, EN LA PLAZUELA COBIJA. DICO SOLÍS





Tags: nuevas,generaciones,cautiva,abuelos,comida,La

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa