Cochabamba, lunes 24 de septiembre de 2018
INNOVACIÓN Y FINANZAS

Datos, el negocio de este siglo

|  Ingeniero industrial, magister en Innovación y Desarrollo Emprendedor, y docente jmvelasco@fundacionmaya.bo | 09 sep 2018 | Ed. Imp.

Una red de cafetería en Japón (Shirú Café) no acepta el pago en efectivo a los universitarios. Solo le interesa que se le pague con datos a cambio de café gratis. Lo que solicita a sus clientes es nombre, universidad, identificación, año de graduación, experiencia laboral, etc. Luego, Shiru comparte estos datos con empresas patrocinadoras que están interesadas en contratar a estos estudiantes. El modelo de negocio de esta red de cafés genera ingresos porque vende publicidad en su página web y, además, ofrece el contacto personal con candidatos potenciales mediante eventos.

Este modelo de negocios ya es una realidad a pequeña y gran escala. Los gigantes como Google, Facebook, Amazon, etc, tienen muy claro lo valioso que resulta esta inmensidad de información. Según la consultora IDC, para 2025 el mundo producirá 180 zettabytes de datos a diario, esto equivale a 180 seguido por 21 ceros de datos por día. Si quisiéramos trasladar de las computadoras que los contienen, implicaría 450 millones de años. Pero, lo valioso no son los datos, lo que crea rentabilidad son los algoritmos que analizan los datos muy personalizados y los convierte en servicios. Mientras sigamos utilizando estas plataformas de búsqueda de información o redes sociales de estos gigantes, estamos entregando datos a estas grandes empresas que a través de sus modelos de negocio generan ingresos por vender o manipular nuestros datos para influenciar en elecciones políticas, vender publicidad y anuncios a las empresas, fabricar y ofrecer productos o servicios personalizados, etc.

Natalia Zuazo, en su libro Los Dueños de Internet nos plantea cómo nos dominan estos gigantes de la tecnología y qué podemos hacer para cambiarlo. Al respecto, señala: “El problema es que en el futuro cercano, si no modificamos el extractivismo de datos, muchos de los servicios ya no serán gratuitos, el entrenamiento estará hecho y la desigualdad será peor”.

A su vez, el historiador Yuval Noah Harari, autor del libro De animales a dioses, señala que “la tecnología permitirá hackear a los seres humanos” y explica que “gracias al big data, la inteligencia artificial y el aprendizaje automatizado, por primera vez en la historia empieza a ser posible conocer a una persona mejor que ella misma, empezamos a tener el conocimiento biológico necesario para entender qué está pasando en su interior, en su cerebro. El gran tema son los datos biométricos. No se trata solo de datos que dejas cuando haces clic en la web, lo que dices o adónde vas, sino los datos que dicen que pasa en el interior de tu cuerpo. Con esa información, una empresa o un gobierno puede fácilmente empezar a manipular y controlar a la gente”.

Tomando en cuenta estos temas éticos planteados, los entendidos en la materia aseguran que “el nuevo petróleo del siglo XXI son los datos, porque la información está dando lugar a una nueva economía, donde su rol es central”. En este cambiante escenario económico, las oportunidades de aprovechar toda esa vorágine de datos generará nuevos emprendimientos para los que sepan entender de este negocio.

Y aunque parezca que este futuro es lejano para nuestro país, en realidad la revolución tecnológica ya ha empezado y debemos estar conscientes de sus efectos positivos y negativos en nuestro ámbito económico, político y económico. Recientemente estuve reunido con emprendedores del naciente sector Fintech y en su modelo de negocio ya tienen contemplado el uso de los datos desde una perspectiva comercial a futuro.¡Bienvenida la era de los datos priorizando la justicia por sobre el beneficio económico!



Tags: siglo,este,negocio,Datos,

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa