Cochabamba, lunes 12 de noviembre de 2018
Mis circunstancias

Gracias a la vida...

| Periodista deportivo moisesrevollo@yahoo.es | 06 sep 2018 | Ed. Imp.

Cumplir años me provoca las mismas sensaciones que un año nuevo, con una recarga formidable de energía por la compañía y los buenos deseos de familiares y amigos, presentes en la cotidianidad o virtuales en las redes sociales.

En la transición que nos toca, de un siglo a otro, la conclusión fundamental es que el agradecimiento de todo ocupa un primer lugar, más allá de la omnipresencia de un ser supremo, corresponde a cada uno construir su camino, aprovechando o venciendo circunstancias, favorables o desfavorables, sabiendo que nada acontece por generación espontánea.

Por eso, desde mis circunstancias, agradezco por la vida que me toca. Me considero afortunado por la familia; porque mis hijos, que son motivo de mi mayor satisfacción, sean como son; por los amigos que ya son familia y por tener amistades valiosas, es un honor conocerlas y compartir vivencias, permanentes u ocasionales, siempre de gran significación.

Aprovecho este día emotivo para agradecer afectuosamente a los prestigiosos médicos cirujanos Yuri Gil Sabja y Bernardo Gil Oporto por su magnífica atención con el divertículo de Zenker, algo que me incomodaba por casi cuatro años. Este reconocimiento es extensivo a todos sus colaboradores y personal de salud, que en el quirófano demuestran toda su profesionalidad y calidad humana. Dios los bendiga.

Porque la vida es bella, sin renunciar al optimismo, en el plano general me preocupa, como a todos, la angustiante incertidumbre política, por la irreversible determinación del Presidente a prorrogarse en el Gobierno, por atender el pedido de su clientela, pisoteando un mandato democrático, lo que puede originar su descrédito en la historia de Bolivia.

Por otra parte, el desmoronamiento verde que provocará un voto castigo en próximas elecciones, debería servir de ejemplo para quienes buscan apoyo ciudadano, dejar el espíritu aventurero y materialista, para informarse y prepararse convenientemente, para el caso de que les toque administrar los intereses de la ciudad.

Ayer volvió a jugar Wilstermann en Sacaba, con menos público del que merece y necesita, como actual campeón y protagonista, mientras el estadio Sudamericano permanece cerrado sin que exista fecha oficial para su reapertura, causando perjuicios económicos.



Tags: vida...,Gracias

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa