Cochabamba, miércoles 26 de septiembre de 2018
OJO DE  VIDRIO

Las tareas nacionales

| Escritor, abogado y “Cronista de la Ciudad” ramonrochamonroy@gmail.com | 04 sep 2018 | Ed. Imp.

Ahora que se habla del tren bioceánico y del tren metropolitano, recordemos cómo se liquidó la Empresa Nacional de Ferrocarriles (ENFE) con el argumento de que “no generaba ingresos”, como si la importancia de un ferrocarril se midiera por la relación costo/beneficio y no por ser condición de producción ineludible en cualquier país.

Construir la nación era una tarea de la burguesía boliviana, pero ¿cómo si burguesía no hubo en nuestra larga historia republicana?

En cambio, en menos de 30 años, la burguesía de los Estados Unidos se empeñó en construir un ferrocarril de más de 3.000 kilómetros, de océano a océano, que pasó por territorios desconocidos, poblados por originarios, y antes de marchar al Lejano Oeste, desencadenó la guerra de secesión Norte/Sur para unir a su país y derrotar a los sureños esclavistas. De ese modo, el país capitalista más poderoso del mundo cumplió dos tareas nacionales: unificar el mercado interno y ocupar todo el territorio de la Unión. En el primer caso, la afluencia de productos del oeste al este del país inundó ciudades como Washington o Nueva York con productos como oro, plata, hierro, madera y carne, que eran transportados por ferrocarril; y en el segundo, a un costo enorme, logró unificar su territorio cuando el Far West estaba ¡al centro de los EEUU! Pero con el ferrocarril se extendió hasta California. Aun más: EEUU superó la crisis económica de 1873 y antes que concluyera el siglo 19 pudo recibir a 12 millones de inmigrantes que se volcaron sobre todo al oeste.

En cambio, en Bolivia la república heredó la estructura económica colonial centrada en la monoexportación de minerales alrededor de Potosí y otros centros mineros. Tanto no les interesaba ocupar dos tercios de tierras bajas, que hasta hoy no hay una carretera que una Cochabamba con el Beni, no obstante que sería de mutuo beneficio, pues los recursos naturales del Beni y del mercado interno a través de Cochabamba se volcarían a todo el país.

En rigor, en Bolivia, excolonia, la organización de la sociedad republicana era la misma que la organización de la colonia, porque se erigió sobre un Estado sin burguesía y, por tanto, sin construcción nacional. La colonia nos condenó a ser mucho tiempo un país monoexportador de minerales, al concentrar su organización en los centros mineros del occidente del país. Como la colonia, la república era una minoría gobernante sobre un 80 por ciento de la población originaria excluida del contrato social.



Tags: nacionales,tareas,Las

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa